Óscar Rodríguez. 21 marzo
Las entidades financieras brindarán prioridad en arreglos de pago y readecuaciones de créditos a los deudores más afectados por coronavirus. Para esto habilitaron sus plataformas digitales, por ejemplo el Banco Nacional tendrá el formulario “covid-19“. Foto: Óscar Rodríguez A.
Las entidades financieras brindarán prioridad en arreglos de pago y readecuaciones de créditos a los deudores más afectados por coronavirus. Para esto habilitaron sus plataformas digitales, por ejemplo el Banco Nacional tendrá el formulario “covid-19“. Foto: Óscar Rodríguez A.

El Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif) prepara una segunda inyección de medidas para facilitar a los deudores más afectados por el nuevo coronavirus, optar por una moratoria en el pago de sus préstamos, sin manchar sus historial crediticio.

Las modificaciones que están en análisis también incluyen relajar las reglas a las entidades financieras, por un periodo definido, para no crear provisiones en las operaciones de crédito que entren en impago excepcional.

Alberto Dent, presidente del Conassif, confirmó a La Nación que las nuevas medidas son parte de unas peticiones realizadas por la Asociación Bancaria Costarricense (ABC), durante una cita que tuvieron el pasado martes 17 de marzo.

Actualmente, la normativa crediticia permite a las entidades financieras hacer arreglos de pago a deudores con dificultades económicas pero solo del monto principal de la deuda, no de los intereses.

Con el cambio que está en análisis se permitiría a las instituciones hacer las readecuaciones sin que eso signifique una sanción para el cliente y la entidad financiera.

“Ahora lo que pretendemos es ver una facilidad para que la reestructuración crediticia permita plazos de no pago (de un crédito)”, explicó el jerarca.

“Hay que hacer cambios en la normativa porque los reglamentos, a la hora que valoran los riesgos (de los deudores), son en condiciones normales de que el cliente en periodo de gracia paga, por lo menos, intereses. En este caso, hablamos de ver la posibilidad de que sea un periodo de gracia completo”. Alberto Dent, presidente del Conassif.

El pasado lunes 16 de marzo, el Conassif aprobó, en firme, permitir una tercera readecuación de pago a los clientes que ya tuvieron dos arreglos; que las renegociaciones sean para cualquier operación sin importar el saldo y suspender, por un año, las provisiones contracíclicas (un monto de las utilidades que debían guardar mes a mes), a todas las entidades financieras.

Asimismo, el Gobierno dictó una directriz, el pasado lunes 16 de marzo, en la que instó a la banca pública a disminuir tasas de interés, extender plazos de los créditos, prorrogar el pago de cuotas y permitir abonos extraordinarios sin penalizaciones.

La Asociación Bancaria Costarricense (ABC) informó, este viernes 20 de marzo, de que todos los bancos del país, privados y públicos, acatarán la propuesta del Poder Ejecutivo.

Precisamente, para cumplir muchas de las iniciativas impulsadas por el Gobierno son necesarios los cambios que prepara el Conassif para la próxima semana.

Dent detalló que la discusión se efectuará el próximo lunes 23 y, de aprobarse, quedarán en firme para su aplicación de manera inmediata.

Cambios necesarios

Las modificaciones en marca implicarán reformas en varias normativas financieras; pero se concentrarán, principalmente, en el Reglamento para la Calificación de Deudores y el Reglamento para la determinación y el registro de estimaciones contracíclicas.

“Hay que hacer cambios en la normativa porque los reglamentos, a la hora que valoran los riesgos (de los deudores), son en condiciones normales de que el cliente, en periodo de gracia, paga por lo menos intereses. En este caso, hablamos de ver la posibilidad de que sea un periodo de gracia completo”, recalcó el Presidente del Consejo.

Dent recalcó que el objetivo es permitirle a los bancos hacer reestructuración de tres o cuatro meses, a los clientes más afectados por el covid-19, sin ningún problema.

“Todo es temporal. La aprobación sería en firme, sería a partir de ese momento, sin enviarlo a consulta. Y rige a partir de ese momento. Se tomaría a partir del lunes. Estemos claros, esta pandemia es una situación temporal. En el momento en que las condiciones dejen de existir, los cambios se echan para atrás”, recalcó el jerarca.

Douglas Soto, gerente del Banco de Costa Rica (BCR), recalcó que es necesario moderar las normativas que rigen los arreglos de pago para hacer los procesos.

“Requerimos la ampliación de plazos y la flexibilización, sobre todo, de las estimaciones. Por ejemplo, si hoy hago un arreglo y la garantía del crédito cubre el 100%, Conassif establece solo un 80% y me pide una provisión del 20%”, recalcó Soto.

“Requerimos la ampliación de plazos y la flexibilización, sobre todo, de las estimaciones. Por ejemplo, si hoy hago un arreglo y la garantía del crédito cubre el 100%, Conassif establece solo un 80% y me pide una provisión del 20%”. Douglas Soto, gerente del BCR.

El banquero también mencionó la necesidad de ampliar el periodo, para no hacer provisiones, para los periodos de gracia superiores a cuatro meses, pues actualmente la norma solo lo permite por un cuatrimestre.

Para agilizar los procesos de arreglo de pago, la mayoría de las entidades bancarias realizarán los trámites con sus clientes desde los canales digitales, con formularios especiales.

En el Banco Nacional, por ejemplo, crearon el formulario “covid-19”, en el cual el cliente que se vea afectado por la pandemia pueda tramitar una readecuación de su deuda.

Álvaro Saborío, presidente de la ABC, destacó que todas las medidas excepcionales se aplicarán con prioridad para clientes afectados por el coronavirus.

Saborío hizo un llamado a las empresas y personas, sin afectación a continuar el pago de sus obligaciones.