Óscar Rodríguez. 16 agosto
Por el Banco Nacional ingresó el 62% de las transferencias internacionales hechas a Juan Carlos Bolaños y sus empresas, según un peritaje policial del OIJ. Fotos: Mariandrea García.
Por el Banco Nacional ingresó el 62% de las transferencias internacionales hechas a Juan Carlos Bolaños y sus empresas, según un peritaje policial del OIJ. Fotos: Mariandrea García.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) le sigue la pista a $32 millones devueltos a las empresas del Grupo JCB, desde China, por el principal proveedor de cemento de Juan Carlos Bolaños.

Las transferencias de recursos de Sinobuilding Materials Hong Kong ocurrieron entre el 3 de febrero del 2016 y el 15 de junio del 2017, según el Informe No. 148-DEF-A-204-2018 del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), del pasado 30 de julio.

El peritaje efectuado por la Sección de Delitos Económicos y Financieros del OIJ, del cual tiene copia La Nación, reseña que los recursos ingresaron a 44 cuentas bancarias a nombre del empresario cementero y sus compañías.

En total hubo 53 transferencias internacionales –durante el periodo de estudio– precisamente en el momento del escándalo del cementazo y durante las comparecencias sobre el caso en la Asamblea Legislativa.

“De manera preliminar, esta Sección ha identificado –hasta el momento– $36,3 millones producto de transferencias internacionales que ingresaron a las cuentas del GIE (Grupo de Interés Económico) de Bolaños”, se detalla en la pesquisa del OIJ.

El informe concluye que el 88% de los recursos fue enviado por Sinobuilding Materials.

El objetivo de la investigación es establecer “el destino de dichos recursos económicos”. Sin embargo, debido a la gran cantidad de información se entregarán informes parciales al Ministerio Público.

Este primer documento hace un resumen de las transacciones recibidas por Bolaños y analiza cuál fue el uso del primer ingreso de $199.975. LEA ABAJO: Devolución de dinero al país comenzó un día después del primer giro del BCR

“En informes posteriores se analizará la trazabilidad bancaria que se suscitó de cada una de las 52 transacciones internacionales restantes”, se recalca en el documento firmado por Reynaldo Velásquez, jefe de la Sección de Delitos Económicos y Financieros del OIJ.

El peritaje policial se remitió a Paula Guido, fiscala adjunta, quien es la encargada de la pesquisa penal contra Bolaños y los miembros de la alta gerencia del Banco de Costa Rica (BCR) por los créditos revolutivos (el monto que se paga queda disponible para volverlo a utilizar) de $20 millones y ¢5.390 millones otorgados a Sinocem Costa Rica.

Ruta del dinero

La investigación penal del Ministerio Público y el OIJ, bajo el expediente 16-000013-0033-TP, se inició como parte de la denuncia presentada por la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef), el 26 de setiembre del 2017, sobre supuestas irregularidades en las operaciones crediticias del BCR.

El peritaje del OIJ se centró en las transferencias internacionales enviadas al empresario para lo cual efectuó el levantamiento del secreto bancario de Bolaños y sus compañías Sinocem, JCB Constructora y Alquiler, JCB Distribuidora e Inversiones e Inmobiliaria del Grupo JCB.

Para hacer la reconstrucción, ambas entidades judiciales efectuaron el secuestro de los estados de cuenta bancarios en el BCR, Banco Nacional de Costa Rica (BNCR), Banco Cathay, Banco Davivienda, Banco Lafise, Banco Popular y Scotiabank.

Se incautaron los comprobantes de transferencias, cheques, transacciones internacionales y las bitácoras de BN Banking del BNCR.

El análisis del OIJ detalla que, en el plazo de 16 meses, el 62% de los $36,3 millones recibidos por el Grupo JCB ingresaron al Banco Nacional.

Esta entidad bancaria aceptó el ingreso de $4 millones sin información del remitente del dinero. El OIJ efectuó una ampliación de información a la entidad financiera para revelar el origen del dinero.

A Bolaños también le ingresaron $209.118 de una compañía mexicana especializada en aviación y $72.540 de dos distribuidoras de maquinaria de construcción.

La Dirección de Relaciones Institucionales del BNCR resaltó, mediante un correo electrónico, que la entidad cumplió con la debida diligencia de los recursos enviados desde el extranjero a las cuentas del Grupo JCB.

“Se debe indicar de manera enfática que toda transacción sea electrónica o física, requiere, sin excepción, identificar la persona física o jurídica que la realiza (...) no es posible finalizar el proceso de envío o recibo de transacciones internacionales sin identificar en el sistema correspondiente el nombre del remitente”, argumentó la entidad sobre los $4 millones señalados en el informe del OIJ.

Juan Carlos Corrales, gerente del banco estatal, reveló en una comparecencia en el Congreso, en octubre anterior, que había roto las relaciones comerciales con el Grupo JCB y se había enviado un informe de actividad sospechosa al Instituto Costarricense sobre Drogas (ICD).

José Miguel Villalobos, abogado de Juan Carlos Bolaños, enfatizó que cada recurso enviado desde China se pagó de manera directa al BCR por Sinocem u otra empresa del Grupo JCB.

“En algún momento se dijo que el dinero devuelto por Sinobuilding no entraba al Banco de Costa Rica sino que se lo dejaba Sinocem, eso es totalmente falso. Esa trazabilidad es falsa. Primero, si hubiera intención delictiva el dinero no se hubiera devuelto”, aseguró el jurista.

Villalobos recalcó que cuando el proveedor de Bolaños recibía dinero para la compra de cemento chino y no había producto, los recursos siempre se enviaron a Costa Rica.

“Cuando el dinero se devolvía a otra empresa diferente a Sinocem, la empresa devolvía el dinero y lo pagaba amortizando las operaciones (del BCR)”, afirmó.

Detrás del BNCR está Cathay, adonde ingresó el 15% del dinero devuelto desde China, seguido del BCR con el 12%, Davivienda con el 6% y Scotiabank con el 5%, según el OIJ.

Devolución de dinero al país comenzó un día después del primer giro del BCR

El Banco de Costa Rica (BCR) efectuó el primer pago para la compra del cemento, el 2 de febrero del 2016, a Sinobuilding Materials Hong Kong, proveedor de Juan Carlos Bolaños.

Un día después, la empresa asiática realizó la primera devolución de recursos al Grupo JCB por $199.975.

El dinero ingresó a cuentas de las compañías del empresario cementero en el Banco Scotiabank, así se detalla en el Informe No. 148-DEF-A-204-2018 del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), del pasado 30 de julio.

El documento, del cual tiene copia La Nación, hace una descripción de todas las transferencias recibidas por Bolaños y sus compañías entre el 3 de febrero del 2016 y el 15 de junio del 2017.

El dinero devuelto forma parte, según los primeros indicios del OIJ, de los préstamos revolutivos de $20 millones y ¢5.390 millones otorgados a Sinocem por parte del Banco de Costa Rica (BCR).

Un informe del OIJ concluyó que Juan Carlos Bolaños recibió, desde el extranjero, $199.975 dados por el BCR para comprar cemento chino; pero se usó para pagar a otros proveedores, créditos y gastos de operación. Foto: Rafael Pacheco
Un informe del OIJ concluyó que Juan Carlos Bolaños recibió, desde el extranjero, $199.975 dados por el BCR para comprar cemento chino; pero se usó para pagar a otros proveedores, créditos y gastos de operación. Foto: Rafael Pacheco

El peritaje policial confirma que la primera transacción de devolución de recursos fue ordenada por Sinobuilding e ingresó a la cuenta en dólares de JCB Constructora y Alquiler, una de las empresas de Bolaños.

“El contenido económico producto de la transacción internacional (...) la cual se acreditó a la cuenta de Scotiabank a nombre de JCB Constructora y Alquiler no se utilizó para comprar cemento”, confirmó el OIJ en su estudio.

La indagatoria confirma que el 67,5% del dinero –$135.000– se transfirió a un fabricante de maquinaria pesada en Estados Unidos.

Otros $21.000 también se enviaron a EE. UU. a una firma relacionada con equipo de manejo de materiales. La policía judicial cree que fue para pago de un préstamo.

El OIJ descubrió que $32.181 se enviaron a una cuenta de Bolaños en el Banco Nacional de Costa Rica (BNCR) para pagar dos préstamos, en la misma entidad bancaria, de las compañías JCB Constructora y Alquiler e Inversiones e Inmobiliaria del Grupo JCB.

El documento policial concluye que el resto de recursos se fusionó con otros ingresos a las cuentas de Bolaños y se usó en gastos de operación de sus distintas empresas.