Natasha Cambronero. 28 septiembre, 2017
El empresario Juan Carlos Bolaños, de Sinocem Costa Rica, llegó por sus propios medios a la Asamblea Legislativa, sin la intervención de la Fuerza Pública.
El empresario Juan Carlos Bolaños, de Sinocem Costa Rica, llegó por sus propios medios a la Asamblea Legislativa, sin la intervención de la Fuerza Pública.

El empresario Juan Carlos Bolaños tardó seis meses en devolverle al Banco de Costa Rica (BCR) $12,4 millones que esta entidad le giró a la compañía Sinocem Costa Rica, para importar cemento desde China, pero que no utilizó porque anuló las compras del producto.

Entre febrero y mayo del 2016, el BCR le entregó en dos tractos $19 millones a Sinocem para traer al país 180.000 toneladas de esa materia prima.

Sin embargo, de esa suma, la empresa solo gastó $6,6 millones para traer 61.340 toneladas de cemento y decidió cancelar a su proveedor en Hong Kong, Sinobuilding Materials, la compra de las otras 118.660 toneladas previstas por $12,4.

Según un informe de la Superintendencia de Entidades Financieras (Sugef), Sinocem hizo esas anulaciones de compra sin informar al Banco de manera inmediata y, por el contrario, tardó seis meses en reintegrar los recursos y sin detallar en qué los usó durante ese tiempo.

"A pesar de que recibió fondos por $12,4 millones para un total de 118.660 toneladas, canceló al proveedor las órdenes de compra y no reintegró los fondos inmediatamente, sino que que realiza los pagos del primer desembolso el 1°. de agosto del 2016 y lo correspondiente al segundo giro lo cancela en su totalidad hasta el 4 de noviembre del 2016, en ambos casos seis meses después del respectivo desembolso".

"La gestión efectuada por el deudor de no informar oportunamente la existencia de las anulaciones de órdenes de pedido en la producción de cemento, ni reintegrar los recursos al Banco de manera inmediata, representa un incumplimiento a las condiciones contractuales de los créditos pactados. A esa misma conclusión llega la Gerencia Corporativa Jurídica en informe del 3 de abril del 2017", señala el oficio SGF-2431-2017 del 7 de setiembre pasado.

Y agrega: "No queda claro qué uso le dio el deudor a esos recursos durante esos meses y por qué no se muestra en el expediente de crédito ningún seguimiento detallado sobre el particular".

Esos recurso girados forman parte del crédito de $20 millones que el Banco le otorgó a Sinocem, en noviembre del 2015, para comprar cemento chino y que se le depositaron a la compañía en siete tractos, a lo largo de diez meses del 2016, específicamente de febrero a noviembre de ese año.

A la firma de Juan Carlos Bolaños, el BCR también se aprobó otra línea de financiamiento por $10 millones para pagar los gastos de nacionalización de esa materia prima.

Ambos préstamos están bajo la mira de la Asamblea Legislativa, el Ministerio Público y la Sugef, con el objetivo de determinar si hubo algo anómalo en su otorgamiento.