Por: Marvin Barquero 17 junio, 2015

Ocho grupos empresariales pidieron, este martes, la destitución de los directores del Servicio Fitosanitario del Estado (SFE), Francisco Dall’Anese Álvarez, y del Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa), Bernardo Jáen.

Los gremios aducen que los funcionarios han tomado medidas sanitarias que bloquean el ingreso de importaciones a Costa Rica, sin contar con fundamento técnico.

Agregaron que las decisiones afectan al consumidor y a empresas por no contar con materia prima. Además, el país puede ser denunciado por sus socios comerciales.

La salida fue pedida por las cámaras de Exportadores e Importadores de Productos Perecederos, de la Industria Alimentaria, de Comercio de Costa Rica, de Industria y Comercio Costa Rica-México, Nacional de Turismo, de Comercio Exterior y Representantes de Casas Extranjeras, Costarricense de Restaurantes y la Asociación Consumidores de Costa Rica.

Lo hicieron durante una conferencia en la mañana.

Dall’Anese manifestó que esos gremios no saben lo que es sufrir porque se le cierra el mercado a un producto de Costa Rica en el exterior o porque ingresa una nueva enfermedad a territorio nacional.

Posteriormente y tras la salida de la sesión semanal del Consejo de Gobierno, el ministro de Agricultura y Ganadería (MAG), Luis Felipe Arauz, advirtió de que no despedirá a los funcionarios porque están realizando bien sus labores.

Las medidas cuestionadas afectan al aguacate, el pollo, el cerdo, el huevo deshidratado y la papa. El SFE y el Senasa indican que se tomaron para proteger la situación sanitaria del país, ante la amenaza de la llegada de plagas y enfermedades.

El Gobierno, en tanto, circuló ayer un comunicado en el cual afirma que respeta los acuerdos de comercio internacional, pero reafirma su intención de mantener la protección de la sanidad agropecuaria. Colaboró Natasha Cambronero