Marvin Barquero. Hace 6 días
El aumento de las exportaciones de carne de res a China se debe en mucho a la sustitución de proteínas en aquel mercado, donde bajó el consumo de cerdo en vista del ataque de la peste porcina. Foto: Cortesía del MAG
El aumento de las exportaciones de carne de res a China se debe en mucho a la sustitución de proteínas en aquel mercado, donde bajó el consumo de cerdo en vista del ataque de la peste porcina. Foto: Cortesía del MAG

El sector ganadero costarricense resaltó el fuerte crecimiento de las exportaciones de carne de res el año pasado, las cuales fueron impulsadas por las ventas a China, país que además fue el principal mercado para ese producto.

De acuerdo con los datos de la Promotora del Comercio Exterior (Procomer), los envíos de carne de bovino aumentaron 119%, respecto al 2018. Sin embargo, la emergencia por el coronavirus en el país asiático podría amenazar el resultado de las colocaciones, para este 2020.

Las exportaciones a China fueron de 6.301 toneladas en el 2018 y el año pasado cerraron en 14.014 toneladas. Un impacto parecido se presenta si los envíos se miden por valor o ingreso: en el 2018 las ventas de carne al gigante asiático generaron $22,3 millones, cifra que se elevó hasta $56,7 millones en el 2019.

Después de ese notable aumento y según el volumen (toneladas) colocado, China pasó de representar un 38% del total de exportaciones de este producto a ser el 57%, si se compara el 2018 con el 2019.

Del lado del ingreso (dólares generados), el gigante asiático representó 34,3% en el 2018 y pasó tener una participación del 55,59% al año siguiente.

La influencia de China llevó a que las exportaciones totales de carne, a todos los mercados, también subieran de 16.770 toneladas en el 2018 a 24.479 toneladas el año pasado. En valor, los ingresos pasaron de $64,92 millones a $102,03 millones al comparar los dos últimos años, de acuerdo con las cifras de Procomer.

La creciente influencia de China es más notable si se compara el 2019 con años anteriores. En el 2014, Costa Rica envío al gigante asiático únicamente 1.802 toneladas de carne de res. El año pasado fueron 14.014 toneladas. El valor de las ventas pasó de $10,34 millones, en el 2014, a $56,72 millones, el año pasado.

De no ser por el fuerte crecimiento con China, las exportaciones costarricenses de ese producto habrían caído en los últimos tres años.

Otro sector que espera seguir los pasos de los ganaderos son los porcicultores. Precisamente este miércoles, se anunció la primera exportación de cerdo congelado costarricense, a China.

Oportunidades y preocupaciones

Diego Obando, director ejecutivo de la Corporación de Fomento Ganadero (Corfoga), recordó que la vigencia el protocolo sanitario para vender carne a China, en primer término, y luego la certificación de plantas industriales, terminaron de empujar las exportaciones a ese país.

En el 2011, las dos naciones firmaron el protocolo para carne de res, un requisito exigido por China para abrir su mercado. En el 2012 se presenta el aval de China para que las dos primeras industrias envíen producto a ese país. Actualmente, son cuatro empresa las autorizadas: las plantas industrializadoras de El Arreo, Gico y Montecillos, así como la comercializadora Visión Comercial.

Actualmente, está en trámites para obtener la certificación la planta industrial de Cinco Estrellas, confirmó el director del Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa), Bernardo Jaén.

Las autoridades sanitarias de China deben inspeccionar las plantas antes de certificarlas. En algunas casos se piden ajustes antes de dar el resultado definitivo.

Aparte de la apertura del mercado, el gran incremento de ventas de los dos últimos años tiene dos factores relevantes, explicó Obando. El primero de ellos es la reducción en la oferta interna china de carne de cerdo, muy afectada por la aparición de la peste porcina. Esto generó que población con buenos niveles de poder adquisitivo realizará una sustitución de proteína con el consumo de res.

El segundo aspecto, aunque menos fuerte, es un caída en las ventas costarricenses a Puerto Rico, que tradicionalmente era el segundo mercado para los ticos, detrás de Estados Unidos. Con el impacto de los huracanes, la demanda interna en la isla caribeña disminuyó.

Corfoga ya se reunió con los exportadores de carne de res y en el encuentro se determinó que la emergencia por el coronavirus ya está impactando en aspectos logísticos, como que hay menos gente para atender el trasiego de contenedores en los puertos, explicó Obando.

Empero, añadió, hasta ahora no ha afectado los volúmenes de ventas, aunque de mantenerse más tiempo podría afectarlos.

Jaén dijo que el futuro de las carnes en el mercado chino es muy promisorio. En el caso de la res, detalló, se exportan cortes especializados a segmentos específicos de mercado y la muy alta calidad del producto permite lograr una diferenciación.