Marvin Barquero. 3 enero, 2017
En la zona norte y en otras sitios del país, la cosecha de productos agrícolas depende de la mano de obra de miles de trabajadores nicaragüenses. La ley pretende normalizar su situación. | CARLOS HERNÁNDEZ/ARCHIVO
En la zona norte y en otras sitios del país, la cosecha de productos agrícolas depende de la mano de obra de miles de trabajadores nicaragüenses. La ley pretende normalizar su situación. | CARLOS HERNÁNDEZ/ARCHIVO

El Gobierno dará una nueva prórroga, esta vez de seis meses, para que los empresarios agrícolas puedan legalizar a sus trabajadores migrantes sin aplicar las sanciones de ley.

La extensión del plazo será vía de un decreto en trámite de publicación por parte de la Dirección General de Migración y Extranjería, confirmó Carmen Muñoz, viceministra de Gobernación. Migración es una dependencia de ese ministerio.

La funcionaria explicó que el decreto fue revisado y aprobado por los ministerios a los que atañe (Gobernación; Trabajo y el de Agricultura y Ganadería) y se mandó a Migración, que gestiona su publicación en La Gaceta.

Se trata una nueva prórroga, de varias concedidas antes de aplicar las multas establecidas desde marzo del 2010, cuando se publicó la nueva Ley General de Migración.

La última venció en diciembre del 2015 y fue un plazo de 16 meses para que los empresarios tramitaran las legalizaciones. Los sectores agrícolas exportadores gestionaron una prórroga, pero se pasó todo el 2016 sin que se diera la publicación del decreto que ahora estaría cerca de salir.

En la ley se establecieron multas que van desde dos salarios base hasta 12 salarios base para patronos que mantengan empleados migrantes sin legalizar su situación. Se incluyen trabajadores de servicio doméstico, construcción, seguridad y actividades agropecuarias, entre otras.

Esas sanciones están ahora entre ¢848.400 y ¢5,09 millones.

A revisión. La viceministra Muñoz y la presidenta de la Cámara de Exportadores de Costa Rica, Laura Bonilla, coincidieron en que una ley que no se puede aplicar luego de varios años es sujeta de revisión y adecuación.

Para Muñoz, las prórrogas se han dado ante las dificultades encontradas por los patronos en los trámites y ante la relevancia que tiene la mano de obra extranjera en la recolección de las siembras.

En ese sentido y para esta temporada de cosechas (café, melón, caña de azúcar, naranja, piña, sandía y otros), muchas empresas agrícolas pidieron aplicar un convenio vigente con Nicaragua que permite el ingreso de mano de obra migrante temporal.

Las empresas o sectores hacen la solicitud al Ministerio de Trabajo que, a su vez, envía una recomendación a Migración.

Para la temporada 2016-2017 se recomendó permitir la entrada de 12.934 trabajadores. Las zonas con mayor demanda son Guanacaste, con 4.294 solicitudes (para melón, sandía, caña, naranja y forestales) y Puntarenas con 4.143, donde incluye la zona cafetalera de Coto Brus y muchas plantaciones de sandía y melón de Lepanto, Esparza y Garabito.

Ambas superan a Alajuela (3.123), donde hay necesidades de manos para la zona norte.