Salud

Tasa de contagio de covid-19 en Costa Rica vuelve a subir: 100 personas infectarían a 116

Especialistas habían advertido que baja registrada la semana anterior podría ser ‘un espejismo’; todas las provincias registran niveles superiores a los ideales

La tasa de contagio de covid-19 en Costa Rica registró una nueva alza. El último análisis de la Universidad Hispanoamericana (UH), dado a conocer este viernes, mostró un aumento de 0,99 a 1,16.

Los analistas advirtieron de que el número reflejado la semana anterior podía ser un espejismo y que este volvería a subir, como efectivamente ocurrió en esta medición.

La tasa de contagio, tasa R o número básico de reproducción, es un indicador que refleja a cuántas personas sanas, en promedio, infectaría un portador del virus SARS-CoV-2, causante de la covid-19.

Una tasa de 0,99 como la vista hace una semana indica que un grupo de 100 personas con el virus infectarían a 99, por su parte, una de 1,16, como la vista hoy, implica que esas 100 personas infectarían a 116.

Sí, este es un número más grande que el de los últimos siete días. Y, aunque una diferencia de 17 personas no pueda considerarse muy alta, debemos tomar en cuenta que son varios los grupos de 100 portadores que podrían transmitir el virus.

Con estos números, los encargados del análisis no se atreven a generar proyecciones certeras sobre lo que puede pasar en las próximas semanas.

“Estamos prácticamente a ciegas ante lo que puede sobrevenir. Los expertos no se atreven a predecir cuándo se alcanzará el pico de la ola actual y, más bien, nos hablan de diversos escenarios, que van desde los más catastróficos hasta los más benignos.

“A usted le toca escoger cuál escenario se ajusta más a sus creencias y estimaciones”, advirtió el médico y epidemiólogo Ronald Evans, coordinador del análisis.

Leer la tasa de contagio

La tasa R es un valor promedio porque hay personas que, al tomar los cuidados necesarios, no infectarían a más, mientras que otras, por desconocimiento y por las actividades que realizan podrían infectar a varias.

Debemos tomar en cuenta que este virus puede transmitirse antes de que los individuos presenten síntomas, y eso facilita su diseminación.

Si se toma en cuenta el tiempo de incubación del virus, las infecciones que sirvieron para calcular este indicador se dieron unos seis días antes.

Este indicador es muy volátil y puede cambiar en pocos días, pues depende de las interacciones y dinámicas humanas. Sin embargo, sí es un valor importante al analizar el comportamiento de una enfermedad infecciosa.

Un detalle que debe tomarse en cuenta: R no habla de cuán agresiva o letal es una enfermedad, ya que mide la velocidad a la que este virus se transmite, pero esto sí tendrá impacto sobre el número futuro de casos.

Entre más contagios se den, pueden aumentar las hospitalizaciones y las muertes.

Otro punto importante: la acción de una tasa de contagio también depende de la cantidad de casos activos que puedan propagar el virus.

Una tasa de contagio de 1,16 como la que vemos hoy, en un lugar con muchos casos activos puede dar origen a más casos que una tasa de 1,5 en un lugar con muy pocos casos.

O, por el contrario, una tasa de 0,5 en un lugar con muchos casos, puede dar origen a más infecciones que la de 1,16 en un lugar con pocas personas que puedan transmitir la enfermedad.

Provincia por provincia

Como R es un valor que depende de las dinámicas humanas, no es igual en todo el país. Cada provincia lleva su propio ritmo.

Todas las provincias tienen un indicador superior a 1. Guanacaste tiene la cifra mayor, con 1,35. En esta región chorotega, 100 portadores del virus lo transmitirían a 135.

Le sigue Puntarenas, con 1,24 y San José, con 1,20.

Limón tiene 1,12; Cartago 1,11 y Heredia 1,1.

Finalmente, Alajuela es la provincia con este valor más bajo: 1,09. Aquí, 100 personas con el virus se lo trasladaría a 109. Esta cifra de todas formas representa un número mayor al actual.

En los cantones

El análisis por cantones se enfoca en ver el riesgo en la cantidad de casos de covid-19, según la población de cada uno.

Lo anterior también se hace porque el cálculo de la tasa de contagio no es factible en lugares con menos de 25.000 habitantes, situación que se da en varios territorios del país.

Se considera categoría de alto riesgo cuando hay más de 250 casos por millón de habitantes, por lo que más personas podrían contagiar.

Esta vez hay 62 cantones en este grupo, es decir, tres de cada cuatro. Es el número más grande desde que se realiza el análisis. El número máximo anterior se reportó hace una semana, con 57.

Por otro lado, solo hay dos cantones en donde sucede todo lo contrario y su tasa de casos es inferior a los 100 por millón de habitantes.

Estos son Tarrazú y Turrubares, ambos de la provincia de San José y con tasas muy cercanas a 0.

Número de casos al alza

La tasa R no se refleja directamente en el número de casos, porque la velocidad toma tiempo. Por ello es que los casos de la última semana sí registraron un aumento.

Según el informe, el promedio de casos diarios esta última semana fue de 2.544, el más alto de la pandemia hasta el momento. Esto es un incremento del 19,8% con respecto a la semana anterior que era de 2.044.

La tasa de incidencia a nivel nacional fue de 496,3 casos por cada millón de habitantes. Este valor también es el más alto que Costa Rica ha presentado desde marzo de 2020.

Para dar una idea, un número mayor a 250 ya es considerado “de riesgo muy alto” según el análisis.

Por tercera semana consecutiva, hay tres provincias con una tasa superior al promedio nacional. Las cifras más altas se presentaron en Heredia (631,1), Cartago (552,4) y San José (514,6).

Irene Rodríguez

Irene Rodríguez

Periodista en la sección El País. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit 2013-2014, el premio Health Systems Global 2018 y la mención honorífica al Premio Nacional de Periodismo de Ciencia, Tecnología e Innovación 2017-2018.