Irene Rodríguez. 29 julio
Aunque el Ministerio de Salud asegura que facultó a los funcionarios de la Caja Costarricense de Seguro Social para entregar órdenes sanitarias, la CCSS indica que esto les es jurídicamente imposible. Fotografía: Rafael Pacheco
Aunque el Ministerio de Salud asegura que facultó a los funcionarios de la Caja Costarricense de Seguro Social para entregar órdenes sanitarias, la CCSS indica que esto les es jurídicamente imposible. Fotografía: Rafael Pacheco

En las últimas semanas, los nuevos casos de covid-19 en Costa Rica se cuentan hasta por 600 o 700.

Las cifras; sin embargo, no son comparables entre los recuperados; el día que más se han reportado fue el pasado sábado, con 135. Para el día siguiente hubo 88 y luego 96.

Dos semanas atrás, en cambio, la cantidad de casos que se veían se contaban en más de 300.

Estos números bajos de personas recuperadas tienen una explicación, de acuerdo con Daniel Salas, ministro de Salud: la cantidad de trabajo ha provocado rezagos.

Así, muchas personas han superado los 14 días desde el diagnóstico de la enfermedad, pero aún no están incluidas en la estadística oficial.

“Sí, hay un atraso para notificar recuperados, no en todos los lugares; muchos sí van al día. Es en ciertas áreas de salud, todavía hay muchas que aún pueden dar notificación oportuna.

“La mayoría de los atrasos se ven en el área metropolitana, que es donde se ve el 70% de los casos y por eso el atraso es mayor”, especificó Salas este lunes 27 de julio en conferencia de prensa.

“Debido al exceso de trabajo se ha tardado un poco más en gestionar esas recuperaciones”, señaló la oficina de prensa del Ministerio de Salud ante consulta de La Nación.

También los atrasos se dan en la notificación de órdenes sanitarias que obligan el aislamiento tanto para personas infectadas como para sus contactos.

Por esta razón, el propio jerarca ha solicitado que las personas se aíslen aun y cuando no se haya recibido el documento.

El jerarca dijo que hay unas 3.500 órdenes sanitarias que no han podido entregarse por el exceso de trabajo; esto representa cerca del 20% de los casos. Por ello, hay personas cerca de llegar a los 14 días de aislamiento y no han recibido el documento.

¿Cuándo se declara a alguien como recuperado?

Desde el pasado 12 de junio, si una persona nunca requirió de hospitalización ni tiene problemas inmunitarios, y al día 14 después de su diagnóstico ya no presenta síntomas, será declarada como recuperada.

Si la persona aún presenta síntomas, debe esperar tres días y si desaparecieron en ese momento, se le dará de alta.

En el caso de las personas asintomáticas se requiere aún menos tiempo; diez días después de su diagnóstico ya podrán considerarse recuperadas de la enfermedad y que no representan un riesgo de infección para otras personas.

Todas estas personas son las que podrían ser declaradas recuperadas al cumplirse este plazo; no obstante, el exceso de trabajo retrasa los registros.

Por ejemplo, el pasado 27 de julio podría haberse reflejado el dato de cómo evolucionaron los 440 nuevos casos que se reportaron el 13 de julio (14 días antes). Sin embargo, solo se registraron 88 recuperados.

De igual forma, el 28 julio debió mostrar la evolución de las 446 nuevos enfermos que fueron consignados el 14 de julio, pero la cifra de pacientes registrados ese día como libres de la enfermedad fue de 96.

Sí hay situaciones especiales que deben tomarse en cuenta: hay un segundo grupo de personas para los que la declaratoria de recuperación es distinta.

Quienes están o estuvieron hospitalizados, deberán ser sometidos a dos pruebas diagnósticas de PCR, con 24 horas de diferencia cada una, y dar negativas en ambas para considerarlos recuperados.

Debido a estos pacientes específicos, los recuentos diarios de recuperados nunca coincidirán con las cifras de casos nuevos reportados 14 días antes.

Empero, estos hospitalizados solo representan entre el 9% y 10% de las personas contagiadas, por lo que los números de recuperados deberían ser mucho mayores.