Salud

Proyección estima que Costa Rica debería vacunar a 275.000 personas por semana para ganarle pulso a variante delta

Tasa de contagio haría que 100 personas infecten a 60, con lo que, según el Centro Centroamericano de Población, ya podrían levantarse las restricciones

La clínica Ricardo Jiménez Núñez vacunará contra la covid-19, este domingo, a los usuarios que pertenecen al área de salud Goicoechea 2 en seis vacunatorios en el Walmart de Guadalupe.

¿Cómo influye en la dinámica de la covid-19 la acción de la variante delta y el avance de la campaña de vacunación? De acuerdo con un análisis del Centro Centroamericano de Población de la Universidad de Costa Rica (CCP-UCR) será suficiente aplicar 275.000 dosis semanales para contrarrestar el impulso de la variante —aunque no detenerla— y bajar la velocidad de transmisión.

Si esto sucediera, la tasa de contagio del virus que, actualmente está en 1,1, es decir, que 100 portadores del virus infectan a 110, podría pasar a 0,6; momento en que esos 100 portadores infecten a 60 y con ello, la situación de la enfermedad pueda atenderse más fácilmente, según el CCP-UCR.

Un análisis similar, realizado por la Universidad Hispanoamericana, señala que este indicador se ubica en 1,03.

El informe del Centro Centroamericano de Población indica que la dinámica del virus está regida principalmente por tres fuerzas: una positiva y dos negativas. La positiva es la vacunación y las negativas son la variante delta —hasta el doble más transmisible que las variantes “tradicionales” del virus—, y el relajamiento de medidas, ya sea porque se levantan restricciones o porque las personas se descuidan.

Ritmo de inmunización es clave, pero dosis imprescindibles

Para que la vacunación logre luchar contra esas dos fuerzas negativas es vital que tenga buena velocidad.

Entre el 26 de julio y el 2 de agosto datos de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) indican que se administraron 230.383 vacunas. La semana anterior a esa, producto de la donación de 500.000 dosis del gobierno de Estados Unidos, se colocaron 381.100. La semana anterior a eso, fueron 206.004.

La velocidad de inmunización depende directamente de la cantidad de dosis disponibles. Las semanas que más se inoculó fue cuando se tuvo la donación. Sin embargo, posteriormente los ingresos del biológico han ido aumentando.

A esto habría que sumarle los 15.711 nacionales y residentes que acudieron al extranjero por su esquema (total o parcial).

“El país ya alcanzó el 50% de población inmunizada con al menos una dosis y a finales de agosto se superará el 70%, umbral que en otros países ha demostrado producir una cuasi-inmunidad colectiva que permite el levantamiento de algunas restricciones sanitarias”, cita el reporte.

Las fuerzas negativas

El CCP-UCR estima que la variante delta se diseminará en Costa Rica hasta alcanzar el 75% de los casos nuevos, a mediados de octubre (como lo ha proyectado la CCSS). Se asume también que esta nueva variante duplica la probabilidad de contagio.

El relajamiento de medidas entre los ciudadanos, según el informe, también se haría más patente después de esta campaña de vacunación.

“Es posible, sin embargo, que un imprevisto efecto secundario adverso de esta vacunación masiva de adultos jóvenes haya tenido lugar si muchas de las personas recién vacunadas se sintieron falsamente protegidas y abandonaron los protocolos y conductas anti-contagio”, advierte el documento.

“Este es un fenómeno observado en otros países como Uruguay, donde un paradójico aumento de los contagios ha ido de la mano con el avance rápido de la vacunación”, añade.

Los posibles escenarios

El análisis traza dos escenarios posibles, uno en el que sí se reciben las dosis suficientes y sí se tienen la capacidad de vacunar a 275.000 personas por semana, y otro en el que esto no es posible y, además, las otras dos “fuerzas negativas” arremeten con fuerza.

Escenario optimista. Tasa de contagio cae a 0,6 en dos meses. Se espera una reducción de infecciones hasta llegar a los 250 casos diarios reportados. Se tendrían menos de 200 hospitalizados, 100 de ellos en cuidados intensivos. Se reportarían unos dos fallecimientos diarios.

Escenario pesimista. Tasa de contagio en 1,1. Habría 1.800 casos diarios a finales de setiembre. Se vería el mismo número de hospitalizados, con 800 en cuidados intensivos. Se tendrían unas 17 muertes diarias.

Los especialistas piden a la población mantener sus medidas de protección como vacunarse con el esquema completo, el uso de mascarillas en sitios cerrados (y en los lugares abiertos donde no pueda guardarse distancia), una buena higiene de manos y el evitar lugares cerrados y poco ventilados.

Irene Rodríguez

Irene Rodríguez

Periodista en la sección El País. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit 2013-2014, el premio Health Systems Global 2018 y la mención honorífica al Premio Nacional de Periodismo de Ciencia, Tecnología e Innovación 2017-2018.