Irene Rodríguez. 8 agosto
Joseph Gutiérrez y Johan Jiménez exploraron la nueva Cajita Feliz la tarde de este jueves en el restaurante McDonald's de Tibás. Foto con permiso de sus encargados. Fotógrafo: Jorge Castillo
Joseph Gutiérrez y Johan Jiménez exploraron la nueva Cajita Feliz la tarde de este jueves en el restaurante McDonald's de Tibás. Foto con permiso de sus encargados. Fotógrafo: Jorge Castillo

Menos azúcar, menos grasa, menos sodio, menos calorías y más comida saludable para los menores. Esa es la nueva promesa de la “Cajita Feliz”.

A partir de este jueves, cada vez que un niño consuma el menú infantil del restaurante de comidas rápidas McDonald’s, estará ingiriendo un menú que se ajusta más a sus necesidades nutricionales y a las porciones que debe comer de acuerdo con su edad.

Así lo dio a conocer Arcos Dorados, quien opera la franquicia de este restaurante en Costa Rica.

“McDonald’s es consciente de que la familia cambia, de que se preocupan más por la alimentación de los hijos, por eso nosotros cambiamos y nos adaptamos a un menú creado para los niños de forma más saludable. Ninguna opción, ni para desayuno ni para el menú regular sobrepasa las 600 calorías y ahora tienen un balance mayor”, señaló Wendy Madriz, supervisora de comunicaciones de Arcos Dorados.

La nutricionista Pamela Morice indicó que las porciones son de las partes más importantes a la hora de alimentar a un menor, pues sus necesidades distan mucho de las de un adulto, por ello, resalta el esfuerzo de que los menúes infantiles sean adecuados a lo que nutricionalmente se requiere a esas edades.

“Cuando hablamos de que, por ejemplo, la proteína no debería sobrepasar el tamaño de la palma de una mano, es de la palma de la mano de ellos, no de la nuestra. Debemos tomar en cuenta eso a la hora de alimentarlos con cualquier tipo de comida, dentro o fuera de casa”, puntualizó Morice.

¿Cuáles son los cambios?
Una de las opciones que podrán pedir los menores es una hamburguesa sin queso que contiene lechuga y tomate, para incentivar el consumo de vegetales. También, se adicionó un puré de manzana y un jugo de manzana para acompañar la bebida. Foto de Jorge Castillo
Una de las opciones que podrán pedir los menores es una hamburguesa sin queso que contiene lechuga y tomate, para incentivar el consumo de vegetales. También, se adicionó un puré de manzana y un jugo de manzana para acompañar la bebida. Foto de Jorge Castillo

El cambio más llamativo es en el postre: los menores tendrán ahora un puré de 100% de manzana, sin azúcar añadida y sin colorantes ni saborizantes artificiales.

Al beber, se les sugiere pedir agua o un jugo de manzana, también sin azúcar añadida, colorantes ni saborizantes artificiales.

En el menú del desayuno, se introduce una opción de un muffin de huevo y queso sin mantequilla.

“Las papitas ya son solo en el tamaño infantil, ya no se pueden cambiar por papas pequeñas como antes, la porción es la de papas que viene ahí, se puede negociar el adicionar otras papas infantiles y eliminar el puré de manzana, pero no se darán más papas pequeñas como parte de la oferta de la cajita", enfatizó Madriz.

Para el menú regular se incluyó la hamburguesa McFiesta junior, que tiene lechuga y tomate, para así incentivar el consumo de vegetales.

La opción de hamburguesa ya no es con queso (aunque se puede pedir adicional, pero no es lo nutricionalmente recomendable, según Morice, quien aconseja comerla sin esa porción de queso amarillo).

“Las personas podrán seguir decidiendo si quieren su Cajita Feliz con juguete o con un libro”, afirmó Madriz.

Valores nutricionales
Otra de las opciones que tienen los menores para escoger es una hamburguesa sencilla, sin queso, aunque este último pudiera puede pedirse por aparte, no figura dentro de las recomendaciones saludables del restaurante. Foto de Jorge Castillo
Otra de las opciones que tienen los menores para escoger es una hamburguesa sencilla, sin queso, aunque este último pudiera puede pedirse por aparte, no figura dentro de las recomendaciones saludables del restaurante. Foto de Jorge Castillo

De acuerdo con la empresa, estos cambios permiten ofrecer, en todas las posibilidades de menú, opciones con menos de 600 calorías nutricionales y con menos de 650 miligramos de sodio.

Además, es un menú en el que las grasas totales son menos del 30% de las calorías totales, en donde las grasas saturadas son menos del 10% de las calorías, y las calorías de azúcar añadido no superan el 10%.

Si se compara con la versión anterior, la que se ofrece a partir de este jueves, contempla 24,8% grasas totales menos, 17,8% grasas saturadas menos, 22,8% sodio menos. Sin embargo, el cambio más grande es en el azúcar añadida, con un 82,9% menos.

Morice advirtió que la alimentación de la población infantil debe vigilarse en todo momento, especialmente en un país donde uno de cada tres niños tiene sobrepeso u obesidad, según el último censo del Ministerio de Educación Pública (MEP).

“Esto debemos tomarlo en cuenta cada vez que comemos fuera de casa, pero, también, al cocinar. No podemos servirles las mismas cantidades que nos servimos nosotros, pero, también, debemos comer frutas y verduras para que ellos aprendan con el ejemplo y lo hagan. Igual de vital es mantenernos activos, el sedentarismo juega mucho en el sobrepeso de los menores”, concluyó la nutricionista.