Salud

Costa Rica usa dos medicamentos para tratar covid-19 ¿cómo funcionan?

Son dos fármacos específicos que se usan en hospitalizados, se analiza de forma constante la evidencia científica para aumentar las opciones

Los médicos costarricenses utilizan dos familias de fármacos específicos para tratar la covid-19 en pacientes que tienen complicaciones y están hospitalizados. En este momento, autoridades de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) no ofrecen opciones específicas para quienes tienen enfermedad de leve a moderada, en este caso se busca tratar los diferentes síntomas.

Marjorie Obando, directora de Farmacoepidemiología de la CCSS, señaló la mañana de este miércoles que estudios rigurosos han llevado a escoger estas dos familias y hay indicaciones específicas de cuándo utilizarlos, en qué pacientes sí, en cuáles no y las diferentes dosis. Estas personas pueden también requerir de otros medicamentos para atender otras complicaciones generadas por el virus.

¿Cuáles son estas familias de medicamentos usados en los hospitales ticos y cómo funcionan? Especialistas en Farmacoepidemiología de la CCSS explicaron en qué consisten y el proceso que lleva la institución para decidir cuáles son los tratamientos que se aplican.

“Actualmente contamos con dos familias de medicamentos principales que específicamente tratan covid-19. Esto incluye los corticosteroides, como la dexametasona, y la otra familia es el tocilizumab, que se utilizan en conjunto”, explicó Jeffrey Jacobo, de la misma dependencia de la CCSS.

El especialista aseguró que el país cuenta con el suministro suficiente de ambos fármacos.

Corticosteroides

Los corticosteroides son antiinflamatorios que, como su nombre lo indica, reducen la hinchazón e inflamación de diferentes tejidos. También reducen la actividad del sistema inmunitario, que defiende al organismo contra las enfermedades y las infecciones.

¿Por qué esto sería eficaz en covid-19? Porque trabaja sobre las dos mayores amenazas para los casos graves de la enfermedad: la inflamación y una respuesta exacerbada del sistema inmunitario.

La covid-19 es una enfermedad inflamatoria que ataca diferentes tejidos. En el caso de los pulmones, por ejemplo, a medida que el sistema inmunitario lucha contra el virus, los pulmones y las vías respiratorias se inflaman y esto provoca dificultades para respirar. Al dar corticosteroides, la inflamación se reduce y esto ayudaría a que el paciente respire mejor.

Además, en algunos casos severos y críticos, el sistema inmunitario de la persona actúa más de la cuenta y termina “volviéndose en contra”. En otras palabras, el cuerpo se ataca a sí mismo y los síntomas graves no son culpa del virus sino de la respuesta exagerada del sistema de defensas. Es decir, las defensas buscan atacar al virus que está en los pulmones y terminan dañando e inflamando también al tejido pulmonar. Entonces, los corticosteroides ayudarían a “dormir” la acción exacerbada de las defensas.

Jacobo aseveró que esta opción es el “caballo de batalla”, por así decirlo. Se determinó en un estudio que se llama Recovery, en el que se vio que sí bajaba el riesgo de muerte, de uso de cuidados intensivos y de número de días en el hospital. Además, tiene autorización de agencias reguladoras internacionales y de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El corticosteroide más popular, y también el más utilizado en Costa Rica, es la dexametasona, aunque además en nuestro país se usan otros como la metilprednisolona o la hidrocortisona. Los primeros resultados preliminares que apoyan la dexametasona para hospitalizados por covid-19 datan de junio de 2020.

Tocilizumab

También es un antiinflamatorio cuyo uso original es para el tratamiento de la artritis. Es un tratamiento con anticuerpos que se administra en forma de inyección por vía intravenosa y reduce una proteína llamada interleucina-6 que causa inflamación y a menudo se encuentra en exceso en los pacientes con la enfermedad.

“En algún momento dio resultados positivos, luego se vio que no daba buenos resultados y estudios posteriores vieron que en solitario no daba resultados, pero la combinación con corticosteroides sí. Hay beneficios en esa terapia conjunta. Hay 26 ensayos clínicos que apoyan su utilización”, señaló Jacobo.

Esta combinación se da principalmente en quienes requieren el uso de oxígeno suplementario o de ventilación mecánica u oxigenación por membrana extracorpórea (ECMO, por sus siglas en inglés).

¿Y cómo se tratan los casos ambulatorios?

Obando indicó que de momento no hay evidencia científica contundente para apoyar el uso, por ejemplo, de píldoras que buscan tratar los síntomas iniciales en pacientes con una enfermedad leve que permanezcan en su casa. Las más conocidas son píldoras antivirales, como el molnupiravir y el paxlovid, que han mostrado diferentes niveles de éxito en ensayos clínicos e incluso cuentan con autorizaciones de uso de emergencia en otros países.

La evolución está cambiando y cada vez los estudios apuntan más a este tipo de pacientes, por lo que es posible que en un tiempo la CCSS sí cuente con medicamentos específicos para recetar a quienes tienen síntomas leves de covid-19.

Irene Rodríguez

Irene Rodríguez

Periodista en la sección El País. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit 2013-2014, el premio Health Systems Global 2018 y la mención honorífica al Premio Nacional de Periodismo de Ciencia, Tecnología e Innovación 2017-2018.

Ángela Ávalos

Ángela Ávalos

Periodista de Salud. Máster en Periodismo de la Universidad Complutense de Madrid, España. Especializada en temas de salud.