Medio Ambiente

Estereofón es el mayor contaminante de mar y arena en Jacó

Estudio de la Universidad de Costa Rica buscó las partículas que contaminan, más comunes en esta playa: el 68% eran de este material

El Centro de Investigación en Ciencias del Mar y Limnología (Cimar) de la Universidad de Costa Rica (UCR) se dio a la tarea de buscar microplásticos en las diferentes playas de Costa Rica.

La respuesta –al menos para Jacó, donde se producen los primeros resultados– es que el estereofón es el rey; un 68% de lo encontrado corresponde a este material.

Los microplásticos (incluido el estereofón) son materiales, hechos de diferentes sustancias plásticas con distintas densidades, composiciones químicas y formas que tienen menos de cinco milímetros de largo. Hay dos tipos de microplásticos: los primarios y los secundarios.

Los primeros son esas partículas muy pequeñas que por sí mismas forman parte de algunos productos, como tapas de pasta dental o cosméticos u otros productos de aseo personal. Por su parte, los secundarios se desprenden de plásticos más grandes que se degradan por la acción del mar.

¿Por qué hay tanto estereofón? Juan Guillermo Sagot, investigador del Cimar detalló que como las partículas de estereofón son tan livianas y volátiles, es fácil que estas lleguen a las playas por el aire.

El que el este producto sea tan preponderante preocupa, dado su impacto ambiental.

El estereofón es un tipo de plástico o polímero formado a partir del estireno, un derivado del petróleo. Su composición ha sido descrita como una de las más perjudiciales para el medio ambiente, ya que dura cerca de 500 años en descomponerse y es tóxico para algunos animales.

Por estas razones desde julio pasado en Costa Rica se prohíbe por ley la importación, comercialización y entrega de envases y recipientes de este material. No obstante, la ley da un período transitorio de dos años al comercio para acomodarse a los materiales que utilizará, por lo que aún se utilizan en suelo nacional.

Adiós al estereofón

Conocido como poliestireno expandido (EPS, por sus siglas en inglés), es un tipo de plástico o polímero formado a partir del estireno, un derivado del petróleo.

FUENTE: JULIÁN ROJAS VARGAS, ACADÉMICO INVESTIGADOR DE LA UNA.    || J.C. / LA NACIÓN.

El estudio

El estudio en mención es parte de una investigación mayor que se realiza en 14 países latinoamericanos, con financiamiento de la Organización Internacional de Energía Atómica (OIEA) y fondos nacionales de la Vicerrectoría de Investigación de la UCR. El objetivo es buscar microplásticos en las fuentes de agua y arena de las playas nacionales.

Hasta el momento se han obtenido muestras de microplásticos en arenas de cinco playas del Caribe y seis del Pacífico. De momento, ya se han identificado estos productos en Jacó, Esterillos, Puntarenas y Punta Morales (en el Pacífico), y en Manzanillo, Cocles, Puerto Viejo, Cieneguita, Playa Bonita y Westfalia (en el Caribe).

En Jacó se localizaron 67 microplásticos en 100 metros de arena, lo que corresponde a 54 por metro cuadrado y 21 por kilogramo. Por su parte, en Cieneguita se identificaron 120 microplásticos en 100 metros de arena, 96 por metro cuadrado y 52 por kilogramo.

Una vez que se tienen las muestras, los científicos determinan el tipo de plástico, la cantidad de microplásticos encontrada por metro cuadrado de arena seca y la abundancia según los colores.

El color es más importante de lo que podría imaginarse, ya que los colorantes sirven para diferenciar los tipos de materias usadas durante el proceso de fabricación del plástico.

Otros datos

FUENTE: OMS. DISEÑO/LA NACIÓN.

En nuestro país no hay publicaciones de estudios en microplásticos de agua de consumo humano, pero sí existen esfuerzos para medir estas partículas en fuentes de agua.

En el 2015, un estudio de la organización Conservación Internacional evidenció que en 12 playas nacionales hay microplásticos que se confunden con granos de arena.

En febrero pasado, esta misma investigación del Cimar señaló que existen microplásticos en peces que los costarricenses consumen, como la sardina gallera.

Impacto en salud humana

En agosto pasado, la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó, por primera vez, un informe acerca de si los microplásticos afectan de alguna forma nuestra salud. Para llegar a estas conclusiones y hacer recomendaciones, los especialistas de este ente internacional analizaron 52 estudios sobre microplásticos en aguas.

“Sabemos que estamos ingiriendo los microplásticos, pero no en tanta cantidad como una vez imaginamos. El riesgo para nuestra salud es bajo, según los informes que hemos revisado, no es lo suficiente como para afectarnos”, recalcó Bruce Gordon, coordinador de Agua, Saneamiento e Higiene del Departamento de Salud Pública Ambiente y Determinantes Sociales de la OMS, durante la conferencia de prensa para presentar el análisis.

Y añadió: “con lo que sabemos podemos asegurarles a los consumidores que el riesgo al tomar agua es bajo. Hay otras formas de contaminación que causan daños reales a la salud y por eso es que debe potabilizarse el agua. De momento, los microplásticos no son una de ellas”.

El tamaño de las partículas, la baja concentración de estas, los tratamientos de potabilización y hasta el que muchas bacterias mueran en contacto con el agua son algunas de las posibilidades.

FUENTE: OMS. DISEÑO/LA NACIÓN.

No obstante, los investigadores son enfáticos en que, independientemente de que no sea un riesgo para nosotros sí lo son para los ecosistemas y para muchos animales, por lo que de todas formas debemos ser muy conscientes del uso que le demos al plástico.

“La contaminación por plástico es un riesgo real para el ambiente. De todas formas debemos limitar al máximo los plásticos de un solo uso, reutilizar todo lo posible los implementos de plástico que ya tenemos y reciclar. Los daños que causa el plástico al medio ambiente son reales”, destacó de France al presentar el estudio.

A esto también se le une que deben realizar investigaciones para determinar otros posibles riesgos para la salud humana a más largo plazo, pues aún son pocos los años de estudio en el tema.

Irene Rodríguez

Irene Rodríguez

Periodista en la sección El País. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit 2013-2014, el premio Health Systems Global 2018 y la mención honorífica al Premio Nacional de Periodismo de Ciencia, Tecnología e Innovación 2017-2018.