Aplicaciones Científicas

Costa Rica envió 500 muestras a la Bóveda Mundial de Semillas

Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE) aportó muestras de 29 cultivos, entre ellos ayote, maíz, frijoles y tomate.

Entre Noruega y el Polo Norte, en el archipiélago de Svalbard se encuentra la Bóveda Global de Semillas, un sitio de almacenamiento a largo plazo que en febrero de este año alcanzó una década de existencia y al que Costa Rica envió recientemente poco más de 500 semillas del Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE).

¿Con qué objetivo? El de asegurar su material genético, teniendo un duplicado de las semillas en otro sitio para que, ante cualquier circunstancia que cause la pérdida de alguna de ellas sea posible solicitar el material de regreso, explicó la institución con sede en Turrialba.

En total el envío fue de 591 muestras de semillas de 29 diferentes cultivos, entre ellos ayote, maíz, frijoles y tomate.

La mencionada bóveda — que se encuentra en medio de una montaña y se le conoce también como Bóveda del fin del Mundo— fue construida para almacenar semillas de todas partes del mundo, con el fin de resistir el paso del tiempo y el desafío de los desastres naturales o aquellos que eventualmente puedan ser provocados por la humanidad.

The Seed Vault, como se le llama a la bóveda en inglés, representa la mayor colección de diversidad de cultivos del mundo.

Según el CATIE, las muestras enviadas son de importancia global, pues contienen “germoplasma criollo y único”, esto quiere decir que poseen información genética valiosa.

Esta es la quinta ocasión en que esa institución realiza envío de semillas a Svalbard.

Tras este nuevo envío alcanzan la cifra de 1.313 muestras de semillas, las cuales representan el 21% del total de accesiones ( muestras singularmente identificables de semillas que representan un cultivar, una línea de cría o una población y que se mantienen almacenadas para su conservación y uso) de las que el Catie conserva en su cámara fría del Banco de Germoplasma.

El especialistas en recursos fitogenéticos del CATIE, Willliam Solano explicó que el material posee características tales como: alto valor nutricional y tolerancia a enfermedades. Lo cual quiere decir que puede utilizarse “en procesos de mejoramiento genético para enfrentar los desafíos de la agricultura incrementados por el cambio climático”.

La Bóveda Global de Semillas cuenta con tres diferentes salas. Sin embargo, en la actualidad solo se usa una sala de ellas para almacenar las semillas, la habitación que está ubicada en el medio. Este tiene la capacidad de almacenar cuatro millones de variedades de cultivos, más de dos mil millones de semillas, informa el sitio oficial de la bóveda.

Monserrath Vargas L.

Monserrath Vargas L.

Redactora en la sección de Aldea Global de La Nación. Periodista graduada por la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre ciencia y tecnología.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.