Conflictos

Escritor Sergio Ramírez declara en investigación de opositora Cristiana Chamorro en Nicaragua

Ex vicepresidente fue convocado este martes por la Fiscalía para explicar sus posibles vínculos con la fundación que dirigió la precandidata presidencial

Managua. El escritor nicaragüense Sergio Ramírez, excolaborador del presidente Daniel Ortega, fue convocado este martes por la Fiscalía para explicar sus posibles vínculos con la fundación que dirigió la aspirante opositora a la Presidencia de Nicaragua, Cristiana Chamorro, señalada por lavado de dinero.

“A mí no me están investigando. He venido como testigo, nadie ha presentado cargos contra mí”, pero existe la posibilidad de que “me vuelvan a citar”, dijo Ramírez al salir del Ministerio Público, tres horas después de haber ingresado.

Ramírez fue vicepresidente durante los últimos cinco años de la Revolución Sandinista (1979-1990) al lado del actual mandatario Daniel Ortega pero, por discrepancias con el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), renunció en 1995.

Aunque evitó profundizar en el tema de la investigación, el autor de Castigo Divino (1988) respondió a periodistas que “está a la vista” que el caso contra Chamorro es un asunto político.

El novelista, de 78 años, que se presentó con su abogado, dijo que el interés de los fiscales era conocer la relación entre la Fundación Violeta Barrios de Chamorro (FVCH), y la que él dirige, que lleva el nombre de su madre Luisa Mercado, que promueve la cultura.

Cerca de 20 testigos entre periodistas, dueños de medios de comunicación y personal de la FVCH han desfilado por la Fiscalía y, según allegados al gobierno, la lista de personas que serán llamadas es amplia.

El gobierno señaló a Cristiana Chamorro y a otras dos personas por lavado de activos a través de la fundación que ella dirigió y que llevó el nombre de su madre, una organización dedicada a la promoción de la libertad de expresión.

El Ministerio Público solicitó este martes inhibir de cargos públicos a la opositora por encontrarse en un “proceso penal”.

La fundación que lideró, como muchas otras en Nicaragua, debió cerrar operaciones en febrero afectada por una ley aprobada por el Congreso oficialista, que exigía reportar sus ingresos de fuentes externas y declararse como agente extranjero.

Cristiana se perfila como una importante rival en las elecciones de noviembre ante una eventual postulación a un cuarto mandato consecutivo de Ortega, en el poder desde el 2007. Sin embargo, si el Poder Judicial le abre una causa, la ley le impide participar en los comicios.

La periodista, que no milita en ningún partido, tiene un 13,3% de respaldo ciudadano, según un sondeo en enero de la firma Cid Gallup. Ello la sitúa por encima de otros aspirantes opositores a la silla presidencial.

El también autor de Margarita, está linda la mar explicó que la relación entre ambas entidades es por el apoyo financiero que la FVCH ha dado a la plataforma cultural Centroamérica Cuenta, que él dirige y que reúne anualmente a escritores, narradores y poetas del mundo.

"Se trata de relaciones apegadas estrictamente a la letra de la leyes de Nicaragua e internacionales, llevadas a cabo con absoluta transparencia. Puedo dar fe", recalcó el escritor.

Ramírez, premio Alfaguara 1980 y Cervantes 2017, fue candidato a la presidencia en 1996 con el Movimiento de Renovación Sandinista (MRS) que él fundó pero, tras su fracaso, dejó la política y se volcó a la literatura.