Conflictos

Disidentes de la FARC anuncian que mermarán ataques para buscar un ‘alto el fuego’ en Colombia

En un video divulgado, el comandante rebelde dijo estar dispuesto a entablar ‘diálogos francos en búsqueda de salidas al conflicto social y armado’ de más de medio siglo en Colombia

Bogotá. El frente más poderoso de los guerrilleros que se marginó del acuerdo de paz con las antiguas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), anunció que mermará los ataques contra la fuerza pública para propiciar un alto el fuego bilateral en Colombia.

Un cabecilla de la facción disidente que no se desarmó en el 2017 y se autodenomina como el “Estado Mayor Central de las FARC-EP”, comunicó la decisión junto a 16 combatientes que aparecen con fusiles y vestidos de camuflado en un video publicado este viernes.

“Se ha ordenado a todas las unidades guerrilleras de las FACR-EP evitar al máximo enfrentamientos con la fuerza pública siempre y cuando no seamos atacados”, comunicó el hombre que no se identifica.

La medida es el punto de partida para “crear un clima propicio e iniciar con el gobierno nacional los acuerdos y mecanismos para un cese al fuego bilateral”, informó el guerrillero, quien aseguró que el video fue grabado el 22 de setiembre.

El diario El Tiempo, que cita a fuentes oficiales, y otros medios colombianos aseguraron que se trata de alias “Iván Mordisco”. El jefe disidente fue dado por muerto en una operación militar durante el Gobierno del expresidente Iván Duque, quien anunció su deceso en julio.

El sábado, el Gobierno de Gustavo Petro se reunió con miembros de ese grupo en el departamento de Caquetá (sur) para dar inicio a una fase exploratoria de diálogos de paz.

En el video divulgado este viernes, el comandante rebelde afirmó estar dispuesto a entablar “diálogos francos en búsqueda de salidas al conflicto social y armado” de más de medio siglo en Colombia. También dijo que espera “reciprocidad” de las fuerzas armadas. Ninguna autoridad oficial se ha pronunciado sobre el anuncio.

Los disidentes de las FARC hacen parte de la amalgama de grupos armados con los que el presidente Petro quiere dialogar para lograr su desarme en el marco de su política de “paz total”. Con unos 2.000 miembros, según el centro de estudios Indepaz, el Bloque Suroriental o “Estado Mayor Central” es el más grande de los grupos disidentes que operan en Colombia.

Opera principalmente en la selva amazónica y en la frontera con Venezuela lucrándose del narcotráfico y la minería ilegal. Otros frentes como la Segunda Marquetalia, liderada por el ex número dos de las FARC, Iván Márquez, también se acercaron al primer gobierno de izquierda.

El jueves, Petro comunicó también que las negociaciones con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) están prontas a iniciarse.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.