Fabrice Le Lous. 26 junio

Tras el temblor que sacudió sobre todo al sur de Costa Rica este martes 25 de junio, pero que se sintió en más de la mitad del país, las autoridades publicaron distintas mediciones de la magnitud sísmica del siniestro... Y en Costa Rica las redes sociales “perdieron la razón”. En Cartago, de hecho, el sismo se vivió como un d******e total.

El Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica (Ovsicori) de la UNA tuiteó a los minutos del sismo que la magnitud en escala Richter era de 6.3, y al segundo la Red Sismológica Nacional (RSN) de la UCR publicó por la misma vía que la magnitud era de 7.1 (la RSN precisó que se trataba de un reporte preliminar).

No pasaron ni cinco minutos y apareció el meme de la noche; un pantallazo con el texto: “El sismo fue de 6,3; parece que ya le están cargando el IVA y por eso lo reportan en 7.1”.

La broma es buena porque el impuesto al valor agregado (IVA) y su revolución al sistema tributario de Costa Rica están a unos días de entrar en vigor, y porque justamente si le subimos un 13% de IVA al sismo de 6.3, la medición queda en 7.1. *insert emoji nerd*

¿Qué? ¿No sabés nada sobre el IVA? Tranqui, leé esto: Todo lo que tenés que saber sobre el IVA (en 5 minutos)

Para rematar, la magnitud definitiva del sismo que se calculó en Costa Rica terminó siendo diferente: sismo de 6.7 con epicentro 11 km al este del panameño Puerto Armuelles, cercano a la frontera con el país. Pero el Servicio Geológico de los Estados Unidos más bien registró que el sismo fue de magnitud 6.2, 5 km al sureste de Aserrio de Gariche… ¿Y entonces?

Imagen del terremoto de Cinchona. Foto: Mario Rojas /La Nación, 9 enero 2009.
Imagen del terremoto de Cinchona. Foto: Mario Rojas /La Nación, 9 enero 2009.
¿Por qué hay diferencias en las mediciones?

El tema no es nuevo. Cuando ocurrió el terremoto de Cinchona nos preguntamos lo mismo. Y podemos hacernos la pregunta prácticamente con cada movimiento telúrico. En 2009, expertos del Ovsicori y de la RSN decían que las variaciones se debían a veces a “errores humanos y fallas en equipos”.

Pero según esta información de la RSN, hay al menos tres explicaciones:

1) El mismo temblor tiene diferentes localizaciones debido a que proviene de distintas redes sísmicas

Determinar la localización de un sismo es común, pero no es sencillo. Menos aún cuando se trata de la profundidad. Aquí intervienen:

--El número de estaciones sismológicas disponibles

--Su distribución espacial en relación con el sismo

--El grado de conocimiento que se tiene de la geología en profundidad

--La distancia de la estación más próxima al sismo

--La calidad de la señal de las estaciones

--La habilidad del sismólogo para interpretarla

--El método utilizado

Todo esto varía entre las diferentes redes sismológicas y eso explica que los datos que estas publican en tiempo real difieran.

La RSN muestra esta imagen como referencia, de un temblor de 2013 también ubicado en la zona fronteriza entre Costa Rica y Panamá. Las localizaciones y mediciones cambian según la red sismológica que da la información.

Imagen: Red Sismológica Nacional
Imagen: Red Sismológica Nacional
2) El mismo temblor parece tener diferentes localizaciones debido a que se han utilizado distintos puntos de referencia geográfica

Esto es simple. Veamos este ejemplo:

Ocurre un fuerte sismo en el pueblo Comala, cercano a las ciudades de Macondo y Plataforma 9 y 3/4.

La red sismológica #1 publica: “Ocurrió un sismo de magnitud 7.0 en el pueblo de Comala, ubicado 13 km al noroeste de la ciudad de Macondo.

La red sismológica #2 publica: “Ocurrió un sismo de magnitud 6.9 en el pueblo de Comala, ubicado 17 km al sureste de la ciudad Plataforma 9 y 3/4”.

Ambas localizaciones son correctas, pero los puntos de referencia cambian. Esto puede pasar muy a menudo en la vida real, y es por esto que las descripciones de localización varían según las redes sismológicas.

La RSN lo ilustra con esta imagen:

Imagen: Red Sismológica Nacional
Imagen: Red Sismológica Nacional
3) El mismo temblor tiene diferentes localizaciones debido a que se han realizado revisiones posteriores en la localización inicial

Si te fijás en la evolución de los tuits de la RSN y de Ovsicori, verás cómo fueron corrigiendo su propia información conforme sus expertos revisaban los datos. De hecho, varios minutos después del primer sacudón, los tuits precisaban que la info era de revisiones a sus sistemas. Y ambas redes concordaron en que la magnitud del siniestro fue de 6.7 en la escala Richter.

Al hacer estas revisiones, también es posible que las redes sismológicas escojan diferentes puntos de referencia para la ubicación definitiva del sismo. Siguiendo con nuestro ejemplo del agudo temblor en el pueblo de Comala, tras las revisiones, los profesionales ya no usan como referencia las ciudades de Macondo ni de Plataforma 9 y 3/4, sino que eligen el conocido pueblo de Rivendell.

Sus informaciones terminan siendo así:

La red sismológica #1 publica: “Ocurrió un sismo de magnitud 6.9 en el pueblo de Comala, ubicado 4 km al oeste de la turística localidad de Rivendell.

La red sismológica #2 publica: “Ocurrió un sismo de magnitud 6.9 en el pueblo de Comala, ubicado 4 km al oeste del pueblo Rivendell.

En Costa Rica se ha criticado que no existe una red sismológica oficial. Lo que hay son redes profesionales independientes de universidades públicas. Eso está bien, pero facilitaría quizás para los medios y/o para los usuarios de la información en general que exista una entidad estatal que divulgue la información de forma oficial.

Por eso es importante que nos fijemos si las publicaciones de las redes sismológicas precisan cuando la información es preliminar y luego cuando se trata de datos oficiales. Ya con todos los datos a mano, podremos llamar a las televisoras tranquilos y felices para aportar comentarios de oro ;)

En Costa Rica y en toda Centroamérica los temblores son normales.
En Costa Rica y en toda Centroamérica los temblores son normales.