Alberto Gatgens. 25 julio

La comida está de moda aunque cocinemos menos, según explica Michael Pollan en la serie Cooked. Netflix se dio cuenta de eso y ofrece abundante contenido sobre el mundo gastronómico, tanto documentales, series explorativas, películas y programas de telerrealidad donde compiten las personas por ganar algún premio.

Sí, nos gusta mirar a otros cocinar y comer. Y si de paso viajan y nos llenan los ojos con paisajes y producciones de primer nivel, lo disfrutamos más. Esta selección de series es una buena muestra de lo bueno que nos ofrece Netflix, quienes se han preocupado por ofrecer material de primer nivel para sus audiencias.

Lamentablemente, al momento de escribir este texto, las pocas temporadas que estaban disponibles de Sin reservas con Anthony Bourdain fueron retiradas para nuestra área geográfica. Empiezo con la segunda temporada de Somebody Feed Phil, estrenada los primeros días de julio.

-Somebody Feed Phil: Esta serie sobre personas, viajes, destinos y comida muestra al bueno de Phil Rosenthal, la antítesis del rockstar Anthony Bourdain, recorriendo las plazas gastronómicas más importantes del mundo. La segunda temporada fue estrenada la primer semana de julio. Cada temporada consta de seis capítulos.

En 'Somebody Feed Phil' Phil Rosenthal es un alegre tipo con mucha hambre que viaja por el mundo con deseos de probarlo todo.
En 'Somebody Feed Phil' Phil Rosenthal es un alegre tipo con mucha hambre que viaja por el mundo con deseos de probarlo todo.

La comparación entre Bourdain y Rosenthal no es casual, la uso porque estoy bastante seguro de que Phil pensó bien en cómo diferenciarse del estilo de Bourdain para competir y posicionarse. Rosenthal es un experimentado escritor, creador y productor de televisión estadounidense, nativo de Queens, Nueva York. Su trabajo más destacado es el de haber creado, escrito y producido la exitosa comedia Everybody Loves Raymond.

Phil es un tipo amable, cálido, torpe, gracioso y cercano con las personas que se encuentra en la calle y en los sitios de comida. Va a comer a los lugares más sencillos y a los restaurantes más elitistas y destacados. En todos los lugares tiene graciosas conversaciones con los chefs y se anima a probar las recomendaciones de la gente. Además, aparecen ocasionalmente miembros de su familia y las conversaciones con sus padres son muy divertidas. Así, por ejemplo, en el primer episodio de la segunda temporada viaja a Venecia y prueba comida local, luego, se desplaza a Módena a conocer al prima donna de la cocina mundial, según 50 Best Restaurants, Massimo Bottura, el chef de Osteria Francescana, con quien hace buena química y lo lleva no solo a comer a la misma cocina de su restaurante, sino que le muestra sus lugares favoritos de comida de esa ciudad italiana.

Somebody Feed Phil invita a bailar y abrir los ojos, como lo hace el protagonista, con cada bocado en que descubre y redescubre el mundo.

- Chef’s Table: La galardonada serie trata sobre los chefs más destacados del momento, esos que ahora están en su Éverest creativo y de talento. Es una mirada a sus cocinas, su universo creativo, sus referencias gastronómicas, su momento de gloria, pero también a sus derrotas previas, esas donde la perseverancia parece ser el condimento secreto de sus despensas, pues esa los mantuvo en el camino al éxito, en el que probaron que tenían razón.

Chef's Table recorre de manera íntima la carrera y las cocinas de los cocineros más destacados de la escena mundial. Su fotografía, junto con el nivel de los platos, es arte, como este plato de Massimo Bottura.
Chef's Table recorre de manera íntima la carrera y las cocinas de los cocineros más destacados de la escena mundial. Su fotografía, junto con el nivel de los platos, es arte, como este plato de Massimo Bottura.

En Chef’s Table su productor David Gelb no se guarda nada. Cada episodio está diseñado para desafiar de manera constante al espectador al obligarlo a cuestionarse si lo que está viendo es comida o arte, o arte que se come. La potencia visual de cada episodio marcha como reloj suizo al ritmo de una música que parece no dejar rincón sin conocer del espíritu de cada cocinero.

De un lado al otro del planeta, las historias de hombres y mujeres con un sentido sobresaliente de la cocina y los productos de sus países se turnan a lo largo de cuatro temporadas, más una especial dedicada a cocineros franceses. La última, estrenada este año, rompe con los seis episodios previos de cada año para presentarnos a cuatro maestros de la repostería. La serie le da lustre, principalmente, a los primeros chefs de la lista de The World’s 50 Best Restaurants, un ranquin de restaurantes que publica la revista británica Restaurant.

Nombres tan conocidos en el universo gastronómico actual como el italiano Massimo Bottura, comparten cartelera con la monja budista Jeong Kwan (que no tiene restaurante), el argentino nómade Francis Mallmann, el experto en ramen Iván Orkin, los latinoamericanos Virgilio Martínez y Alex Atala y la eslovena Ana Ros. Son en total 26 perfiles, 26 obras de la vanguardias culinarias del mundo a las que estamos invitados en este serie, una de las preferidas de los amantes de la comida.

- Cooked: Es esta una serie de culto, como el libro que le dio origen (Cooked: A Natural History of Transformation). Consta de cuatro episodios y una única temporada en la que su creador, Michael Pollan, recorre los alimentos más importantes de la historia del hombre para plantearnos la importancia de la cocina y la de tomar conciencia sobre nuestra alimentación. Para Pollan, la comida, si se cocina y se come con cierto nivel de conciencia, nos conecta con la esencia del ser humano y con nuestros congéneres.

Cooked está basado en un libro del mismo nombre del periodista y escritor gastronómico Michal Pollan.
Cooked está basado en un libro del mismo nombre del periodista y escritor gastronómico Michal Pollan.

Los cuatro episodios están nombrados como los elementos esenciales del mundo antiguo: fuego, aire, agua y tierra. En cada uno, Pollan, un reconocido periodista gastronómico, escritor y académico estadounidense, se involucra con personas que hacen un oficio culinario muy especial y específico, relacionado con los cuatro elementos vitales.

Pollan plantea continuas reflexiones sobre lo que comemos y cómo hemos llegado hasta aquí. Al igual que en Chef’s Table, la realización visual es de primerísima y las constantes reflexiones de Polland sobre lo que cocinamos, comenos, la evolución de la industria alimenticia, junto con elementos básicos de la cocina, invitan a aventurarse en ese mundo y a cuestionarnos por qué hemos dejado de cocinar y hasta dónde llegará –si lo permitimos– la industrialización alimenticia.

- Ugly Delicious: David Chang es un laureado cocinero coreano-estadounidense especializado en la cocina fusión de oriente. Su famoso resturante lleva el nombre del inventor de la sopa de fideos instantáneos Nissin: Momofuku.

En Ugly Delicious no importa que la comida no alcance niveles artísticos, importa más su sabor.
En Ugly Delicious no importa que la comida no alcance niveles artísticos, importa más su sabor.

A Chang antes lo habíamos visto en Netflix gracias a una serie de PBS producida por Anthony Bourdain llamada The Mind of the Chef. En Ugly Delicious, Chang explora de manera temática la comida que más le gusta: la pizza, el pollo frito y los tacos, entre otros. En cada episodio se hace acompañar por amigos chefs, personalidades de la televisión y críticos gastronómicos para explicar y cuestionar los límites de las tradiciones culinarias.

Chang, al igual que Phil Rosenthal, Anthony Bourdain y otras luminarias de la gastronomía mundial, no duda en dejar patente su amor incondicional a la comida honesta y callejera, como el pollo frito y los tacos, no importa que no se vea bonita o artística, sino que sea deliciosa. Esa es la premisa del programa. ¿Una antítesis de Chef’s Table? Podría ser, lo cierto es que Chang y sus amigos recorren en el mundo (docenas de países, restaurantes, platos…) para comer y antojarnos de algunos clásicos.

- The Mind of the Chef: En esta serie, como dije arriba, producida y narrada por el desaparecido Anthony Bourdain, conocí a David Chang. En los primeros episodios, Chang es el protagonista y muestra su estilo de cocina y su visión acerca de la comida.

The Mind of a Chef fue producida y narrada por Anthony Bourdain. Ahí David Chag (derecha) es protagonista. Aquí con René Redzepi de Noma.
The Mind of a Chef fue producida y narrada por Anthony Bourdain. Ahí David Chag (derecha) es protagonista. Aquí con René Redzepi de Noma.

Como su nombre lo indica, se muestra la mecánica mental de los cocineros, sus procesos creativos, la búsqueda constante en las raíces de sus cercanías para expandir el universo culinario, el intercambio de conocimiento que ha sido muy importante en las últimas décadas para derribar fronteras culturales y revitalizar la cocina mundial.

La serie lleva seis temporadas y están en Netflix cinco. En ellas, además de David Chang, protagonizan Sean Brock, April Bloomfield, Magnus Nilsson y Edward Lee, entre otros, de quienes aprendemos técnicas, gustos y mecanismos creativos.

Hay otras series, además de películas y documentales sobre gastronomía en Netflix que valen la pena explorar, como las británicas con James Oliver y otra muy simpática con dos tipos peludos en motocicleta. Documentales sobre la carne hay varios y películas también. Si les parece, más adelante hablaremos de estos.

¿Cuáles series sobre comida ven ustedes? ¿Cuáles han disfrutado más y por qué? Por favor, déjeme saberlo. Si gustan, pueden escribirme a jose. gatgens@nacion.com.