Doriam Díaz. 27 marzo
En marzo del 2019, el Festival Nacional de las Artes estuvo en Orotina; la inauguración tuvo un pasacalles a cargo de la Banda Municipal de Orotina. Este 2020, la fiesta artística sería en abril, pero fue suspendido debido a la emergencia por el nuevo coronavirus. Foto: Mayela López
En marzo del 2019, el Festival Nacional de las Artes estuvo en Orotina; la inauguración tuvo un pasacalles a cargo de la Banda Municipal de Orotina. Este 2020, la fiesta artística sería en abril, pero fue suspendido debido a la emergencia por el nuevo coronavirus. Foto: Mayela López

Un grupo de 13 organizaciones culturales –cada una recoge a su vez a muchos artistas y agrupaciones– le solicita acciones concretas y respuestas al Ministerio de Cultura para afrontar la crisis del sector cultura después de la cancelación de actividades artísticas a causa de la emergencia por el nuevo coronavirus.

En una carta dirigida a la ministra Sylvie Durán el miércoles 25 de marzo, Plataforma Sector Cultural, compuesta por asociaciones, redes y uniones de artistas del teatro, danza, producción audiovisual y el folclor, pide que se dé a conocer el plan de contingencia en este ámbito, y que siga adelante el otorgamiento de fondos por medio de concurso, como Proartes o El Fauno. También proponen que se realicen festivales y presentaciones artísticas de forma televisada por medio de Canal 13 desde teatros a puerta cerrada.

Asimismo, buscan formar parte de una mesa de diálogo para definir medidas para paliar los serios problemas que está afrontando el sector.

Según un comunicado de prensa, Plataforma Sector Cultural reúne a la Asociación de Autores y Compositores Musicales (ACAM), la Asociación de Grupos Independientes de Teatro Profesional (Agitep), Asociación Nacional de Trabajadores de la Danza (Anatradanza), la Asociación de Estudiantes de Arte Escénico, la Red Nacional de Teatro Comunitario, la Asociación de Producciones Artísticas para Niños y Jóvenes Educarte, Coopeartes, la Asociación de Intérpretes y Ejecutantes (AIE), la Asociación Creative Media de Costa Rica, la Unión de Trabajadores de la Música, Artistas y Afines, la Fundación Tico de Corazón, la Asociación de Grupos e Intérpretes de las Culturas Populares Costarricenses y la Unión Internacional de la Marioneta.

El 18 de marzo, el Ministerio de Cultura emitió un comunicado en que, además de atender los lineamientos del Gobierno ante la emergencia sanitaria, aseguró poner “a disposición del sector cultural y artístico un formulario virtual para aproximar información cuantitativa y cualitativa sobre necesidades, efectos y potencialidades, ante la coyuntura sanitaria por COVID-19”. Desde entonces, Durán no ha informado acerca de medidas específicas para el sector.

Aunque se consultó desde la mañana de este viernes, la Oficina de Prensa de Cultura detalló que estaban preparando una respuesta sobre el tema. No obstante, al cierre de edición no hubo respuesta y hasta pasadas las 8 p. m. el Ministerio de Cultura envío una carta abierta firmada por la ministra Durán.

Razones de las peticiones

Para Edín Solís, presidente de ACAM, y Kyle Boza, representante de Agitep, el sector cultura fue el primero en ser golpeado con dureza por la emergencia del nuevo coronavirus y es necesario saber de qué forma se trabajará para ayudar a los artistas.

“Esta es una medida urgente. El sector artístico está preocupado porque se cancelaron todo tipo de actividades. Se vuelve necesario hablar de qué pasará, necesitamos conocer las medidas que se tomarán y que se podrían implementar”, expresó el guitarrista de Éditus.

Por su parte, el director de teatro y dramaturgo Kyle Boza explicó: “Los asociados nos han expresado que pasan los días y sienten que se habla del impacto y medidas en turismo, comercio, grandes empresas, pero nadie menciona a Cultura. (...) La gente siente que no se les toma en cuenta y que el Ministerio de Cultura no reacciona. Ha faltado comunicación; sabemos que el Ministerio está trabajando en esto, pero la gente no se ha enterado”. Y agregó: “Para evitar las ansias, uno necesita información”.

No solo quieren estar informados, sino también tener la posibilidad de incidir en las decisiones. Solís enfatizó en que el interés de las organizaciones es unirse al diálogo para encontrar las mejores propuestas para todos.

Además, la directora de teatro Gladys Alzate, de Educarte, dijo que pretenden saber qué pasa con los diferentes presupuestos de la entidades de Cultura para las actividades canceladas y cuán flexibles son para usarse. “Quisiéramos que las decisiones no se tomen de manera unilateral”, afirmó.

“Estamos conscientes de que cerrar los teatros no era algo que estaba planificado y que esta es una emergencia. Lo que queremos es que el presupuesto que maneja el Ministerio de Cultura y de sus instituciones se vuelque también, como está ocurriendo en muchos otros países, a generar soluciones, alternativas de apoyo, de sostenibilidad. (...) Creo que hay muchos campos que se pueden fortalecer en este momento. Es un momento incluso para sentarnos a pensar circunstancias, a sentarnos a negociar algunas situaciones que se vienen manejando de una manera que no es favorable para el sector”, aseveró Alzate.

Tanto Solís como Alzate comentaron que el golpe de esta emergencia toma a un sector vulnerable luego de los recortes presupuestarios a la cartera y de la implementación del plan fiscal.

“No estamos considerando que esta situación extrema es la causante de todo, sino que esto se suma a una situación que ya viene dándose e implementándose dentro de un modelo de desarrollo que no es favorable para ciertos sectores. Y nosotros somos parte de esos sectores”, argumentó la directora teatral.

Para el líder de ACAM, esta es una oportunidad de afrontar un problema entre Gobierno y organizaciones civiles.

“Las crisis traen muchas cosas malas, pero también es una oportunidad de remover estructuras, dialogar, buscar soluciones al corto, mediano y largo plazo. Queremos establecer un diálogo muy cercano con el ministerio y definir qué acciones se pueden tomar juntos”, concluyó.

Ahora le corresponde al Ministerio de Cultura y a Durán responder ante las inquietudes de Plataforma Sector Cultural, que también son las de otros creadores que no están reunidos bajo ninguna organización.

Sobre la carta abierta de la ministra
Sylvie Durán Salvatierra es la Ministra de Cultura y Juventud desde la administración Solís Rivera. Foto: Marcela Bertozzi.
Sylvie Durán Salvatierra es la Ministra de Cultura y Juventud desde la administración Solís Rivera. Foto: Marcela Bertozzi.

El viernes, pasadas las 8 p. m., la ministra Sylvie Durán envió, a través de la oficina de prensa del ente cultural, una carta abierta en la que explica las acciones que se están tomando ante la emergencia por el covid-19.

“El Ministerio de Cultura y Juventud en particular, viene participando en las siguientes Mesas Ejecutivas, Equipos Técnicos o grupos de trabajo coordinados por el Centro de Operaciones de Emergencias (COE) y el Consejo Económico para la atención del COVID-19”, escribe la ministra.

La jerarca se refiera a los siguientes grupos: Grupo de Trabajo sobre Concentraciones Masivas, Mesa de Educación, Equipos Técnicos de la Mesa de Protección Social con atención a poblaciones indígenas, migrantes y otros grupos con condiciones de vulnerabilidad y de apoyo al tejido productivo más informal, independiente o de pequeña escala y la Mesa PYME liderada por el MEIC en coordinación con el Consejo Económico.

En el documento se habla de una hoja de ruta a realizar a partir del 31 de marzo, que consiste en 4 puntos.

"Definir y accionar esfuerzos en conjuntos a favor de la protección social de los trabajadores de cultura, la socialización del documento de trabajo “Medidas ante el covid-19, sector cultura, primera sesión de trabajo de retroalimentación (virtual) y cronograma de trabajo en mesas sectoriales”, se lee en un gráfico compartido.

Además, se detalla que se encuentra en reprogramación las actividades culturales, pero aún no se publican posibles fechas para espectáculos y eventos como el Festival de las Artes, el Costa Rica Festival Internacional de Cine, entre otros.

“Este es el momento de mostrarnos unidos por la cultura y el arte, de visibilizar nuestro papel en la conformación de mejores sociedades, a través de la vocación y el talento vertido en lo que creamos. Es hora de aprender del camino construido por todos y todas, a lo largo de tantas décadas”, escribe la ministra en las últimas líneas.

“Por eso, los invitamos a trabajar para salir fortalecidos tras esta prueba mayor. El espíritu resiliente y disruptivo de nuestro sector tiene mucho que aportar en este diálogo ordenado y propositivo que nos requiere la circunstancia”, finaliza.

*Esta nota fue actualizada el sábado 28 de marzo con la versión del Ministerio de Cultura y Juventud