Televisión

‘The Sandman’: Netflix lo apuesta todo en la adaptación del cómic de culto

Tras más de treinta años a la espera de una adaptación convincente, parece que Neil Gaiman finalmente gozará de una versión de su obra que cumpla con las exigencias. Desde este viernes, la serie está disponible en la plataforma streaming

La obra de Neil Gaiman ha arrastrado un culto por méritos propios. Discípulo del gran Alan Moore (sí, el de Watchmen, V de Vendetta, Jerusalén y otras grandes creaciones), Gaiman ha sabido hacerse espacio particularmente con títulos como Coraline, Good Omens, American Gods y, especialmente, The Sandman.

Este último es la justificación del porqué Gaiman está en boca de todos: este viernes, Netflix estrena una adaptación The Sandman tras una serie de fallidos intentos que, desde hace tres décadas, han tratado de hacerle justicia a una gran historia de fantasía que abarca 75 volúmenes y docenas de líneas narrativas.

The Sandman es una serie de historietas publicada por DC Cómics, desde 1989. La obra presenta a Sueño, personaje interpretado por Tom Sturridge, quien intentará restaurar su reino llamado The Dreaming, después de haber estado cautivo durante más de un siglo.

El culto a la obra se debe a que se considera como uno de los títulos más ambiciosos y sofisticados en la historia del cómic, ya que The Sandman no es una historia de héroes a la usanza, sino que también cuenta con capítulos de terror, fantasía y alegorías sobre la mitología clásica.

En las notas de producción, Netflix define esta ficción como “un mosaico de mitos modernos y fantasía oscura en el que se entretejen con naturalidad la ficción contemporánea, el drama histórico y las leyendas. Sueño tratará de reparar todos aquellos errores que ha cometido en su larga existencia”, se lee.

Junto a Sturridge como cabeza, The Sandman completa su reparto como Gwendoline Christie (Juego de tronos) como Lucifer, Kirby Howell-Baptiste (The Good Place) como Muerte, Jenna Coleman (La serpiente) como Johanna y Vivienne Acheampong (The One) como Lucienne, entre otros.

Además, la serie tiene a Allan Heinberg (Anatomía de Grey) como showrunner, mientras que David S. Goyer (Fundación) es productor ejecutivo junto al propio Gaiman.

Pero, ¿qué diferencias se podrán encontrar en comparación con el material base?

“Intentamos reproducir los cómics exactamente y no funcionó del todo”, dijo Gaiman en un video de Vanity Fair sobre algunos cambios.

“Luego tuvimos que pensar: Bueno, ¿cómo funcionaría?. Los cómics siempre han sido vistos como la Biblia, pero a a veces hay que retocarlo. Dejamos que las cosas cambiaran porque existía la necesidad de convertir algo en televisión”, expresó el creador, sin dar grandes adelantos al respecto.

Sobre el resultado, el portal The Guardian expresó su primera crítica alabando la producción. “La adaptación de The Sandman, la célebre serie de cómics de Neil Gaiman, ha tardado 30 años en llegar correctamente a la pantalla y no es de extrañarse. Es una gran y audaz historia de dioses y demonios, tan profunda y rica que la idea de concentrar sus maravillas en 10 episodios parece ridícula”, se lee al comienzo de la reseña firmada por Rebbeca Nicholson.

“Sin embargo, esta es la era de la televisión de fantasía megapresupuestaria, con la llegada inminente de El Señor de los Anillos a la pantalla chica y el regreso del universo de Juego de Tronos en La Casa del Dragón. Con su temporada de debut, The Sandman puede estar orgulloso de colocarse entre ellos”, agrega la crítica.

En el portal Hipertextual las alabanzas también sobran. Aparentemente, hay grandes dotes en el guión que permiten que, a pesar de que el material base sea tan extenso, puedan condensarse los temas principales en pocos episodios.

“Es mucho más que una adaptación. Es también una narración elegante que abarca la historia de la obra fundacional de Neil Gaiman. Es una mirada emocional, profunda y sofisticada sobre el sentido de la vida, la existencia, la belleza y la esperanza. Todo en un esmerado y elegante paquete que deslumbra por su calidad. Es una pieza de arte del mundo del entretenimiento”, escribe la redactora Aglaia Berlutti.

The Sandman habla sobre lo que habita más allá de lo humano. No solo los dioses, la esperanza, los temores, el más allá o lo que ocurre después de la muerte. La serie de Netflix se construye y se sostiene sobre la convicción de una emoción profunda relacionada con lo intangible. Sueño, interpretado con una serenidad atemporal por Tom Sturridge, muestra su mundo con las manos abiertas”, finaliza.

Jorge Arturo Mora

Jorge Arturo Mora

Periodista de cultura y sociedad para Viva, Áncora y Revista Dominical.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.