Víctor Fernández G.. 28 julio
Kristian Brunn, Jerry O’Connell y Sydney Tamiia Poitier (izquierda a derecha), conforman el elenco de la serie canadiense 'Carter', disponible en Crackle y Claro Video. Fotos: Sony Pictures Television.
Kristian Brunn, Jerry O’Connell y Sydney Tamiia Poitier (izquierda a derecha), conforman el elenco de la serie canadiense 'Carter', disponible en Crackle y Claro Video. Fotos: Sony Pictures Television.

No importa que vivamos en la época dorada de la televisión: aún hay mucha serie que no aspira a nada más que entretener a un público poco exigente. Y en ese marco, Carter funciona de maravilla.

Esta serie canadiense –producida por Sony y disponible en su plataforma de streaming Crackle y en Claro Video– es una combinación de rasgos que ya hemos visto en otros programas, lo cual la hace poco original pero no por eso indigna. La historia es sencilla y familiar: un tipo exitoso y bien parecido cae en desgracia y debe volver a su pequeñito pueblo natal, donde se inserta en la rutina de sus coterráneos sin dejar de lado los hábitos aprendidos en la gran ciudad.

En el caso de Carter, el protagonista es Harley Carter (Jerry O’Connell) un astro televisivo venido a menos, conocido mundialmente por ser la estrella de una popular serie policial. Luego de que un escándalo mediático dejara su carrera artística en entredicho, Carter se refugia en Bishop, un idílico y rural poblado canadiense, donde se ve atraído a colaborar con la policía local en la resolución de distintos crímenes.

La fórmula de insertar en un cuartel de policía a un elemento externo y provocador no es nada nuevo. En los últimos años hemos tenido series como Medium; Castle, y The Mentalist, en las que un civil con alguna “habilidad” especial es admitido como parte del equipo de investigadores criminales.

Incluso, la premisa de Carter bien parece una copia al carbón de la ya cancelada The Grinder (con la única diferencia del cambio de profesión, pues esta era sobre un actor que interpretaba a un abogado en la televisión y que al regresar a su pueblo se vincula con una firma legal).

Dicho todo lo anterior, Carter se deja ver. El carisma del veterano O’Connell es innegable, así como su buena química con sus coprotagonistas, Sydney Tamiia Poitier (hija del laureado Sidney Poitier), y Kristian Bruun (el recordado Donnie Hendrix de Orphan Black).

Poitier es la detective Sam Shaw, y Brunn interpreta a Dave Leigh, dueño de una cafetería móvil. Ellos y Carter son amigos desde la infancia y entre los tres hay frecuentes intercambios de bromas sobre la vida ficticia televisiva a la que el actor estaba acostumbrado frente a la realidad del resto de mortales.

Esta es una serie liviana, en la que los cadáveres apenas se sugieren y en la que todos los capítulos terminan con el misterio resuelto y el asesino tras las rejas, en medio de algún chiste ingenioso. Además, de fondo se desarrolla una historia aún mayor, relacionada con la desaparición de la madre de Carter cuando era este era un niño.

Carter se sabe dulce en su receta. Verla es garantía de diálogos ligeros, humor blanco, y finales felices. Algo así como Criminal Minds, pero al revés.

SERIE: Carter

GÉNERO: Drama-comedia policial

EPISODIOS:10 (Una temporada)

ELENCO: Jerry O’Connell, Sydney Tamiia Poitier, Kristian Brunn

PLATAFORMAS: Crackle, Claro Video