Manuel Herrera. 6 enero
Norval Calvo y Carlos Blanco (anteojos) ganaron el concurso 'La dulce vida' en 1988. Fotografía: Archivo GN.
Norval Calvo y Carlos Blanco (anteojos) ganaron el concurso 'La dulce vida' en 1988. Fotografía: Archivo GN.

Treinta años después de su primera emisión, el programa de imitaciones y humor La dulce vida volverá a agitar la pantalla local, esta vez por Repretel.

Norval Calvo y la televisora de La Uruca confirmaron que la producción volverá al aire durante el primer trimestre del año, por lo que convocaron a un casting para seleccionar a los participantes.

“Este año venimos con varios proyectos interesantes y La dulce vida es el primero de ellos. El año pasado conversé con Repretel sobre la posibilidad de revivir el programa y me dieron la oportunidad de que lo hiciera”, comentó Norval Calvo sobre el reestreno de la producción.

El concurso La dulce vida se transmitió por primera vez en marzo de 1988 por el entonces canal 2 de Univisión. El programa se convirtió en una plataforma para que hombres y mujeres tomaran el micrófono sobre un escenario, realizaran imitaciones o contaran chistes. Cada semana, los humoristas aficionados se medían en el escenario con lo mejor de su repertorio y así avanzaban hasta la gran final que coronaría al mejor nuevo humorista de Costa Rica.

La primera edición de La dulce vida concluyó en mayo de ese mismo año y precisamente fue Norval Calvo junto a Carlos Blanco (participaron como dúo) quienes se quedaron con el primer lugar.

Con todo el talento que se expuso en el programa se nutrió –y se nutre aún– la escena local del entretenimiento. Figuras como Carlos Ramos (El Porcionzón) o Franklin Vargas (de la Selección Mayor del Humor de Repretel) gozan del éxito y la popularidad gracias a sus participaciones en La dulce vida.

Pocos cambios

Norval Calvo comentó que el programa regresará con la misma esencia: buscar al mejor nuevo humorista de Costa Rica, una tarea que el empresario y director del programa radial Pelando el ojo lidera en los últimos años para hallar a las nuevas promesas del humor en Costa Rica.

“El formato tiene que se igual a lo que se vio hace muchos años, pero sí será remozado a los tiempos de ahora porque el humor y los estilos han cambiado si los comparamos con 30 años atrás, por eso habrá algún refrescamiento del programa pero sin perder la esencia de lo que fue su fórmula”, aclaró Calvo.

El imitador y humorista adelantó que él mismo será el conductor y que el espacio se emitirá semanalmente por al menos cuatro meses.

En cuanto a quiénes serán las personalidades que fungirán como jurado, Calvo dijo que están definiendo los nombres, pero que el panel variará cada semana. “Hace mucho tiempo en Costa Rica no se hacen estos programas y a mí se me hizo interesante recobrarlo porque mi visión desde hace varios años es ir formando nuevos valores en la comedia y La dulce vida me permitirá ubicarlos. También esta es una oportunidad bonita para celebrar que hace 30 años ese programa fue el que me dio a conocer”, manifestó Calvo.

Norval Calvo será el conductor de programa humorístico. Fotografía: Cortesía.
Norval Calvo será el conductor de programa humorístico. Fotografía: Cortesía.
Audiciones

En ese sentido, la producción de La dulce vida hizo un llamado a casting a todas aquellas personas interesadas en participar en el programa y con talento humorístico.

La audición será el martes 8 de enero en Repretel (La Uruca), a partir de las 8 a. m.

El llamado es para humoristas, cuentachistes, imitadores y expertos en stand-up comedy.

Norval Calvo subrayó que quienes asistan al casting deben ser mayores de 18 años y no necesariamente deben tener experiencia en pantalla.

Los participantes a la audición deben llevar su hoja de vida, presentar un monólogo de 2 a 3 minutos de duración y confirmar asistencia con Mario Alfaro al correo maalfaro@repretel.com.