Música

(Video) Debi Nova: ‘Fui a los Grammy con la frente en alto representando a mi país’

La cantautora costarricense asistió a la ceremonia principal de los afamados premios en los cuales estaba nominada por su disco ‘3:33′.

Hace poco más de una semana que la cantautora costarricense Debi Nova llenó a los ticos de orgullo al ser parte de la gala principal de la entrega de los premios Grammy 2021 a lo mejor de la música del mundo. La artista nacional no solo lució hermosa en su paso por la alfombra roja, sino que fue una de las invitadas especiales al evento, en el cual competía por un gramófono en la categoría a mejor álbum pop urbano latino.

Luego de la gala, de los nervios por competir ante artistas como Ricky Martin, Kany García, Camilo y Bad Bunny, Debi habló ampliamente sobre su experiencia en la ceremonia y los retos que representa haber competido por el Grammy en su versión anglosajona. Aunque al final el trofeo fue para Bad Bunny por su disco YHLQMDLG, la carrera de Debi recibió un gran respaldo de la industria, esto significa mayor proyección internacional y más apoyo para el talento de la costarricense.

Desde su casa en Los Ángeles, Debi habló con Viva sobre todo lo que significó su paso por los Grammy.

-¿Cómo ha pasado estos días luego de bajar la adrenalina de los Grammy?

-Muy contenta, la verdad que ha sido una experiencia de mucha emoción, de mucha adrenalina. La verdad lo que pensé después de la ceremonia fue: “¿OK, qué vamos a hacer ahora?” y me puse a trabajar, estoy concentrada en la nueva música. Estamos pensando en abril entrar al estudio y grabar nueva música a ver qué tal.

-¿Qué repaso hace de su participación en los Grammy?

-Fue todo tan rápido, en realidad. Primero, por el tema de la pandemia, desde que recibí la nominación supe que iba a ser diferente porque ya con los Latin Grammy había vivido una experiencia distinta. Lo que se sabía es que iba a ser una presencia virtual, que yo iba a estar conectada a una computadora. Yo estaba en Costa Rica, no planeaba viajar a Los Ángeles, pero 10 días antes de los Grammy recibimos un correo diciendo que mi categoría iba a ser parte de la gala televisada y esta es la primera vez en la historia de los Grammy que eso sucede.

Eso era una gran noticia no solo para mí y para todos los latinos, sino que también me daba la opción de asistir a la gala. Pero fue como ¡wow!, ¿qué hacemos? Decidí irme a los Ángeles y resolver allá porque claro que sí iba a estar ahí con la frente en alto representando a mi país. Fue maravilloso, obviamente muy diferente a lo que uno se espera porque todo fue muy medido, pero el hecho de estar ahí, caminar esa alfombra roja, hacer esa prensa y sentarme en esas sillas esperando mi categoría fue increíble.

-Vamos en orden. Hablemos de ese vestido que eligió y lo que representa.

-En un mundo sin pandemia, en un mundo normal, me hubiera encantado llevar un diseñador costarricense o latino, esa fue mi intención, traté de buscar en el corto tiempo pero fue imposible. Tomé la decisión de irme a Los Ángeles rápido por el tema de la cuarentena, así que lo que hice fue contactar a una estilista en Los Ángeles con quien tengo 10 años de trabajar. En tan poco tiempo le pasé una hoja de inspiración con recortes, quería usar algo de colores muy vivos porque era la categoría latina en un evento anglo.

Yo quería usar algo rojo o fucsia, como muy latino y tropical. La estilista me buscó varias opciones y el miércoles antes del show tuvimos la prueba de vestuario. Me enamoré de ese vestido aunque a la estilista le daban nervios y se preguntaba si no era mucha cola. Yo le dije que quería mucha cola, me enamoré de ese vestido desde que lo vi.

-La emoción era muy grande, muchos pensamos que si la invitaron a la ceremonia era por alguna razón...

-En realidad estábamos invitados los cinco nominados. Cuando me enteré de la invitación a la primera que le escribí fue a Kany (García) porque somos muy buenas amigas, la quería invitar a mi casa, pero ella me dijo que no pensaba ir porque todo fue muy repentino y viajar en media pandemia es un esfuerzo un poquito incómodo. Los demás decidieron no ir. Kany me decía que iban a ganar Bad Bunny o Ricky (Martin).

La verdad es que mi admiración es para todos los nominados. Bad Bunny hizo un 2020 memorable, ese álbum que ganó el Grammy lo merecía.

-Sobre el premio a Bad Bunny, son géneros e inspiraciones diferentes, eso hay que comprenderlo, pero muchas personas estaban molestas porque usted no ganó el premio. ¿Qué opina usted de que el premio lo ganara él?

-Partamos desde que premiar a la música es un disparate porque qué hace una música mejor que la otra, es algo muy subjetivo. Sí creo que Bad Bunny ha logrado hacer historia como latino en los Estados Unidos, es el primer latino con un álbum completo en español en el número uno de la Billboard, ha roto barreras cantando en español. Somos géneros completamente diferentes que en una premiación tan grande como los Grammy nos tienen que agrupar a todos en una categoría latina, no como en los Latin Grammy que nos separan al pop, urbano y la música cantautor, que es donde yo calzo.

A mí me parece que Bad Bunny ha hecho una carrera increíble en su género y es un artista que propone, que está probando los límites, eso es lo que hace un artista verdadero. Cualquiera de la categoría hubiera merecido el premio: Camilo con su álbum debut explotó porque combina lo urbano con su onda cantautor; Ricky es Ricky, es una leyenda, Pausa es un EP hermosísimo y Kany para mí es una de las artistas femeninas del momento.

-¿Habló con Bad Buny en la gala? Vimos su foto con él en Instagram...

-Fue muy breve, fue después de que se ganó el premio. Lo felicité y le dije cuánto lo admiro y que siga adelante poniendo a los latinos en alto y nos tomamos la foto, fue algo muy breve.

-¿Cuál es la importancia para su carrera el haber recibido la nominación y estar en la ceremonia?

-Personalmente haber estado ahí es como un punto alto de mi carrera por lo que los Grammy significan en la industria. Yo crecí viendo año tras año la ceremonia en la televisión, de niña decía que algún día iba a estar ahí y cumplir ese sueño es muy loco. Lo bonito de los Grammy es que son los miembros de la industria los que votan por los trabajos y, de nuevo, ¿qué hace un trabajo mejor que el otro?

No te tenido el éxito comercial que han tenido los otros nominados, pero estar ahí es algo que agradezco muchísimo y que sé, y espero, no solo me abra puertas a mí sino que ponga en el mapa a la música de Centroamérica, porque somos muy poquitos los que hemos podido llegar ahí y hay mucho talento.

-Va poniendo metas y metas en su carrera...

-Yo digo que la bendición más grande es seguir haciendo música porque no es fácil en este momento en el que vivimos y más con todo lo que está pasando a nivel global y en la industria de la música. Para mí ese es el premio mayor, que se me abran las puertas para hacer un quinto álbum, es cumplir mi sueño porque es hacer carrera en la música. Como digo, apenas pasaron los Grammy mi cabeza se fue a la letra de una canción que estoy escribiendo y eso es lo que me mantiene como sana.

-¿Qué viene ahora?

-Creo que cada disco es su propio mundo, en este caso tengo como las ganas de regresar un poco a Costa Rica en el sentido metafórico. Este año me tocó pasar la mayor cantidad de tiempo de vuelta en Costa Rica desde que me fui en el año 1998, entonces ha sido muy bonito reconectar con el país. De hecho tuvimos una reunión con mi productor, que va a ser el mismo del disco 3:33, y decidimos hacerlo en Costa Rica.

Nos fuimos a Puerto Viejo, armamos un estudio de grabación, grabamos y escribimos ahí. No sé por dónde me va a llevar este álbum, pero la meta es seguir teniendo curiosidad que es lo más importante en el arte, que uno se sienta curioso y con ganas de seguir haciéndolo.

-En Costa Rica hubo mucho apoyo durante la premiación, la gente se sentía acompañáñdola. ¿Qué ha significado el respaldo del público tico en su carrera?

-Eso es todo, es lo máximo, lo agradezco tanto. De verdad me siento tan orgullosa de ser de Costa Rica porque a pesar de que somos un país pequeñito, son estas las muestras de que tenemos mucha fuerza. Lo veía en los comentarios en redes, eso hace la fuerza, la unión, la pasión por lo nacional. Ojalá que esa pasión no solo sea para lo que sale afuera, sino que también sea una pasión para lo que creamos entre nosotros, porque eso es lo que nos va a hacer despegar.

Costa Rica es mi familia, es mi casa y muero por hacer otro concierto como el que hicimos el año pasado, ojalá pronto pueda volver a hacer otro espectáculo allá.

Jessica Rojas Ch.

Jessica Rojas Ch.

Bachiller en periodismo de la Universidad Internacional de las Américas. Cubre temas de música nacional e internacional, además de informaciones de entretenimiento.