Jessica Rojas Ch.. Hace 5 días
La primera incursión de Koffee en la música llegó en la iglesia a donde asistía con su madre. Allí aprendió sola a tocar la guitarra y luego empezó a escribir canciones. Foto: Cortesía Adriana Hernández.
La primera incursión de Koffee en la música llegó en la iglesia a donde asistía con su madre. Allí aprendió sola a tocar la guitarra y luego empezó a escribir canciones. Foto: Cortesía Adriana Hernández.

Todo comenzó cuando un video suyo se hizo viral. Ella quería reconocer el talento de Usain Bolt y escribió una canción, la interpretó, la publicó en su cuenta de Instagram y el resto es una gran historia.

Legend fue aquella canción que Mikayla Simpson, de 17 años, escribió como homenaje a Bolt y que después la propia leyenda del deporte compartió en sus redes sociales.

Apenas dos años después del inesperado éxito de Legend, la jamaiquina Koffee se convirtió en la primera mujer y en la artista más joven en ganar el premio Grammy en la categoría mejor álbum de reggae. La competencia la enfrentó a nombres gigantes del género: Julian Marley, Steel Pulse, Sly & Robbie, Roots Radics y Third World.

Koffee ganó contundentemente con su álbum debut, titulado Rapture, que curiosamente es un disco con solo cinco canciones.

El apartado mejor álbum de reggae de los Grammy se creó en 1985. Desde ese año, todos los ganadores han sido hombres, experimentados y, en su mayoría, jamaiquinos. El apellido Marley ha sido, a lo largo de la historia, un infaltable en los aspirantes y ganadores de la categoría, también otros artistas como Steel Pulse, Bunny Wailer y Burning Spear destacaron en el premio.

Antes de Koffee, la presencia femenina en los galardones estuvo representada por Judy Mowatt (1986), Rita Marley (1992), Sister Carol (1997) y Etana (2019); todas fueron nominadas mas ninguna alzó el gramófono. Sin embargo, este 2020, la atención de la Academia de la Grabación fue conquistada por la propuesta simple, humilde e intensa de Koffee.

Fiel a su estilo, la jamaiquina aceptó el premio en la ceremonia previa a la gala de los Grammy con un discurso cargado de emotividad y gratitud hacia las personas que hacen que el reggae siga conquistando corazones en el mundo. “He aprendido mucho de ellos y de las personas en la industria. Esto es por el reggae, esto es por Jamaica”, dijo la joven.

Estilo cautivador

Bastaron apenas cinco canciones para impresionar a la Academia. Con una mezcla de lírica y música intensas, Koffee conquistó rápidamente las listas de popularidad; más allá de eso, el sentimiento y el mensaje de la herencia del reggae son lo que ella busca con sus canciones.

Es parte de los fuertes representantes del reggae revival, una nueva generación de artistas jamaiquinos que buscan rendirles tributo a sus raíces; algo que Koffee aplica a la perfección en su propuesta con una combinación de sonidos históricos con géneros más actuales, lo cual le da a su música un aire muy fresco.

En su discurso de aceptación del Grammy, Koffee reconoció a los artistas que han engrandecido el género del reggae en la historia. Foto: AFP.
En su discurso de aceptación del Grammy, Koffee reconoció a los artistas que han engrandecido el género del reggae en la historia. Foto: AFP.

Las letras son inspiradas por sus vivencias y una admiración profunda del legado musical de su país. Destaca su fortaleza para decir lo que quiere y enfrentar a una industria dominada principalmente por hombres. Desde su voz e intensidad, ella habla de su Jamaica, de su legado, de sus luchas, de las de sus vecinos y la de sus colegas también.

El EP Rapture debutó en la cima de la lista Billboard Top Reggae Albums de Estados Unidos y se mantuvo en el conteo por 32 semanas, lo cual demuestra que también el público se rindió ante las canciones del álbum.

Koffee es cantante, compositora, rapera, DJ y guitarrista. “Con mi música trato de entretener a la gente y destacar los problemas para tratar de encontrar una solución. Realmente quiero hacer del mundo un lugar mejor”, dijo la artista en una entrevista sobre su disco.

Intensa

La corta carrera de Koffee corresponde con su edad, pero también con la intensidad de su personalidad.

Cuando apenas tenía 12 años, una niña pidió un café caliente en una tarde cálida. Sus amigos tomaron gaseosas. Koffee fue el sobrenombre que se ganó en ese momento por una chiquillada impresionada por la pequeña que, desde entonces, se sabía que iba a sobresalir.

Sus inicios en la música fueron en la iglesia, en la que aprendió sola a ejecutar una guitarra que le prestaba una amiga y así empezó con sus primeras composiciones originales. “Escuchaba a Protoje y Chronixx, y los flujos y las letras eran muy fascinantes, y pensé, ya sabes, siento que quiero probar esto un poco. Y comencé a jugar con letras, escribir algunas líneas y tratar de rimar algunas palabras y cada vez más grandes, palabras más grandes, más sílabas o esquemas de rima más largos”, le explicó la artista a la revista estadounidense The Atlantic en una entrevista antes del estreno de Rapture.

Koffee creció en el barrio Eltham View, a una hora de Kingston. En su barrio comenzó a empaparse no solo de reggae, sino también de otras corrientes musicales muy ligadas a la historia negra como lo eran el R&B y el soul. De acuerdo con The Atlantic, estrellas como Aretha Franklin y Etta James la cautivaron, además de Dennis Brown y por supuesto Bob Marley.

Con su talento y tenacidad, Koffee ha logrado calar en sus colegas con su música. La artista fue presentada por el legendario Cocoa Tea en el escenario del festival Rebel Salute, en el 2018. Después de ese espaldarazo, la joven artista ha contado con el apoyo de Chronixx y Protoje, importantes nombres de esta nueva ola de defensores del revival.