Carlos Soto Campos. 21 noviembre, 2018
Roger Waters dará su primer concierto en Costa Rica el 24 de noviembre. Twitter RogerWaters/KATE IZOR
Roger Waters dará su primer concierto en Costa Rica el 24 de noviembre. Twitter RogerWaters/KATE IZOR

Cuando las giras son extensas los artistas –sean Metallica, Ariana Grande o Bad Bunny– traen listas de canciones planeadas, para que ni un detalle del concierto esté fuera de su control.

Roger Waters no es la excepción y este sábado 24 de noviembre nos traerá una lista de canciones probadas y disfrutadas en más de 150 ciudades de América y Europa. La mayoría de las variaciones en el setlist vienen hacia al final, pero de eso podemos hablar después.

Si no quiere arruinarse la sorpresa de las canciones, puede dejar de leer por aquí. Lo que tiene que saber es que Waters posiblemente tocará algunas de sus canciones favoritas de Pink Floyd.

¡Chivo, chivo!

La primera mitad del concierto ofrece canciones de los famosos discos Dark Side of the Moon (1973), Wish You Were Here (1975) y The Wall (1979).

Speak to Me y Breathe, las mismas canciones que abren Dark Side, sirven como una introducción al concierto. Desde este momento el público podrá escuchar los poderes mágicos (no exageramos) del sonido envolvente que trae Roger Waters.

(Video) Top 10: Las mejores canciones de Pink Floyd

Después de tener una probada del sonido más etéreo de Pink Floyd, el concierto continuará con el lado más psicodélico del grupo con One of These Days, tema experimental que abre el álbum Meddle (1971).

Quizá One of These Days no sea de las más conocidas por el fanático casual, pero es una oportunidad para ver cómo Waters aún puede sacarle el jugo a las cuatro cuerdas de su bajo y para apreciar el show visual y sonoro en su máxima capacidad.

Luego, el concierto volverá al Dark Side of the Moon para tocar tres temas clásicos, en el orden del mismo disco.

Time, Breathe (Reprise) y The Great Gig in the Sky sonarán en seguidilla y darán un momento emotivo quizá para recordar las primeras veces que escuchamos dichos temas. The Great Gig es un tema en el que las voces femeninas de las coristas toman protagonismo y si las reseñas no mienten, será uno de los momentos más memorables del concierto.

Luego hay un pequeño desvío a Welcome to the Machine, del disco Wish You Were Here, otro tema lleno de psicodelia.

De ahí saltaremos hacia el trabajo más reciente de Waters. De su disco Is This The Life We Really Want? (2017) interpreta Déjà Vu, The Last Refugee y Picture That, temas que rescatan el sonido de discos como Wish You Were Here y Animals.

Estas canciones nuevas son aprovechadas por Waters para denunciar la guerra y la violencia que ha desplazado a miles de personas de sus pueblos de origen.

Después la banda interpreta el clásico Wish You Were Here, un momento que de seguro todos querrán capturar en video.

De la más melosa, pasará a las más desafiantes. El combo de The Happiest Days of Our Lives, Another Brick in the Wall Part 2 y Another Brick in the Wall Part 3 pondrán a 40.000 personas a cantar uno de los coros más famosos de toda la historia del rock.

En Costa Rica, Waters cantará We Don’t Need no Education junto a un coro de niños del Oratorio Don Bosco – Sor María Romero de San José.

Tras finalizar esa canción, el músico se toma una pausa en medio del concierto (tiene 75 años, somos afortunados de que sea solo una) y luego regresa para tocar más.

Más música

La segunda parte del show repasa los mismos discos que el primero, pero agregando temas del álbum Animals (1977). Así, suenan Dogs y Pigs (Three Different Ones), dos temas que aprovecha para criticar el estado del capitalismo salvaje y al mundo de la política (más spoilers: Waters desprecia a Donald Trump).

Después de este denso segmento político (las dos canciones juntas duran más de media hora), la banda volverá a los clásicos de Dark Side of the Moon: Money y Us and Them.

Luego, Waters regresará a su disco solista para interpretará Smell the Roses y luego, tocará Brain Damage y Eclipse de Dark Side of the Moon serán interpretadas una tras otra, justo como termina el disco.

Así terminará el segundo set. Waters saldrá del escenario por unos minutos y luego regresará a interpretar algunas canciones extra. Esta es la parte del concierto que más ha variado: en Chile tocó una canción de Víctor Jara y en Argentina invitó al escenario a León Gieco, así que no se puede descartar alguna sorpresa.

Si sigue el guion de la gira, Waters finalizará su concierto interpretando Mother y Comfortably Numb, la canción que le da un cierre monumental a todos sus conciertos.