Carlos Soto Campos. 6 noviembre
Giovanni Rodríguez y Magie Rodríguez han visto en otros países a Roger Waters y ahora finalmente podrán disfrutarlo en Costa Rica. Foto: Jorge Navarro
Giovanni Rodríguez y Magie Rodríguez han visto en otros países a Roger Waters y ahora finalmente podrán disfrutarlo en Costa Rica. Foto: Jorge Navarro

Nota del editor: Déjenos su opinión sobre cuál canción no puede faltar en el concierto de Roger Waters en la sección al final del reportaje. También, puede ingresar al formulario y actualizar sus datos para quedar participando en el sorteo de una de las dos entradas dobles en la sección Animals (piso del estadio, con asiento numerado).

Roger Waters se presentará en Costa Rica el próximo 24 de noviembre en el Estadio Nacional frente a 40.000 personas Esa es una frase que muchos fanáticos de Pink Floyd pensamos que nunca leeríamos en el periódico. Pero aquí estamos.

Waters, de 75 años, ha pasado el último cuarto de siglo haciendo conciertos reviviendo la música de álbumes como Dark Side of the Moon y The Wall, con los que transporta al público a sus famosas canciones que nacieron en los años 70 pero que toman otro ritmo aprovechando la tecnología de este siglo.

La fiebre por ver esas canciones tocadas en vivo por alguno de los miembros originales del grupo ha existido en el país durante décadas y, por eso, varios ticos han viajado lejos para disfrutarlo.

(Video) Los más fiebres le cuentan: ¿Por qué ver a Roger Waters?

Este es el caso de Leonardo Valverde, que en el 2010 viajó para ver la gira The Wall Live en Florida, su primera experiencia frente a Waters.

“En ese momento pensé, ‘nunca más lo voy a ver en la vida, si hay dos conciertos en Florida, tengo que ir a los dos’”, contó Valverde. Ambos días –el 13 y 14 de noviembre– fue acompañado de 25.000 personas.

Ahora en Costa Rica, Leo verá a Waters por octava ocasión. En el 2016 se “topó” con tres conciertos de Roger Waters mientras estaba en México, tocando con el grupo 424.

“Compré entradas para verlo en el Foro Sol, fueron los primeros shows de preparación para esta gira y anunció un concierto gratuito en el Zócalo”, explicó el músico de 33 años.

El año pasado, Valverde viajó para ver la gira Us + Them dos noches seguidas en Uniondale, Nueva York, en setiembre. El músico confesó que se propuso no viajar para conciertos en el 2018, pero cuando se anunció la fecha en Costa Rica no tuvo otra opción que comprar su boleto.

“Creo que es un show impresionante y me gusta saber que aquí voy a poder verlo con amigos con los que uno siempre habló y disfrutó esta música. Es el mejor sentimiento”, agregó.

Antes que camisas, Leonardo Valverde prefiere coleccionar los
Antes que camisas, Leonardo Valverde prefiere coleccionar los "tour books" (libros con información de la gira) cada vez que ve a Roger Waters. Fotos Jorge Navarro

Por azares de la vida, en los conciertos del Zócalo y en los dos de Uniondale, Nueva York, estaba también Giovanni Rodríguez, un abogado de 50 años.

Rodríguez ha sido fanático de Pink Floyd por varias décadas y le inculcó ese amor por la música de Pink Floyd a sus dos hijos, Magie y Giovanni.

“Ese primer viaje fue algo así como el crucero de 15 años de mi hija”, bromeó. “Fue en el 2007, la gira en la que tocaba Dark Side of the Moon entero y todo sonaba perfecto”, contó emocionado.

El concierto del 24 de noviembre será su quinta vez viendo a Waters y la cuarta de sus dos hijos. “Creo que cuando Waters tocaba Dark Side of the Moon estaba más restringido, en los conciertos de Nueva York se ve que se suelta más, disfruta de cada momento en el escenario”, contó.

Figura de
Figura de "El profesor", que aparecía en la gira 'The Wall Live' de Roger Waters. En cada espectáculo de ese proyecto se construía un muro gigante entre la banda y el público. AGENCIA EL UNIVERSAL

Tanto Leo Valverde como los Rodríguez coinciden en que la gira Us + Them es algo que no se puede perder ningún fanático de la música e incluso subrayan que las entradas que compraron para verlo en Costa Rica son más baratas que en los otros países.

Valverde no es el único músico nacional que se ha enfiebrado con Waters. El bajista Marvin Picado, miembro de Hijos y The Surrogate Band (una banda tributo a Pink Floyd), lo ha visto en 7 ocasiones. Mássimo Hernández, baterista de Gandhi, estará cumpliendo, en el Estadio Nacional, su tercera vez.

Historia se escribirá en San José

Otro fiebre que repetirá para la gira Us + Them es Carlos Rojas. En este momento él está en Perú y espera ver a Waters el 17 de noviembre en el Estadio Monumental de Lima. Este concierto, más el de La Sabana, lo harán cumplir 9 ocasiones en que ha visto a Waters en directo.

“Este setlist que traerá será muy superior. Es menos teatral que The Wall Live, que tenía dimensiones (de escenario) más grandes, pero la música es superior”, contó Rojas vía Whatsapp.

“Donde The Wall te deja sin palabras del espectáculo, Us + Them te llena el alma y de la misma forma de impresiona”, agregó.

“Creo que es un show muy político en la parte visual y eso siempre sorprende a la gente”, dijo Magie Rodríguez. “El sonido surround (envolvente) también sorprende, juegan mucho con efectos de sonido”, explicó la fanática de 26 años, quien lo verá por cuarta vez., objeto de colección y culto por lo fanáticos.

Un recuerdo de Jorge Angulo, fanático Roger Waters que lo verá por quinta vez en La Sabana.
Un recuerdo de Jorge Angulo, fanático Roger Waters que lo verá por quinta vez en La Sabana.

Uno que quiere vivir las sorpresas “de cero” es Jorge Angulo, un regente farmacéutico que lleva cuatro décadas siguiendo a Pink Floyd. Él no ha querido buscar la lista de canciones, ni videos, ni fotos para no hacerse spoilers del que sería su quinto concierto de Waters.

“Creo que la magia de Waters es que desde que él decidió reincorporarse a los escenarios, lo va disfrutando más. Cada gira es un éxito y es grato saber que mejora con cada año”, señaló.

Iniciando en el 2002, Angulo ha visto a Waters en cuatro giras, e incluso vio a Pink Floyd en Londres. Esta ocasión especial fue en 1994 cuando la banda hizo la gira promocional del álbum Division Bell, (cuando Waters había salido del grupo). En esa gira grabaron los álbumes en vivo P*U*L*S*E, objeto de colección y culto por los fanáticos.

Este fanático ha tenido la suerte de ver la historia pasar en Londres. Ahora él y otros 40.000 seguidores de Waters y Pink Floyd veremos la historia escribirse en San José.