Jessica Rojas Ch., AFP . 20 septiembre
Jennifer López y la diseñadora Donatella Versace posaron juntas luego del desfile que realizó la cantante y actriz en Milan. López y Versace son amigas personales y han trabajado juntas en otras ocasiones. Foto: AP
Jennifer López y la diseñadora Donatella Versace posaron juntas luego del desfile que realizó la cantante y actriz en Milan. López y Versace son amigas personales y han trabajado juntas en otras ocasiones. Foto: AP

La cantante y actriz latina estadounidense Jennifer López causó sensación este viernes en la pasarela del Milan Fashion Week al desfilar para la casa diseñadora Versace.

Reina de la gala con un espectacular vestido de seda verde muy escotado, un modelo inspirado en el diseño que impresionó en la ceremonia de los Grammy del año 2000, JLo demostró su poder en una sala al borde de la histeria.

Era un secreto celosamente guardado, que solo empezó a revelarse con la música de la estrella durante el show.

Mandatory Credit: Photo by Bei/REX/Shutterstock (4374464h) Jennifer Lopez Award Room at the 42nd Annual Grammy Awards February 23, 2000 Los Angeles, CA Jennifer Lopez Award Room at the 42nd Annual Grammy Awards held at the Staples Center. Photo® Eric Charbonneau / BEImages
Mandatory Credit: Photo by Bei/REX/Shutterstock (4374464h) Jennifer Lopez Award Room at the 42nd Annual Grammy Awards February 23, 2000 Los Angeles, CA Jennifer Lopez Award Room at the 42nd Annual Grammy Awards held at the Staples Center. Photo® Eric Charbonneau / BEImages

El desfile de la Diva del Bronx recordó aquella alfombra roja cuando la intérprete deslumbró y asombró a miles en la entrega de los Grammy cuando arribó a la ceremonia con el icónico traje que, según afirmó la empresa Google, fue la motivación para crear Google Images debido a la cantidad de búsquedas que se hicieron en ese momento.

Con algunos cambios, incluso siendo todavía más arriesgado, el nuevo vestido obra de Donatella Versace, amiga personal de López, mostró la impactante figura de López.

Antes, Gigi, Bella y Kaia desfilaron al más puro estilo Versace de los años 2000, con vestidos cortos y muy ajustados, lentejuelas y actitud sexy y decidida.