Fernanda Matarrita Chaves. 20 agosto
Valentina compartió una foto mientras esperaba para continuar con las fotos de la campaña de Pink, línea juvenil de Victoria´s Secret. Ella es la primera mujer transexual en trabajar con la marca. Foto: Instagram
Valentina compartió una foto mientras esperaba para continuar con las fotos de la campaña de Pink, línea juvenil de Victoria´s Secret. Ella es la primera mujer transexual en trabajar con la marca. Foto: Instagram

Mucho se ha dicho recientemente de Victoria’s Secret, la marca de lencería y fragancias que ha acostumbrado a su público a la fantasía y a la belleza física por medio de sus modelos y ángeles. Lo más sonado últimamente es que su icónico fashion show anual se cancela, en apariencia, por una disminución en la aceptación del público, que exige más diversidad. Nada de ello ha sido confirmado por la firma, pero lo que ha quedado claro es que se asoma una era en la que llega la apertura a la diversidad y a la innovación.

A principios de agosto, la modelo transexual Valentina Sampaio anunció que se unía al universo de Victoria’s Secret, noticia que llegó como una clara muestra de que la marca da un paso certero hacia la diversidad. La brasileña, de 22 años, publicó una imagen en la que se preparaba para hacer las fotos de la nueva campaña de Pink, la línea juvenil de VS.

Protagonista

“Nunca dejen de soñar. La vida es increíble. Quiere más, odia menos. El odio no sirve para nada, así que no pierdas el tiempo con ello”, escribió Valentina –quien se autopercibió como mujer a los 8 años de edad– mientras reposaba en el backstage previo a las fotos de la campaña Pink. Su mensaje se debió a la alegría que le provocó ser la primera mujer transexual en unirse al universo de Victoria’s Secret, un hecho inédito que la firma aún no comunica oficialmente.

Este no es el primer hito que marca Valentina, quien es reconocida por haber sido la primera chica trans en aparecer en la tapa de la revista francesa Vogue, en 2017. En ese tiempo ya había dejado claro que su intención era ser parte de VS.

Entre sus trabajos también destaca una campaña para L’oreal, colaboraciones que la han ido posicionando en la competitiva industria de la moda.

De regreso a la inclusión en VS, el año anterior en sus filas apareció Winnie Harlow, modelo con vitiligo y en sus campañas también participó la chica curvy Lorena Durán. Con esas incursiones han abierto la brecha a la diversidad, acción que se aleja de las polémicas declaraciones del jefe de marketing de Victoria’s Secret, Ed Rezek, quien en diciembre 2018 había dicho que en sus desfiles no aparecerían modelos “ni transexuales ni de tallas grandes”, informó El País de España.

Victoria´s Secret está apostando a la moda que invita a llevar la lencería como un complemento más del 'look'. En la imagen aparecen los ángeles Bárbara, Grace E., Leomie, Martha y Sara. Foto: VS para LN
Victoria´s Secret está apostando a la moda que invita a llevar la lencería como un complemento más del 'look'. En la imagen aparecen los ángeles Bárbara, Grace E., Leomie, Martha y Sara. Foto: VS para LN
Innovación al vestir

Aparte de la incursión de Valentina, otras de las novedades que presenta Victoria´s Secret, pero esta vez en el ámbito de la moda, es su colección de lencería de lujo, una que fue diseñada con el propósito de usarse como prendas de vestir. Los ángeles que mostraron esta propuesta fueron las ángeles más recientes Barbara Palvin, Grace Elizabeth, Leomie Anderson y las ya conocidas Martha Hunt y Sara Sampaio.

Ellas llegaron con la innovación, enfocada en piezas de vestir, hasta Nueva York, Chicago, Houston y Los Ángeles, lugares en los que lucieron looks llamativos con lencería como protagonista.

Esta propuesta para otoño arriba con creaciones atemporales de lencería de lujo, en la que están incluidos los sostenes sin forro, bralettes, bodys y bragas de cintura alta “para construir el vestuario moderno imprescindible de esta temporada”, indicó un comunicado oficial.

Desde que esta colección fue concebida, en la mente de los creadores estaban las piezas visualizadas para usarse con pantalones de mezclilla de talles altos o faldas de satén a juego con botines, una idea que da pie a coquetear a diario con la comodidad y sensualidad.