Gerardo González V. 28 febrero
The Lookout se ubica en playas del Coco y tiene una vista espectacular de la bahía. El equipo de 'Restaurantes en apuros' salió a su rescate. Captura de pantalla.
The Lookout se ubica en playas del Coco y tiene una vista espectacular de la bahía. El equipo de 'Restaurantes en apuros' salió a su rescate. Captura de pantalla.

Restaurantes en apuros es el nombre del nuevo programa que Netflix estrenó este viernes 28 de febrero en el que se busca tender la mano a los propietarios de negocios gastronómicos en situaciones difíciles.

Esta producción cuenta con seis episodios y para sorpresa de muchos, el cuarto de los capítulos tiene como protagonista a The Lookout, restaurante ubicado en playas del Coco, en el Pacífico costarricense.

El show sigue las aventuras del restaurador Dennis Prescott, la diseñadora Karin Bohn y el chef Nick Liberato, quienes viajan por el mundo buscando restaurantes que tienen en común vistas espectaculares y problemas que resolver. “¡De olvidable a memorable!”, es la misión que persigue el programa en cada capítulo.

En suelo tico

A continuación puede encontrar detalles sobre el episodio que se filmó en suelo costarricense. Eso sí, el texto puede contener algunos spoilers.

The Lookout es propiedad de Sandro y Elisa, pareja conformada por un costarricense y una italiana, quienes se enamoraron en Costa Rica y ahora atraviesan dificultades para mantener a flote su negocio.

Sandro y Elisa, un costarricense y una italiana que se enamoraron tras conocerse en un restaurante. Decidieron tener su propio negocio pero la tarea no ha sido tan sencilla. Captura de pantalla.
Sandro y Elisa, un costarricense y una italiana que se enamoraron tras conocerse en un restaurante. Decidieron tener su propio negocio pero la tarea no ha sido tan sencilla. Captura de pantalla.

Para colmo de males, durante la administración anterior, el restaurante recibió gran cantidad de malos comentarios que la pareja heredó al adquirir el lugar.

“Nuestro sueño siempre fue tener nuestro propio restaurante, pero es todo un desafío porque nunca dirigí un restaurante”, afirma en el programa la mujer quien tiene cinco años de vivir en Costa Rica. La pareja tiene un hijo llamado León, por lo que la presión de que el negocio sea exitoso es todavía mayor.

Sandro visiblemente emocionado relata que trabaja 14 horas al día y asegura: “mi esposa es mi apoyo y mi bebé es mi motor”. Este joven chef optó por mantener el menú original de The Lookout que incluye platillos como poke de atún con nachos y crostini con atún picante, entre otros.

El equipo integrado por el chef Nick Liberato, la diseñadora Karin Bohn y el restaurador Dennis Prescott durante su visita al restaurante en Guanacaste. Captura de pantalla.
El equipo integrado por el chef Nick Liberato, la diseñadora Karin Bohn y el restaurador Dennis Prescott durante su visita al restaurante en Guanacaste. Captura de pantalla.

Tras conocer la historia de la pareja y el lugar, los expertos se reúnen para evaluar todos los pros y contras y a partir de ahí elaborar un plan de salvación.

A partir de ahí, el trío visita lugares aledaños en busca de ideas que los inspiren. Es así como descubren el pura vida costarricense el cual tratan de incorporar en la esencia del restaurante y de paso mostrarlo al mundo.

Acompáñelos en esta misión y descubra los lugares que sirvieron de inspiración para la decoración, el menú y el ambiente y conozca el resultado final de esta aventura en tierras guanacastecas.

El programa se estrenó este viernes en Netflix y además de Costa Rica incluye historias de proyectos similares en Malta, Hong Kong, Canadá, Austria y Santa Lucía.