Kimberly Herrera. Hace 6 días
Gary Centeno y Lorena del Castillo esperan a su primer hija, Luna, que nacería el próximo mes de setiembre. Foto: Cortesía Gary Centeno.
Gary Centeno y Lorena del Castillo esperan a su primer hija, Luna, que nacería el próximo mes de setiembre. Foto: Cortesía Gary Centeno.

México es uno de los países latinos más afectados por la pandemia y, al igual que en Costa Rica, las personas han tenido que modificar drásticamente sus rutinas para salir avante en medio de la crisis sanitaria.

El actor costarricense y quien reside en el país azteca Gary Centeno, asegura que en ese país no ha sido nada sencillo no solo por la cantidad de casos que hay, sino porque su novia, la actriz Lorena del Castillo, conocida por su participación en telenovelas como El Señor de los Cielos, está embarazada.

El mayor temor de la pareja es contagiarse, más ahora que Lorena se encuentra en la etapa final de su embarazo.

“Hace algunos días fuimos al hospital porque a Lore le dieron contracciones y a ella le estaban contando que las cunas estaban llenas porque habían nacido muchos niños con covid-19 entonces ahí nos preocupamos mucho. En realidad sí ha sido tedioso tener ese miedo, porque a Lore también le han dicho que las personas con más riesgo son los adultos mayores y las embarazadas, entonces hemos tenido bastante precaución”, explica Gary.

La pareja solamente sale para ir de compras al supermercado. Foto: Instagram
La pareja solamente sale para ir de compras al supermercado. Foto: Instagram

Debido a la situación, la pareja ha podido compartir todo el proceso del embarazo, ya que desde el principio han estado en cuarentena.

En este tiempo han aprovechado para ver series latinoamericanas, tomar cursos en línea y leer. También dedicaron mucho tiempo a decorar el cuarto de su bebé y han tratado de mantenerse relajados.

Gary, quien formó parte de la primera temporada de La casa de las flores, afirma que en estos meses solamente han salido para ir de compras al supermercado y en una ocasión se fueron un tiempo adonde la familia de Lorena, en Veracruz, donde hay piscinas y pudieron alejarse de todo el estrés de Ciudad de México.

“Ha sido bonito porque hemos vivido juntos todo este proceso, pero nos hubiese gustado que nada de esto estuviese pasando para salir y caminar tranquilos, porque ni siquiera hemos podido hacer un baby shower, porque simplemente no se puede empezar a invitar gente y uno no sabe. Tenemos que tener todas las medidas de precaución”, afirma.

Pese a ello, el actor comenta que están muy agradecidos, pues han recibido muchos regalos por parte de sus amigos y familiares para la pequeña Luna, nombre que escogieron para su hija.

Según explica la actriz, ella fue la que escogió como se llamaría la niña.

La habitación de la pequeña Luna está totalmente equipada. Foto: Cortesía Gary Centeno.
La habitación de la pequeña Luna está totalmente equipada. Foto: Cortesía Gary Centeno.

“La Luna siempre ha tenido mucha injerencia en mi energía, siempre había sido un astro muy importante en mi vida. Además, me parece un nombre original, cortito, y que tiene mucha carga energética positiva. Lo pienso como poético y cada vez que alguien se enamore de mi hija no la va a poder olvidar, porque la luna siempre la va a tener en el cielo”, detalla la actriz.

“Me da miedo ser papá. Sé que no hay un manual y creo que es en el transcurso del tiempo que vas descubriendo cómo ser padre y solo espero dar lo mejor de mí en el proceso, darle los valores que a mí me inculcaron y que sea feliz” Gary Centeno, actor costarricense.
Innovar

Los actores aseguran que durante estos meses de pandemia también han replanteado varios aspectos en sus vidas, ya que con la crisis sanitaria en ese país, no han podido dedicarse a su carrera en actuación, pues todos los proyectos en los que estaban trabajando, ahora están en pausa.

“Desde enero yo venía con una muy buena racha, grabando algunas cosas y esta pandemia nos bloqueó todo eso. Confiamos en que todo va a salir bien y que esto va a pasar, pero la pandemia sí nos ha pegado en el ámbito laboral y estamos tratando de ver el lado positivo, aunque a veces es complicado por el hecho de que no puedes ver a tu gente o que mi mamá, que está en Costa Rica, no puede estar viniendo”, cuenta Gary.

Gary Centeno y Lorena del Castillo pasaron una temporada en donde la familia de la actriz, lejos del ruido de la ciudad. Foto: Cortesía Gary Centeno.
Gary Centeno y Lorena del Castillo pasaron una temporada en donde la familia de la actriz, lejos del ruido de la ciudad. Foto: Cortesía Gary Centeno.

Antes de la pandemia, la pareja iba a trabajar en una misma película, pero esta quedó cancelada hasta nuevo aviso. Además, el tico estaba por empezar una obra de teatro en la Ciudad de México. Por ello decidieron buscar nuevas oportunidades de negocio.

“Yo también estudié Diseño Publicitario entonces he estado retomando el Photoshop para hacer otras cosas, porque depender de la actuación ahorita está difícil. Lore empezó una empresa que se llama Yowali que es de productos naturales, amigable con el ambiente, son totalmente biodegradables y le estamos echando un poquito de ganas ahí, tratando de vender en línea, metiendo productos nuevos y mejorando la página. Tenemos que hacer otras cosas aparte de la actuación”, asegura el actor.

Lo que más desean es que su pequeña sea feliz y tenga todas las comodidades.

Luna llegó sin previo aviso, y aunque ambos anhelaban ser padres, querían esperar un par de años más para cumplir ese sueño.

“La verdad es que todavía no estaba entre mis planes, pero la historia fue que aún cuidándonos Luna decidió venir al mundo y yo no quise hacer nada para interponerme porque yo tampoco soy una niña de 15 años que se embarazó de un desconocido. Ya estábamos en pareja y simplemente ocurrió y quise darme la oportunidad de vivirlo”, afirma Lorena.

Gary Centeno y Lorena del Castillo tienen año y medio de relación. Foto: Cortesía Gary Centeno.
Gary Centeno y Lorena del Castillo tienen año y medio de relación. Foto: Cortesía Gary Centeno.

Desde entonces concuerdan en que ha sido una “montaña rusa de emociones, pero a veces el destino es incierto y si Dios nos mandó esta bendición es por algo”, agregó.

En un inicio temían que por su hija iban a tener que dejar sus carreras; no obstante, ahora ven su situación laboral de otra manera y consideran que Luna no va a ser un impedimento para seguir actuando.

“Ella va a venir a complementarnos a nosotros dos. Sabemos que tenemos una responsabilidad y por eso también estamos emprendiendo, queremos tener un negocio propio, que tenga una entrada fija y nosotros seguir haciendo lo que amamos”, dice Gary.

El parto de Lorena está previsto para setiembre y la actriz afirma que ya tiene hasta el bolso para llevar al hospital listo y está feliz por haber tenido un embarazo muy tranquilo.