Yuri Lorena Jiménez. Hace 2 días
Kanye Wet ha estado en terapia varias veces para sobreponerse de ansiedad y depresiones. Foto AP
Kanye Wet ha estado en terapia varias veces para sobreponerse de ansiedad y depresiones. Foto AP

Cuando el famoso rapero Kanye West declaró que había sufrido una metamorfosis espiritual y que ahora le iba a “entregar su talento al Señor”, en enero pasado, nadie arqueó la ceja porque el esposo de la socialité Kim Kardashian venía dando tumbos desde hace rato, con actitudes erráticas que incluso provocaron el llanto y la desesperación de su esposa, escenas que se transmitieron sin filtro, en su momento, en el reality Keeping Up With The Kardashians.

Sin embargo, el nuevo Kanye continúa llamando la atención por sus excentricidades, por ejemplo, su intención de cambiarse el nombre legalmente a “Christian Genius Billionaire Kanye West”, de acuerdo con información de la cadena CNN, entre otros medios.

Sus declaraciones se dieron en el contexto del Festival de Innovación de Fast Company 2019. "Cuando la gente opina que es grosero llamarse multimillonario, tal vez cambie legalmente mi nombre a Christian Genius Billionaire Kanye West por un año hasta que todos comprendan exactamente qué es”, dijo el rapero, en una declaración que generó más dudas que respuestas.

Sobre el cambio espiritual de su marido, Kim Kardashian declaró en una entrevista con el espacio The Talk que apoya y respeta el “maravilloso viaje” en que se ha embarcado su marido, pero aclaró que no piensa adoptar sus nuevos valores religiosos si contradicen los suyos. Según contó, el rapero le ha confesado que no se siente cómodo con los vestidos tan reveladores que ella acostumbra a usar en las galas a las que asisten, pese a que antes era el primero en apoyarla cuando elegía atuendos que dejaban poco a la imaginación.

El artista también ha intervenido para realizar cambios en la crianza de los hijos que tiene con Kim. Por ejemplo, sacó los televisores de sus cuartos y está tratando de evangelizarlos y encausarlos junto con él en su nueva etapa espiritual.

No es la primera vez que el cantante intenta cambiarse el nombre: para promocionar una marca de zapatos, en el 2009, dijo que iba a cambiarse el nombre a Martin Louis the King Jr.