Entretenimiento

Príncipe Andrés llega a acuerdo con su demandante por agresión sexual

Se desconocen los términos económicos del acuerdo, pero según el documento financiero, el duque de York ‘tiene la intención de hacer una donación sustancial’ a la organización de Giuffre

Londres. El príncipe Andrés llegó a un acuerdo con la estadounidense Virginia Giuffre, quien lo acusó de agresión sexual en el 2001, evitando un juicio público en Nueva York que hubiera puesto en un aprieto a la familia real británica.

“Virginia Giuffre y el príncipe Andrés llegaron a un acuerdo amistoso”, relata una carta divulgada este martes por el abogado de la denunciante, David Boies, en nombre de ambas partes, en la que precisa que ambos tienen la intención poner fin a este caso en 30 días.

El hijo de la reina Isabel II, de 61 años, fue objeto de una demanda de la estadounidense de 38 años quien lo acusaba de haber abusado sexualmente de ella cuando tenía 17 años. Giuffre fue una de las tantas víctimas del multimillonario Jeffrey Epstein, acusado de pederastia y quien fue encontrado muerto en una cárcel de Manhattan en agosto del 2019 cuando aguardaba para ser juzgado.

El príncipe, antiguo héroe militar convertido a raíz de este asunto en paria de la familia real, siempre ha negado las acusaciones. Se desconocen los términos económicos del acuerdo, pero según el documento financiero, el duque de York “tiene la intención de hacer una donación sustancial” a la organización de Virginia Giuffre, creada el pasado año y bautizada “Speak out, Reclaim” en apoyo a las víctimas de abuso sexual.

El caso creció como una bola de nieve dejando a la luz pública la intimidad de la vida del príncipe, con repercusiones indeseables para la familia real inglesa, pese a que el príncipe se retiró de la vida pública en el 2019.

A mediados de enero, tras no lograr que la justicia desestimara la denuncia y poco antes del 70 aniversario del reinado de Isabel II, Andrés renunció a sus títulos militares y perdió sus títulos honoríficos. Una humillación más para quien fue considerado como un héroe de la guerra de las Malvinas, en 1982.

“El príncipe Andrés nunca tuvo la intención de denigrar a la Sra. Giuffre y sufrió por los ataques públicos injustos”, dice el documento judicial que desde este martes forma parte del dossier del juez neoyorquino Lewis Kaplan, encargado de instruir el caso.

Según los abogados, el príncipe Andrés "lamenta sus relaciones con Epstein y saluda la valentía de la Sra. Giuffre y de otras víctimas que alzaron la voz para defenderse". Aunque en esta nota de una página, no se hace mención a las acusaciones de la estadounidense contra el príncipe Andrés, ni que este las haya negado.

“Yo creo que el anuncio de hoy habla por sí mismo”, comentó el abogado de Giuffre, David Boies, en un correo a la AFP. El príncipe no había reaccionado el martes. Virginia Giuffre “ha logrado lo que nadie hubiera podido hacer: llevar al príncipe Andrés a que acabe con sus tonterías y se ponga de lado de las víctimas de la violencia sexual”, se congratuló la abogada de las víctimas de Epstein, Lisa Bloom, en Twitter.

El acuerdo parece “un alivio” para el príncipe, dice Bennett Gershman, un antiguo fiscal contactado por la AFP. “Ha desaparecido la perspectiva de una declaración difícil y embarazosa y un juicio y se mantiene su reputación por el hecho de que no ha reconocido ninguna mala conducta con respecto a la Sra. Giuffre”, agrega este profesor de derecho en la Universidad Pace.

Giuffre, que ahora tiene 38 años, acusó a Andrés de haber mantenido relaciones sexuales en las residencias de Epstein y de su pareja, la británica Ghislaine Maxwel, en Londres, Nueva York y las islas Vírgenes, en el 2001, cuando era menor de edad.

En la entrevista que concedió a la BBC, Andrés aseguró que no conocía a la joven pese a que había fotos que le mostraban agarrándola por la cintura, mientras Maxwell sonriente aparecía en segundo plano. En diciembre, Maxwell fue condenada por reclutar y preparar a menores para que Epstein abusara sexualmente de ellas, sacando a la luz un dramático mundo de tráfico sexual entre ricos y poderosos.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.