Entretenimiento

Conozca a Kattya Granados, la mamá de Keyla Sánchez que sigue los pasos de su hija en Instagram

Sin darse cuenta, esta mujer, de 48 años, empezó a acumular miles de seguidores y ahora aprovecha su plataforma para compartir mensajes espirituales y promocionar marcas.

La presentadora Keyla Sánchez es la costarricense, viviendo en Costa Rica, más seguida en Instagram. Ella acumula 753.000 seguidores y la exposición que le ha dado a su mamá, Kattya Granados, ha valido para que hoy esta mujer, de 48 años, se haya convertido en una sensación en redes sociales.

Doña Kattya cuenta que ella nunca ha sido muy asidua a las plataformas sociales, quien le ha hecho siempre las cuentas es su hija Keyla. Ella le creó su perfil de Facebook y después el Instagram, en esta última plataforma es donde sin percatarse empezó a tener miles de seguidores cuando todavía no era tan activa. Ahora tiene más de 32.600 fanáticos.

Cuenta que un día Keyla le hizo ver la cantidad de seguidores que tenía y a ella se le despertó el interés por empezar a compartir más de su día a día en su Instagram.

Antes de continuar, hay que destacar que esta vecina de San Ramón no buscó notoriedad en redes sociales y “que jamás pretente igualarse a su hija”, como cuenta le han comentado unos pocos, pues ella está muy enfocada en la vida que tiene, en sus responsabilidades y “en su edad”. Ella es la jefa de recursos humanos del hospital de San Ramón.

Kattya Granados es administradora de empresas y máster en alta gerencia y ahora, reconoce, empieza a dar pasos en el mundo de los influenciadores.

"Ay Dios mío, ¡qué loquera! Ni me di cuenta de cómo pasó todo esto en Instagram. A estas edades uno no es tan tecnológico, además tengo muchas responsabilidades en el hospital, no había puesto atención a las redes sociales, eso sí, me encanta subir fotos (...). No me di cuenta en qué momento tenía tantos seguidores.

"Siento que posiblemente una cosa lleva a la otra. Yo como Kattya Granados tengo mucha gente que me aprecia, pero no es como para tener tanta gente como la que llega después de que Keyla Sánchez cuenta una historia (en Instagram) y me saca ahí”, cuenta Granados.

Aclara que se siente muy orgullosa de su hija, pero que jamás se quiere parecer ni quitarle protagonismo a “su princesa”.

“Uno que es medio sencillo, uno bombeta y vacila. Estoy enfocada en otro segmento de personas, a gente adulta; eso sí, soy muy jovial, me encanta la ropa juvenil y casual. Así he sido siempre, Keyla siempre usa mi ropa. Me compro dos cosas iguales porque sé que me la va quitar”, dice entre risas.

Si bien esta aficionada al deporte sabe que muchos de sus seguidores llegaron por su hija, ella es consciente de que se han quedado siguiéndola por el contenido que les comparte siendo ella misma.

"Me gusta llegar a las personas con un mensaje positivo y bonito. Yo oro mucho. Me levanto a correr a las 3:30 a . m. y la gente me escribe para que ore por ellos o que les comparta las predicaciones que yo escucho.

"Yo en mis redes sociales quiero ser un instrumento de Dios. Compartir contenido espiritual; la gente cree que uno no tiene luchas, pero desde hace seis años hemos pasado la enfermedad de mi mamá (doña Olga Vega) que ha estado al borde de la muerte y es tan valiente, yo decido no quejarme. Mi mamá es mi heroína.

"Esa es la parte positiva que quiero mostrar: que a pesar de la adversidad y si tenemos fe y actitud positiva Él nos promete estar con nosotros siempre. Esa es una parte, lo otro que quiero transmitir es que hay que disfrutar de la vida, yo disfruto con Thiago (su nieto), juego con él, hay que ser feliz y aceptarnos como somos”, detalla.

En su cuenta, en la que también comparte mensajes relacionados con el deporte, ya que ha hecho varias maratones, también promociona contenido de marcas, en su mayoría, de emprendedores a quienes apoya para que den a conocer su negocio. Cuenta que ha recibido propuestas para hacer publicidades pagadas, sin embargo, no se ha decidido a monetizar sus posteos.

“Una vez me contaron que luego de unas publicaciones que hice ganaron 1.000 seguidores; también hay unas chiquitas de San Carlos que perdieron al papá y emprendieron, desde que Keyla y yo las hemos ayudado ahora ellas tienen su tiendita física. Yo no las conozco pero las amo”, cuenta.

Por ahora, doña Kattya se siente contenta de tener seguidores y compartir con ellos. De momento no piensa en proyectos futuros, dice que vive el día a día.

Una amante de la familia

Kattya Granados está casada desde hace 28 años con Luis Fernando Sánchez, un ginecólogo. Juntos son los padres de Keyla Sánchez, su única hija.

“Para mí la familia es lo más importante. Es lo número uno, lo que más adoro. Para mí la familia siempre es lo primero. Soy muy cercana a mi nieto (Thiago Hernández), ese chiquito es como el aire que respiro, es como si me inyectaran todo lo que necesito”, dice.

Doña Kattya se declara una madre orgullosa. Dice sentirse muy bien de los logros de su hija Keyla, a quien cuenta le inculcó valores, principios y espiritualidad.

Hoy está muy complacida por la carrera mediática de su hija, aunque al inicio sentía un poco de temor, pues ella siempre ha sido una madre muy protectora.

"Estoy muy feliz de ver los logros y sus crecimientos, de ver lo empunchada que es. Yo siempre fui temerosa, desde bebé la cuidé mucho, era amor casi que enfermizo, la recogía de la escuela y colegio, no la dejaba hacer nada por miedo de que algo le pasara.

"Le consulté a psicólogas por su crianza. La cuidé muchísimo. Cuando se empezó a meter en el medio, primero tuvo varias ofertas pero le dijimos que mejor no, hasta los 19, ya que era mayor de edad, le ofrecieron lo de canal 9 y le dimos la confianza, fue por ahí que fuimos aflojando. La acompañé a la primera entrevista; uno escuchaba cosas y uno tenía ese miedillo, pero me fui involucrando y vi que esto no es tan terrible como decían (el medio). El ambiente en el 9 era precioso; ahora que está en el 7 a ella le encanta que yo vaya y veo que se tratan lindo.

"Ella siempre ha sido organizada, ahorraba el dinero que le dabamos por hacer quehaceres en la casa, administraba su mesada. Nunca ha tenido miedo, es arriesgada y positiva. Ella dice que tenemos que confiar en la educación que le dimos. Su forma de ser le ha abierto oportunidades”, comentó doña Kattya quien destaca que su rol más importante ha sido el de madre, abuela y esposa.

Fernanda Matarrita Chaves

Fernanda Matarrita Chaves

Periodista y Licenciada en Comunicación de Mercadeo de la Universidad Latina de Costa Rica. “Redactora del año” de La Nación en el 2021. Ganó el premio nacional al mejor contenido divulgado sobre Niñez y Adolescencia 2021, otorgado por el Consejo Nacional de la Niñez y la Adolescencia y organizado por UNICEF, el PANI y Punto y Aparte