Manuel Herrera. 12 septiembre
Botargas de los personajes de 'Coco' y vestuarios similares a los de la película serán parte del espectáculo teatral. Fotografía: Cortesía Museo de los Niños.
Botargas de los personajes de 'Coco' y vestuarios similares a los de la película serán parte del espectáculo teatral. Fotografía: Cortesía Museo de los Niños.

La película Coco estremeció al mundo hace casi dos años con una entrañable, apasionante y, a la vez, conmovedora historia que giró en torno a Miguel Rivera, un niño de 12 años aficionado a tocar la guitarra y a ver películas de su cantante ranchero favorito: Ernesto de la Cruz.

La vena musical de este niño curioso, divertido, enérgico y de buen corazón no es bien aceptada en su familia, que tiene ciertos recelos respecto a la música; de ahí que Miguel, con algo de rebeldía, se aprestó a protagonizar aventuras y desaventuras con el fin de alcanzar su gran sueño de ser artista.

Solo Mamá Coco –abuela de Miguel– y Dante –el perro del niño–, saben de su devoción por la guitarra y la música ranchera, tejiendo entre los tres un secreto que no caerá nada bien a la familia Rivera cuando salga a la luz.

Las memorias de Miguel y Mamá Coco pusieron a vibrar la industria cinematográfica animada a inicios de diciembre del 2017, cuando la cinta se estrenó y la crítica la comenzó a ensalzar y a proyectar como finalista de los galardones más prestigiosos del mundo que premian a lo mejor del cine.

Por supuesto que los expertos no fallaron. Coco tocó fibras por su carácter de identidad y su historia trepidante que le valieron, entre otros, dos premios Óscar (a mejor largometraje animado y mejor canción original por Remember Me), y dos Globos de Oro (en las mismas categorías).

Ahora la historia de Miguel, de su abuela Mamá Coco y de los demás personajes de la película regresa –esta vez en exclusiva para el público costarricense– en Coco, el musical, una obra teatral de origen mexicana que se presentará este fin de semana en el Teatro Auditorio Nacional del Museo de los Niños, en San José.

La obra está inspirada en la película de Pixar, y aunque en esencia la historia es la misma, cuenta con escenas originales producidas especialmente para presentarse en teatro.

Ronny Jiménez, encargado de comunicación del Museo de los Niños, comentó que el espectáculo se suma a las diferentes propuestas que a lo largo del año ha presentado la institución para el deleite del público costarricense como parte de su 25 aniversario.

Coco, el musical representa seguir con los espectáculos de calidad que nos hemos puesto como meta en la institución desde hace dos años. Son shows de alta calidad y de precios accesibles para toda la familia. Este (Coco, el musical) es de corte infantil-familiar que incluye una variedad de recursos artísticos para su puesta en escena”, afirmó Jiménez.

Coco destaca por ensalzar algunas tradiciones mexicanas, como la del Día de los Muertos, representada en vistosos altares que mostró la película y que ahora serán parte del montaje teatral. Fotografía: Cortesía Museo de los Niños.
Coco destaca por ensalzar algunas tradiciones mexicanas, como la del Día de los Muertos, representada en vistosos altares que mostró la película y que ahora serán parte del montaje teatral. Fotografía: Cortesía Museo de los Niños.

En el país, el musical mexicano tendrá cuatro únicas funciones: dos el sábado 14 de setiembre y otras dos el domingo 15 de setiembre. Ambos días las funciones son a las 11 a. m. y 2 p. m.

Jiménez destacó que aún hay entradas disponibles en la página boleteria.museocr.org o en las boleterías físicas del llamado Castillo de los Sueños. Los precios de los boletos son de ¢10.000 (planta alta) y ¢15.000 (planta baja), por persona.

El vocero del Museo de los Niños aclaró que el musical se presentará en esas fechas –de alta demanda por la celebración de la Independencia de Costa Rica– debido a que eran las únicas que la producción internacional tenía disponibles para visitar al país.

“Sin duda, será una hora y 30 minutos de risa, baile, música, suspiros, emociones y sentimientos encontrados. Lo que provocó Coco en el cine ahora es vivirlo en el teatro donde las emociones se suelen manifestar aún más a flor de piel”, subrayó Jiménez.

“En este mundo actual que ha perdido varios valores, queremos resaltar y recalcar el más importante: la familia”, Edith González Fuentes, productora Coco, el musical.
Debut internacional

Será la primera vez que Coco, el musical salga de México a una gira internacional desde que fue creado y producido hace dos años.

Edith González Fuentes, productora del show, comentó que el montaje que verán los costarricenses este fin de semana es una adaptación a teatro de la película de Pixar.

“Esta adaptación a teatro lleva una semejanza de nuestras tradiciones mexicanas, en donde no es similar a la película. Contamos con actores profesionales, botargas (disfraces) de alta calidad, vestuarios hechos a mano, y utilería tradicional como lo es el papel picado, que es originario de la ciudad de Puebla”, dijo González en notas de producción que difundió a través del Museo de los Niños.

Mamá Coco y Miguel Rivera en una de las escenas de 'Coco, el musical'. Fotografía: Cortesía Museo de los Niños.
Mamá Coco y Miguel Rivera en una de las escenas de 'Coco, el musical'. Fotografía: Cortesía Museo de los Niños.

La productora destacó que la historia del cine distará en algunos aspectos de la del teatro principalmente por el contexto. “Tiene elementos similares, pero no es igual”, aseveró González aguardando el efecto sorpresa para el público.

En la sinopsis del espectáculo que distribuyó el Museo de los Niños se lee: “Coco, el musical es una obra adaptada a esa opción: la animación. El uso del color y los detalles es algo que nunca había visto una puesta en escena con ballet folclórico y mariachi en vivo. La representación del pueblo mexicano, sus calles, sus colores, sus tradiciones, su día a día, son lo más cercano a la realidad que se haya visto en una puesta en escena donde se recuerdan esos tan queridos pueblos pequeños, tradiciones y gente buena y trabajadora llena de ilusión, que vive y es parte de la magia y que se plasma dentro de la obra”.

Edith González Fuentes detalló que en el espectáculo que se presentará en el país participarán 13 artistas quienes encarnarán a 15 distintos personajes que interactuarán constantemente con el público, principalmente con los niños.

“Algunas de las escenas que podrán disfrutar es cuando Ernesto de la Cruz baila con su ballet folclórico. También podrán ver a Mamá Coco cuando Miguel le canta Recuérdame”, apuntó González.

“Será una hora y 30 minutos de risa, baile, música, suspiros, emociones y sentimientos encontrados”, Ronny Jiménez, vocero del Museo de los Niños.
Con sello tico

Ronny Jiménez, del Museo de los Niños, dijo que como parte de las novedades habrá participación de talento costarricense en el montaje.

Por ejemplo, el mariachi que participará en las cuatro funciones será costarricense y el elenco artístico de la institución tendrá a cargo una escena dentro del espectáculo.

“El mariachi costarricense Monterrey formará parte del espectáculo internacional. Una de las canciones del espectáculo que es puro folclor mexicano estará interpretada con una coreografía por el elenco del Museo”, refirió Jiménez.

En esos dos apartados, cada grupo trabaja en solitario a partir de videos que la productora internacional les envió con esos fines. Todo el equipo artístico completo –tanto el internacional como el nacional– ensayarán este jueves.

El mariachi interpretará algunas piezas como El Son de la Negra, Cielito Lindo y La Bikina, grandes éxitos de la música mexicana que sonarán en el espectáculo.

“Queremos hacer un cambio intercultural para darnos a conocer y representar a nuestro país”, comentó la productora Edith González Fuentes.

Con el fin de avivar más las ansias de los costarricenses por este montaje, Edith González agregó: “No se pierdan esta gran puesta en escena, en donde disfrutarán de los personajes hechos en botarga de fibra de vidrio, además de las tradiciones mexicanas, como la música del mariachi y todo lo que nosotros representamos”.

Miguel Rivera y Ernesto de la Cruz en una conmoverdora escena de 'Coco, el musical'. Fotografía: Cortesía Museo de los Niños.
Miguel Rivera y Ernesto de la Cruz en una conmoverdora escena de 'Coco, el musical'. Fotografía: Cortesía Museo de los Niños.

Por su parte, el vocero del Museo de los Niños, aseguró que a como lo hizo la historia en el cine, Coco, el musical apostará por conquistar nuevamente el corazón de los niños y de las familias costarricenses.

Solo como referencia, desde su estreno, la obra ha recorrido gran parte de la República Mexicana. Ciudades como Reynosa, Puebla, Ciudad de México, Guadalajara, Monterrey y Cuernavaca son solo algunos de los sitios donde ha hecho escala este montaje, que honra, en todos sus extremos, a la cultura mexicana y que motiva a los más pequeños a perseguir sus sueños.

“La respuesta del público ha sido maravillosa. La gente nos ha aplaudido de pie”, terminó González.

No se lo pierda
  • Espectáculo: Coco, el musical.
  • Funciones: sábado 14 y domingo 15 de setiembre a las 11 a. m. y 2 p. m.
  • Lugar: Teatro Auditorio Nacional del Museo de los Niños, San José.
  • Duración: Una hora y 30 minutos.
  • Productora: Edith González Flores, de México.
  • Entradas: ¢10.000 y ¢15.000, a la venta en boleteria.museo.cr.org y en las boleterías del Museo de los Niños.