Manuel Herrera. 20 marzo
Brenda Castro tiene 26 años de edad y será la abanderada tica en el Miss Grand International, en octubre. Fotografía: Cortesía Miss Grand Costa Rica.
Brenda Castro tiene 26 años de edad y será la abanderada tica en el Miss Grand International, en octubre. Fotografía: Cortesía Miss Grand Costa Rica.

Brenda Castro abrió nuevamente un capítulo del libro de su vida que creyó haber cerrado hace tres años: el de los concursos de belleza.

Luego de entregar la corona del Miss Costa Rica en el 2016 –fue electa soberana de la belleza costarricense en el 2015–, la guapileña quiso sentir de nuevo la adrenalina de estar en un escenario y la tensión de que su belleza e intelecto sea evaluados por un panel de jueces que escrutan tales características entre varias decenas de chicas de todo el mundo.

Castro fue electa por la organización local del Miss Grand International como la abanderada costarricense en la edición 2019 de ese certamen, ubicado en el top 3 de los principales concursos de belleza que se organizan en el orbe.

Brenda Castro dijo a Viva este miércoles que no fue sencillo tomar la decisión de participar en ese concurso. Antes de decir que sí, la exreina de belleza reposó la petición de la organización local, principalmente, porque desde que entregó la corona del Miss Costa Rica se dedicó a una vida empresarial, siempre en el área de la belleza y la moda.

Subraya que decidirse en participar en el Miss Grand International no fue fácil, ¿por qué?

Principalmente porque yo me había dicho que mi época de certámenes de belleza ya había culminado. Había empezado con mis proyectos personales con los que me siento una mujer emprendedora, una empresaria a corta edad y con muchos otros proyectos por venir. Me había hecho la idea de no más concursos.

¿Esa decisión estuvo motivada por alguna mala experiencia en Miss Costa Rica?

No. Luego del Miss Costa Rica sentí que ya había llegado a lo más alto que se podía en esa materia, y quise enfocarme en otras cosas, como en mis negocios. Pero el tiempo pasa y lo que uno aprende y los pensamientos y la mentalidad pueden cambiar en ese tiempo, cuando me invitaron a participar lo valoré y decidí que no me quería limitar a nada, porque estoy en la edad de poder representar a un país en un concurso de Misses, tengo disposición, ganas, experiencia y posibilidades. Por eso tomé la oportunidad .

¿Qué o quien la convenció?

Ese convencimiento vino de mi interior. Quise volver a sentir lo que significa estar en un escenario, esa ansiedad, esa pasión que siempre me ha llamado la atención de los certámenes de belleza. A mí me mueve y me emociona todo lo relacionado con este mundo y se me despertó ese sentimiento otra vez. Lo medité para ver si era real lo que estaba sintiendo y la verdad es que todo dio positivo y, a esa altura, me pregunté por qué no ir de nuevo, qué me limitada y todo dio positivo. Quise asumir nuevamente el reto.

¿Cómo llega ahora a una competencia de gran calibre, como la que vivió en Miss Universo?

Me siento más completa ahora. Creo que tengo una madurez emocional mucho más evolucionada que antes. Puedo controlar más mis emociones, tengo más experiencia en concursos de belleza porque estuve en el máximo que fue Miss Universo. Este nuevo concurso no es cualquier concurso, es uno de los más importantes a nivel mundial, que ha tenido un crecimiento abismal en cada una de sus ediciones. He investigado todo sobre este concurso y la verdad me gusta el mensaje que quiere transmitir porque aunque suene trillado, el Miss Grand International se ha exponenciado de una forma muy bonita que es dar el mensaje de alto a la violencia, a las guerras y de promoción de la paz.

(VIDEO) ¿Cómo es la nueva Miss Costa Rica, Brenda Castro?

Usted es una chica estratégica, así ganó el Miss Costa Rica. ¿Cuál estrategia aplicará en esta oportunidad?

Al concurso le faltan sus mesecitos. Es en octubre y hay cosas que tengo que organizar y formar esa estrategia que me pregunta. Hay cosas que las puedo hacer yo sola pero sí se requiere de un equipo de trabajo para otras y para eso es la organización del Miss Grand International. Pondré lo mejor de mí: experiencia, una buena imagen, y una opinión sobre lo que he vivido en concursos de belleza y ellos (la organización) ofrecerán lo mejor como fotografías, maquillistas, vestuaristas, ideas, espacios para producciones, y un manejo en redes sociales alto porque posicionarnos ahí es parte de la estrategia. Internacionalmente queremos dar un mensaje claro sobre quién es Brenda, qué es Costa Rica, qué ofrece el país… Hablar sobre lo que nos caracteriza, que somos un país sin ejército, un país feliz, con nuestro slogan que es el pura vida, un país donde la paz prevalece y que es ejemplo a seguir para otras naciones que la están pasando mal. El énfasis del concurso es promover la paz y hacer un alto a la violencia.

Entiendo que Venezuela será la sede del certamen, un país que urge de una estabilización política y social…

En un principio pensé que la sede del concurso era una información más que había salido, pero sí, la organización confirmó a Venezuela como sede. Hay que esperar a ver qué sucede porque sabemos que la situación de ellos que no es sencillo de manejar y hasta cierto punto me parece algo bien hecho por el mensaje que se quiere dar a nivel mundial. Hay que dejar que el tiempo diga, quedan varios meses y todo puede cambiar de aquí a allá.

Costa Rica ha tenido buen historial en el Miss Grand International. Varias candidatas han clasificado a instancias importantes del concurso. ¿Cómo toma eso?

La responsabilidad y el compromiso para hacer un excelente papel existen. Se está trabajando ya en la estrategia y preparación de todo tipo, desde la parte física, hasta la parte más emocional, la dicción, porque sí, se sabe que Costa Rica ha hecho un excelente papel y dos veces se ha ganado el título de mejor silueta y ganar el mejor cuerpo con tantas participantes no es fácil. Lo tengo claro y sé que tengo que igualar a esas chicas que han ido antes y subir aun más la bandera de Costa Rica, pero nada de esto me debe intimidar porque sino significaría una presión que no debería existir. Llegaré a hacer lo que me gusta, lo que me apasiona.

(Video) Así fue la Gran Final de Miss Costa Rica 2015