Jessica Rojas Ch.. Hace 6 días
Flora Martinez investigó a fondo durante tres años la vida de la pintora mexicana Frida Kahlo para lograr que su interpretación fuera la más cercana a la realidad. Foto: Raúl Higuera/Cortesía Jaika
Flora Martinez investigó a fondo durante tres años la vida de la pintora mexicana Frida Kahlo para lograr que su interpretación fuera la más cercana a la realidad. Foto: Raúl Higuera/Cortesía Jaika

Hace 65 años que la artista mexicana Frida Kahlo dejó este mundo, pero su legado artístico, fortaleza, amor apasionado y, por supuesto, sus irreverencias siguen intactos en la memoria de quienes adoran a este personaje.

La vida de Frida y su huella son honrados por una mujer que, artista igual que ella, la ama y admira, como lo hacen miles alrededor del mundo. La actriz y cantante colombiana Flora Martínez se dedicó a estudiar a fondo la vida de la célebre pintora mexicana para representarla en un monólogo musical, que ofrecerá en Costa Rica los días 19 y 20 de setiembre en Costa Rica.

Es un trabajo “que lleva al espectador por un viaje de emociones y canciones; se trata de Frida libre, montaje que se presenta una reflexión con perspectiva histórica acerca del perdón, la desintelectualización del arte, el sexo, el amor, la libertad y el pensamiento político”, según se explica en la sinopsis del espectáculo, que se ha presentado en teatros de Colombia, Estados Unidos y Guatemala.

Ella también se acompaña por una banda en vivo conformada por un contrabajo, una guitarra y un piano, en un formato poco común para los monólogos de teatro. Es más, los arreglos de las canciones son de su esposo, el músico uruguayo José Reinoso, quien ha trabajado con artistas como José Luis Perales, Buika y Andrés Calamaro, entre otros.

Con una carrera de más de 25 años, Martínez vuelve a su primer amor, el teatro, luego de trabajar en cine y televisión en papeles de mujeres fuertes como lo fue su protagónico en la película Rosario Tijeras (2005) o en series como El Chema, 2091, Alias El Mexicano, La bruja y Mujeres asesinas.

La actriz y cantante habló con Viva acerca de su investigación e interpretación de la vida de Frida Kahlo. Les ofrecemos la entrevista.

–Dice que Frida Kahlo es ahora más actual de lo que fue en su momento, eso pasa con muchas grandes mentes artísticas. ¿Cómo se identificó con ella?

–Desde muy pequeña siempre me admiró su ser; creo que fue mucho eso de que se vistiera de hombre porque yo usaba los trajes de mi papá. La primera vez que fui a México con 14 años lo que más quería era visitar la casa de Frida solo porque había visto sus pinturas y me impactaron mucho. Mi manera de abordar la actuación es por medio de la verdad, de llegar al fondo de las cosas, entrar en el alma y entender las entrañas de los personajes, lo mismo que ella hacía con su pintura, esa que iba muy de la verdad. Me identifiqué con todo eso intuitivamente.

Acompañada por músicos en vivo que interpretan una serie de canciones que fueron las favoritas de Frida Kahlo, el monólogo de Flora Martínez se sale de lo convencional. Foto: Raúl Higuera/Cortesía Jaika
Acompañada por músicos en vivo que interpretan una serie de canciones que fueron las favoritas de Frida Kahlo, el monólogo de Flora Martínez se sale de lo convencional. Foto: Raúl Higuera/Cortesía Jaika

–¿Qué fue lo que más le llamó la atención en esa primera visita a la Casa Azul, hogar de Frida?

–Confieso que lo que más amé de ella es que ahí puedes presenciar el cómo amaba a Diego; era un amor absoluto que, por supuesto, es imperfecto ya que era un amor muy difícil debido al excesivo machismo de él, la rebeldía de ella y su manera de sobrevivirlo. Esa manera de amar, que también vemos en su diario, es lo que la mantuvo pese al dolor en su cuerpo y las dificultades en su vida. Esos ingredientes me hacen amarla y admirarla muchísimo.

–Se enfrascó en un estudio intenso durante tres años para lograr esta producción. ¿Cómo llevó a cabo la investigación?

–Desde chiquita la estudié, tuve su diario y sus cuadros. Cuando salió la película de Salma Hayek (Frida, 2008) me llegó muchísimo y salí a comprar todos los libros. Empezó todo este viaje de leer y aprender. Mi esposo que es músico me ayudó a escribir esta pieza porque necesitaba música, ya que como actriz no me gustan los monólogos dramáticos; a pesar de haber sufrido muchísimo, eso no es lo que las mujeres amamos de Frida, sino su irreverencia, la manera de transgredir su dolor, la manera en cómo se reinventaba y, por supuesto, la música que amaba.

Para escuchar: El disco Flores para Frida reúne las canciones que se presentan en el monólogo musical, el álbum es interpretado por Flora Martínez y está disponible en todas las plataformas digitales.

–¿Qué mensaje pretende dejar con esta obra?

–La obra pretende dejar un mensaje un poco como el que Frida Kahlo hacía en sus cuadros, que era reflejarse ella misma, sobre todo en sus imperfecciones, algo que muy pocos artistas logran porque queremos que vean lo mejor de nosotros mismos y ella hizo lo contrario. Frida libre pretende mostrarnos, con risa y humor negro como el que tenía Frida, con sus canciones favoritas y música, eso que nos pasa a los seres humanos cuando amamos, cuando sufrimos o queremos hacer arte. Para mí, el teatro es un espejo, esa es su función máxima.

(Video) Frida libre en Costa Rica

–¿Qué retos le presentó hacer este personaje?

–Lo más difícil de representar a un personaje como Frida es que hay poco material en video de ella; sí hay fotos donde se muestra su forma de ser, pero no hay ninguno de ella hablando, por eso es difícil encontrar la mexicanidad. Sobre todo, ella es un personaje muy pintoresco, que tiene mucho de Cantinflas; era muy exagerada en su forma de aparecer mas no en su manera de ser; eso fue lo que fui descubriendo en sus escritos. La dualidad de no caer en lo perfecto de Frida se entiende a partir de sus pinturas porque ella –que quería ser médico– era muy metódica y detallista. Yo la invoco en el escenario y siento que permito que su presencia, palabras y emociones me iluminen. No pretendo recrearla, sino permitirle que resurja.

–¿Qué papel juega la música en la puesta en escena?

–Es algo que nos dimos cuenta de que es fundamental para hilar una escena con otra. La obra es un recuento que Frida hace de toda su vida; viajamos por las épocas más importantes de ella como cuando se dio cuenta de que su hermana se acostó con Diego o cuando perdió a su hijo, la música es ese puente entre una emoción y otra. Esta obra es de emociones intensas, como los colores que ella usaba, que van de la ternura extrema a la rabia extrema, así que la música te aplaca y te permite respirar.

–¿Cómo fue la selección de las canciones? ¿Hay piezas de Chavela Vargas?

–Hicimos una búsqueda de cuáles eran los temas favoritos de Frida y, por supuesto, Chavela, con su gran influencia, está ahí. Esa relación afectuosa que hubo entre ellas nos parecía pertinente reflejarla en esas canciones porque estaban muy cerca de su alma y Chavela las interpretó tan maravillosamente que tenían que estar ahí. Canciones como La Adelita o La Llorona no podían faltar.

La admiración de Flora Martínez por el legado y la figura de Frida Kahlo la inspiró para mostrar en su puesta en escena la fortaleza de la mujer y su importancia en la cultura. Foto: Raúl Higuera/Cortesía Jaika
La admiración de Flora Martínez por el legado y la figura de Frida Kahlo la inspiró para mostrar en su puesta en escena la fortaleza de la mujer y su importancia en la cultura. Foto: Raúl Higuera/Cortesía Jaika

–En su carrera, ha tenido relación con personajes femeninos muy empoderados...

–En la actuación es lindo ver que las mujeres como Frida son esas mujeres que nos abren camino. No podemos negar que esta industria ha sido manejada por los hombres y tienen ciertos estereotipos que siento que son muy pobres porque sí: somos lindas, somos sexis, pero somos mucho más que eso. Hacen falta historias para ver a las mujeres en toda su magnitud, con toda la fuerza que tenemos para salir adelante. Siento que el cine y la televisión nos quisieron meter en un espacio pequeñito y las niñas ven eso y lo creen.

–Entonces, ¿cuál es el mensaje que llevan estos personajes?

–Las mujeres debemos de empoderarnos, no es un feminismo extremo igual que el machismo extremo, no es una cuestión de anularnos, sino de saber dónde reside nuestra fuerza y uno de los poderes más grandes es esa capacidad de amar, de trascender, de perdonar, de ser más grandes que las mismas situaciones como lo hizo Frida; por supuesto, los hombres también lo tienen, pero es distinto, ni mejor ni peor, es distinto.

–¿En ese tema de cuestionar y abrir los ojos hay algo que cambió desde aquella niña de 14 años que fue a la casa de Frida?

–Por suerte sigo siendo la misma internamente pues sigue esa misma mujer apasionada con ganas de hacer cosas que cuestionen, que surtan algún tipo de efecto, que vaya más allá de pararse en un escenario y verse bonita. Cuando sentí que con la actuación no llegaban los personajes correctos, me lancé a hacer esta obra con mi marido.

En la obra, Flora Martínez representa las diferentes etapas de la vida de Kahlo, incluso sus momentos más dolorosos e intensos. Foto: Raúl Higuera/Cortesía Jaika.
En la obra, Flora Martínez representa las diferentes etapas de la vida de Kahlo, incluso sus momentos más dolorosos e intensos. Foto: Raúl Higuera/Cortesía Jaika.
Recuadro 1: Las presentaciones en el país

El jueves 19 y viernes 20 de setiembre serán las presentaciones de Frida libre a las 8 p. m. en el teatro Melico Salazar, en San José. Para ver esta obra que fue declarada de interés cultural por el Ministerio de Cultura, las entradas están a la venta en www.specialticket.net; los precios van de los ¢17.000 a los ¢40.000. Jaika Producciones es la encargada del montaje de Frida libre en nuestro país.

Recuadro 2: Frida Kahlo

La pintora mexicana Frida Kahlo nació el 6 de julio de 1907. Siendo muy pequeña se le diagnosticó poliomielitis, en su juventud sufrió un grave accidente automovilístico que la mantuvo en cama durante años. A partir de sus cirugías y no poder levantarse de la cama, la joven aprendió el arte de la pintura, en el que reflejó su dolor físico, sus vivencias, así como temas políticos y sociales; se dice que sus obras superan las 200. Murió el 13 de julio de 1954 y con el pasar de los años se ha convertido en todo un ícono de las artes y la cultura popular.