Jorge Arturo Mora. 11 noviembre, 2018
La artista Patrizia Gallo posa junto a autoridades culturales de Qatar. Foto: cortesía de la artista

El 2018 no parece tener freno para Patrizia Gallo, circunstancia que no es problema para la artista nacida en Uruguay y nacionalizada costarricense.

En enero, la artista visual visitó Florencia para recoger el Premio Leonardo Da Vinci en el Palacio de Borghese; en agosto regresó a Italia para hacerse con el premio Rafaello y ahora un nuevo reconocimiento se talla con su nombre tras su visita al International Arts Festival de Qatar, donde fue reconocida con el Premio por contribución a la cultura.

“Este premio llegó tras una experiencia muy intensa, de convivir con otro tipo de culturas en las que queríamos conocer las obras de los demás artistas. Quedamos muy impresionados porque estar ahí no es algo de otro país, es de otro planeta”, señala la artista.

Vivencia movida

Durante dos semanas, Gallo participó de clases maestras, exhibiciones de pintura en vivo, paneles, conversatorios y talleres interactivos.

“Fue muy interesante porque nos decían que pintáramos la ciudad, por ejemplo, y otras personas situaban cosas religiosas, diferentes interpretaciones del color... El espectáculos de talentos también nos dio la oportunidad de realizar una charla de la que fui parte llamada Cómo evaluar el arte moderno”, afirma Gallo.

La nacional fue embajadora por Costa Rica en el evento y se acompañó de los siguientes artistas: Evelyn Garrido, Juan Carlos Camacho, Fiorella del Vecchio y Vera Levan.

“Nosotros esperamos que en una próxima oportunidad podamos llevar una delegación aún más grande de artistas porque sentimos que el contacto con estas personas de otros países nos da una visión más rica de crear y entender el trabajo artístico”, finalizó Gallo.