Jorge Arturo Mora. 21 mayo, 2018
Patrizia Gallo (izquierda) posa con Marta Iglesias, integrante de la Asociación Costarricense de Artistas Visuales. Foto: Cortesía Patrizia Gallo
Patrizia Gallo (izquierda) posa con Marta Iglesias, integrante de la Asociación Costarricense de Artistas Visuales. Foto: Cortesía Patrizia Gallo

Algunos la llaman impresionista, otros expresionista... muchas son las palabras con las que se intenta definir la obra de Patrizio Gallo, pero lo más importante es que todos los adjetivos que acompañan a sus creaciones vienen al lado de buenas intenciones.

Una vez más, esta artista costarricense ha sido reconocida con un prestigioso premio.

El pasado 4 de mayo, el Instituto por la Tutela de los Productores Italianos reconoció a Gallo con el premio Rafaello, debido a una carrera que ha asombrado a nivel internacional.

"Uno pensaría que un premio de estos se entrega como a los 90 años, pero como en Europa todo ocurre velozmente, me llegó esta hermosa noticia", asegura la artista.

En enero, Gallo obtuvo el premio Leonardo Da Vinci, reconocimiento que recogió en el Palacio Borghese de Florencia.

"En esta oportunidad no pude viajar a Bologna porque la entrega del premio coincidía con mi nueva exposición, así que fue muy simbólico. Ellos me enviaron una representación del premio y en las próximas semanas me llegará la estatuilla", dice.

Para Gallo, este tipo de premios son importante para motivar la creación en un mundo de las artes que cada vez se cierra más, y donde no es tarea fácil encontrar inspiración.

"Nosotros estamos en una crisis, al igual que el resto de oficios. ¿Por qué el artista es el único que se puede tirar a llorar? Hay que trabajar duro, administrar el tiempo y continuar estudiando", confiesa Gallo.

La obra de esta artista –que nació en Uruguay pero se nacionalizó costarricense– ha estado marcada por la presencia de colores de alto contraste, imágenes realistas y atmósferas fantásticas.

Según su propio criterio, el reconocimiento llega en una etapa mediana de su carrera pues, si bien se siente orgullosa de su técnica, cree que debe continuar aprendiendo del oficio.

La artista se prepara para una próxima exposición en la bienal de Roma, Italia.

Obra de Patrizia Gallo en el catálogo del Premio Internacional Leonardo Da Vinci
Obra de Patrizia Gallo en el catálogo del Premio Internacional Leonardo Da Vinci
Ver la obra

Patrizia Gallo no podía celebrar de otra manera este acontecimiento con otro elemento que no fuera el arte.

La pintora expone en la Botica Solera la muestra Gatomix, un recorrido de sesenta obras (en acrílico óleo y acuarela) que resumen buena parte de su filosofía artística.

"Mucha gente me relaciona con los gatos. Es algo que me define pero que me limita. Lo bueno es tener un estilo propio pero en esta exposición se pueden encontrar más cosas", asegura.

'Gatomix' se expone en la Botica Solera. Se mantendrá todo mayo. Foto: Cortesía Patrizia Gallo
'Gatomix' se expone en la Botica Solera. Se mantendrá todo mayo. Foto: Cortesía Patrizia Gallo

En Gatomix, decenas de gatos fantásticos toman las paredes del recinto josefino, pero la muestra también contiene algunos otros elementos como paisajes, aves y bodegones.

"Justamente estas obras terminaron de convencer al jurado del Premio Rafaello. Ellos me preguntaron cuáles obras me gustaban más y yo más bien me preguntaba: ¿qué vieron en estas obras?", reflexiona.

El jurado del premio seleccionó seis obras que integran parte de esta exposición. La artista confiesa que, aunque intente realizar obras plenamente realistas, el aspecto fantástico aparece espontáneamente.

Gatomix se mantendrá en exposición hasta el 30 de junio.

La entrada no tiene costo y puede ser vista de lunes a viernes de 9 a. m. a 5 p. m.

"Seguramente haré pronto una exposición sin gatos, pero mientras tanto, quienes no aman los gatos, pueden ver las otras representaciones que son parte de esta misma exposición", finaliza.