Lysalex Hernández A.. 1 diciembre, 2018
Sebastian Stan (derecha), forma parte del Universo Marvel, gracias a su actuación como Bucky Barnes. Fotografía: Archivo/La Nación
Sebastian Stan (derecha), forma parte del Universo Marvel, gracias a su actuación como Bucky Barnes. Fotografía: Archivo/La Nación

Desde marzo del 2017, se dio a conocer que el drama político The Last Full Measure, dirigido por Todd Robinson, tendría como locaciones para su filmación paisajes de Atlanta y Costa Rica. En nuestro país, fueron los bosques de Sarapiquí los escogidos para recrear la historia de Pitsenbarger, un joven estadounidense que murió como soldado en la guerra de Vietnam en un acto de servicio.

Precisamente, la productora costarricense Film Support, encargada de coordinar toda la logística de las grabaciones de este filme, compartió una de las primeras imagénes del actor Sebastian Stan, reconocido por su actuación como Bucky Barnes en Capitán América y el Soldado del Invierno, en su papel de Scott Huffman, además de su colega John Savage, quien también forma parte del reparto de la cinta con su personaje de Kepper.

Según comentaron Sara Rossi y Julie Echeverri en una entrevista cedida a Viva en abril de este año, la filmación de este proyecto ha sido uno de los más complicados que ha realizado hasta el momento la productora nacional que ellas dirigen, y que busca potenciar los paisajes de Costa Rica como locaciones para producciones de la gran pantalla, la televisión y la moda, principalmente.

“Ese largometraje fue un gran desafío, dicen que las escenas quedaron espectaculares. Fue el trabajo más grande que hemos hecho hasta ahora porque estamos hablando de Hollywood, que son otras ligas. Vinieron más de 50 personas para esas grabaciones”, explicó Echeverri sobre ese proyecto.

Cabe destacar que el estreno de The Last Full Measure está previsto para el próximo año, y es protagonizado por Samuel L. Jackson, además de que cuenta con las actuaciones especiales de Morgan Freeman y Andy García. La historia está basada en hechos reales e intentará reflejar cómo un médico sacrificó su vida por salvar a 60 soldados americanos en 1966.