Cine

Julia Ducournau se convierte en la segunda directora en ganar la Palma de Oro del Festival de Cannes

Con el filme ‘Titanio’, tildado de provocativo y violento, la cineasta francesa se llevó el máximo honor de la prestigiosa cita del cine mundial.

Luego de 28 años, una mujer se lleva el máximo honor del Festival de Cannes. La francesa Julia Ducournau se convirtió este sábado en la segunda directora en ganar la Palma de Oro, con su filme Titanio, considerado como el más violento y transgresor de la competición.

El presidente del jurado, el director estadounidense Spike Lee, anunció el premio aparentemente de forma accidental, al principio de la ceremonia cuando debía comunicar el galardón a la mejor interpretación masculina.

Ducournau se alzó así con el máximo galardón, 28 años después de que lo hiciera la neozelandesa Jane Campion por El piano, compartido con Adiós a mi concubina, del chino Chen Kaige.

A sus 37 años, Ducournau era además la más joven de los 24 directores en contienda y en lo que significó el regreso del festival, el cual fue suspendido en el 2020 a raíz de la pandemia.

“Gracias al jurado por llamar a una mayor diversidad en nuestras experiencias en el cine y en nuestras vidas. Gracias al jurado por dejar entrar a los monstruos”, dijo entre lágrimas la cineasta, muy aficionada a las películas de horror, al recibir la Palma.

Sádica, radical, excéntrica, la película Titanio arranca con un accidente de coche en el que una niña, Alexia, resulta herida de gravedad y los médicos tienen que ponerle una placa de titanio en el cráneo.

Años más tarde, la joven, interpretada por la enigmática Agathe Rousselle, siente una atracción sexual por los coches --un homenaje a Crash de David Cronenberg-- y se vuelve una asesina convulsiva.

Como arma, emplea un punzón de madera como los que se utilizan para el cabello y que recuerda al picahielos de la asesina interpretada por Sharon Stone en Bajos instintos, de Paul Verhoeven.

Ducournau ya había dado muestras de su talento en Cannes, al sacudir al festival en 2016 con Crudo, su ópera prima sobre una estudiante de veterinaria que se convertía en caníbal.

La francesa se impuso a grandes figuras del sétimo arte, como Wes Anderson, Asghar Farhadi, Paul Verhoeven y Nanni Moretti y con su filme sucede a Parásitos, el thriller tragicómico del surcoreano Bong Joon-ho que arrasó en 2020 en los Óscar.

Otros premios

El Gran Premio, el segundo más importante, se lo llevó Un héroe, del iraní Asghar Farhadi, compartido con Compartment nº 6, del finlandés Juho Kuosmanen.

El premio para mejor director recayó en Leos Carax por su filme Annette, mientras que el estadounidense Caleb Landry Jones fue nombrado mejor actor por su papel de asesino en serie en Nitram. El premio a la mejor actriz se le otorgó a la noruega Renate Reinsve, por The Worst Person in the World.

El filme Memoria, del tailandés Apichatpong Weerasethakul y rodado en Colombia, se llevó por su parte el premio del Jurado, junto con La rodilla de Ahed, del israelí Nadav Lapid.

La película Memoria, protagonizada por Tilda Swinton, cuenta la historia de una cultivadora de orquídeas que visita a su hermana enferma en Bogotá, pero unos extraños sonidos le impiden descansar.

En el elenco también figuran los actores colombianos Juan Pablo Urrego y Elkin Díaz y el mexicano Daniel Giménez.

Al recibir el premio, el cineasta tailandés hizo un llamado a los gobiernos de Tailandia y de Colombia, dos países que atraviesan situaciones difíciles, suplicándoles que “despierten y trabajen para sus pueblos”.

Junto a Lee, en el jurado de mayoría femenina figuraron, entre otros, el director brasileño Kleber Mendonça (Bacurau) y la actriz estadounidense Maggie Gyllenhaal (The Dark Knight).

Latinoamérica tuvo una discreta presencia en la selección oficial. Sin embargo, el cortometraje Cielo de agosto, de la brasileña Jasmin Tenucci, se llevó una Mención Especial.

En las secciones paralelas, las películas mexicanas La civil y Noche de fuego así como la colombiana Amparo, también cosecharon premios.

Por su parte, la película costarricese Clara Sola, de la directora Nathalie Álvarez, tuvo su estreno dentro de la prestigiosa Quincena de Realizadores, que forma parte del festival y tuvo una buena acogida por parte de la crítica y medios especializados.

Una vez finalizada su proyección, los espectadores se pusieron de pie y aplaudieron con entusiasmo. Además, la primera función incluyó un espacio para preguntas y respuestas, que tuvo una nutrida participación.

Gerardo González

Gerardo González

Graduado de la Universidad de Costa Rica en Comunicación Colectiva. Especializado en gastronomía, turismo y entretenimiento.