Alexánder Sánchez. 21 octubre, 2018
Un hombre da su voto frente a una imagen del fallecido presidente venezolano Hugo Chávez, durante las elecciones presidenciales en un colegio electoral en Caracas el 20 de mayo de 2018. AFP
Un hombre da su voto frente a una imagen del fallecido presidente venezolano Hugo Chávez, durante las elecciones presidenciales en un colegio electoral en Caracas el 20 de mayo de 2018. AFP

Un país devastado, ese es Venezuela.

La otrora potencia suramericana, poseedora de las reservas petrolíferas más grandes del mundo, se cae a pedazos gracias al populismo, la corrupción y la ignorancia.

Al menos así lo deja ver Chavismo: la peste del siglo XXI, documental de 90 minutos que se exhibirá este lunes 22 de octubre, en la sede de Cinépolis en Terrazas Lindora.

En una exhibición única y gratuita, que comenzará a las 7 p. m., la película es un retrato histórico y cronológico del ascenso de Hugo Chávez a la silla presidencial venezolana y las condiciones que propiciaron que eso sucediera.

“Se trata de eventos, hechos concretos, que ayudaron para que Chávez y ahora Nicolás Maduro se hayan perpetuado en el poder, porque al final ese es su objetivo. Perpetuarse allí, a costa de lo que sea”, dijo Víctor Quintero, organizador del evento fílmico.

La sinopsis de la película reza así: “El comandante Hugo Chávez Frías se erigió a sí mismo como un caudillo redentor, defensor de los más necesitados, que acabaría con las mafias del poder y refundaría a Venezuela con su sola presencia".

"Una vez que llegó al gobierno todo cambió, usó los recursos del estado de manera indiscriminada para promoverse a sí mismo y conservar el poder indefinidamente, persiguió a la oposición política, enconó a la sociedad, expropió empresas y llevó a uno de los países más ricos del mundo a la ruina”.

En esa línea, la película incluye reveladoras cifras que desnudan la realidad venezolana actual, tal como la alarmante tasa de homicidios: según la cinta, cada 20 minutos asesinan a una persona en ese país.

Una misión.

Para sus productores, el propósito de Chavismo: la peste del siglo XXI "es desenmascarar una de las mentiras políticas más devastadoras y dañinas de la historia de América Latina”.

Por eso su director, Gustavo Tovar, recorre el mundo con la idea de advertir a los países sobre el riesgo que representan tendencias políticas como la de Hugo Chávez.

“La idea es crear conciencia para que en Costa Rica, como es el caso, no les pase lo mismo que a nosotros. Que tengan una herramienta que les pueda servir para comparar e identificar si aquí existen gérmenes de lo que ocurrió en Venezuela”, agregó Quintero.

Para realizar un pequeño conversatorio y contestar una ronda de preguntas, Tovar estará presente en la actividad.

En el país venezola, las protestas con constantes y muchas veces reprimidas. EFE/Miguel Gutiérrez
En el país venezola, las protestas con constantes y muchas veces reprimidas. EFE/Miguel Gutiérrez

Además, Tovar estará acompañado del juez Manuel Ventura, quien fue uno de los encargados de elaborar el informe que propició la demanda contra Nicolás Maduro, en la Corte Penal Internacional (CPI).

La demanda, por supuestos delitos de lesa humanidad, fue respaldada por Argentina, Perú, Canadá, Paraguay, Chile y Colombia. Costa Rica, hace cuatro días, se unió a la iniciativa.

La exhibición de Chavismo: la peste del siglo XXI es gratuita. Eso sí, debe reservar su espacio en el siguiente link: ver película.

“En la sala existen 375 espacios disponibles. Si no se apunta en la lista puede llegar al cine, pero se le dará prioridad a quienes apartaron previamente su espacio”, finalizó Quintero.