William Venegas. 1 diciembre
Los rostros del filme 'Viudas'. Foto: Archivo LN
Los rostros del filme 'Viudas'. Foto: Archivo LN

Si hay un director que va a contracorriente de la cultura social dominante, del cine comercial y de los vaivenes políticos burgueses, ese cineasta se llama Steve McQueen, también escultor y fotógrafo.

Su nombre completo es Steven Rodney McQueen, nacido en Londres el 9 de octubre de 1969, de orígenes afrocaribeños. Cuatro buenas películas cubren su corta y significativa filmografía. Creo que la menos lograda, tan solo un poco menos, es la que hoy comento: Viudas (2018), de la que es coguionista con Gillian Flynn.

A manera de pausa, recordemos sus otros títulos: Hunger (2008), filme eximio sobre las huelgas de hambre de los irlandenses del Norte, encabezadas por Bobby Sands. Luego le siguió Shame (2011), audaz y tenso drama sobre las obsesiones sexuales.

Después nos dio una película altamente dramática, del 2013, con el título de 12 años de esclavitud, sobre la violencia esclavista en Estados Unidos. En todos esos filmes, Steve McQueen contó con la excelente colaboración actoral de Michael Fassbender.

Ahora, con Viudas, sin la presencia de Fassbender, pero sí con la exacta actuación de Liam Neeson dentro de un amplio reparto, McQueen retorna a lo suyo: al inconformismo, a sacudir conciencias de los espectadores, a revelar de manera fehaciente las colaboraciones nefastas entre el crimen y la política y a reivindicar la figura de la mujer.

No es poco lo que se propone Steve McQueen. Lo bueno es que lo logra con creces mediante el arte de los diálogos oportunos y con su fórmula creativa y de altos vuelos en el manejo narrativo. Aquí, lo único en contra es la ruptura del ritmo por tiempos muertos que se dan de manera injustificada en algunas secuencias (por ejemplo, se alarga con ciertas imágenes).

Se trata de un policial duro (hardcore), con ausencia de la policía o del detective como tal. Así, la trama corre desde el punto de vista de los “malos”, sean traficantes, maleantes, asesinos o políticos de oficio, envueltos todos con la misma cobija.

Por razones propias del argumento, son las mujeres viudas de unos maleantes quienes se verán obligadas a delinquir, lo que generará las mejores vueltas de la trama. Luego esta se va anudando, poco a poco, mientras toma sentido toda la lógica narrativa. ¡De lo mejor!

La violencia amorfa se entremezcla con el amor y el sexo sin fáciles ardides, con buen diseño de personajes y con buenas actuaciones, donde la que menos me convence es la más importante: la de Viola Davis.

Steve McQueen no hace concesiones y peca al cortar posibles secuencias de algún buen humor. Exagera. Es para mantener el rigor de la dureza. Lo cierto es que estamos ante un buen filme y es necesario recomendarlo.

Viola Davis y Liam Neeson en filme gansteril de significativa rudeza. DISCINE PARA LN
Viola Davis y Liam Neeson en filme gansteril de significativa rudeza. DISCINE PARA LN
Viudas

Título original: Widows

Reino Unido, 2018

Género: Film Noir

Director: Steve McQueen

Elenco: Viola Davis, Michelle Rodríguez, Colin Farrell

Duración: 128 minutos

Cines: Nova, CCM, Cinépolis, Cinemark, Citi

Calificación: Cuatro ( * * * *) estrellas