Agencia AFP. 5 diciembre
Alex Younger, el jefe de los servicios británicos de inteligencia exterior, el MI6, señaló a la compañía china como un potencial riesgo para la seguridad nacional y corporativa. (Andrew Milligan/Pool via AP)
Alex Younger, el jefe de los servicios británicos de inteligencia exterior, el MI6, señaló a la compañía china como un potencial riesgo para la seguridad nacional y corporativa. (Andrew Milligan/Pool via AP)

Londres - El grupo BT, el mayor operador de telefonía móvil en Reino Unido, anunció este miércoles que retirará las infraestructuras tecnológicas del gigante chino Huawei de su red celular.

Este anuncio de BT tiene lugar tras informaciones según las cuales Washington está presionando a sus aliados para que eviten la tecnología de Huawei en el despliegue de sus redes de nueva generación 5G.

Esto después de que el lunes, Alex Younger, el jefe de los servicios británicos de inteligencia exterior, el MI6, señalase a la compañía china como un potencial riesgo para la seguridad nacional y corporativa.

Huawei —uno de los mayores proveedores del mundo de material y servicios móviles— está acusado desde hace tiempo por responsables occidentales de mantener estrechas relaciones con la inteligencia estatal china. Algo que tanto Pekín como la empresa han negado.

BT afirmó que ha estado retirando el material de Huawei de sus redes móviles 3G y 4G desde que en 2016 compró el operador móvil EE.

La decisión se inscribe en "los principios sobre la arquitectura de la red en vigor desde 2006", subrayó el comunicado, precisando que esos mismos principios se aplican para la futura infraestructura 5G.

El Wall Street Journal informó el mes pasado que Washington ha pedido a sus aliados que corten los lazos con Huawei, afirmando que sus aparatos presentan fuertes riesgos para la ciberseguridad.

Esto está obligando a empresas y gobiernos a hacer difíciles equilibrios, en función de la enorme influencia política y económica de Washington y Pekín.

Así, el gobierno de Nueva Zelanda, país donde también se excluyó a Huawei de la red 5G, aseguró que no lo hacía por que se tratase de una empresa china.

Younger aseguró el lunes que un comité de seguridad del Congreso estadounidense concluyó que China puede ejercer suficiente presión sobre las empresas para lograr objetivos estratégicos de seguridad.

Pekín podría “obligar a los proveedores o fabricantes chinos a modificar los productos para (...) facilitar el espionaje estatal o corporativo, o comprometer de otro modo la confidencialidad, integridad o disponibilidad”, afirmó.