Eillyn Jiménez B., AP , Agencia AFP. 20 mayo
Huawei dijo que seguirá construyendo un ecosistema de software seguro y sustentable para poder ofrecer globalmente la mejor experiencia a todos los usuarios. Foto: AP/ Archivo
Huawei dijo que seguirá construyendo un ecosistema de software seguro y sustentable para poder ofrecer globalmente la mejor experiencia a todos los usuarios. Foto: AP/ Archivo

La compañía Huawei garantizó este lunes que sus dispositivos se seguirán actualizando sin problema y que además no habrá ningún inconveniente con los servicios post venta que actualmente ofrecen.

El anuncio llega al mismo tiempo que Google informó a los usuarios de celulares de esta marca que los servicios básicos que ofrecen funcionarán con normalidad, pese a las restricciones impuestas por el gobierno de Estados Unidos en las relaciones comerciales con la empresa tecnológica china.

(Video) ¿Cómo afectará a los usuarios ticos de celulares la decisión de Google de romper con Huawei?

"Huawei ha hecho contribuciones sustanciales al desarrollo y crecimiento del ecosistema de Android alrededor del mundo. Como uno de los colaboradores globales clave hemos trabajado de cerca con su plataforma de código abierto para desarrollar un sistema que ha beneficiado tanto a la industria como a los usuarios.

“Continuaremos construyendo un ecosistema de software seguro y sustentable para poder ofrecer globalmente la mejor experiencia a todos los usuarios”, informó la firma china por medio de su oficina de prensa en Costa Rica.

En tanto, Google señaló que estaba “revisando las implicaciones” de los requisitos de obtener licencias de exportación para vender tecnología a Huawei.

"Le aseguramos que si bien cumplimos con todos los requisitos del gobierno estadounidense, servicios como Google Play y la seguridad de Google Play Protect seguirán funcionando en su dispositivo Huawei existente”, manifestó Google en Twitter.

Google permite a los fabricantes de celulares utilizar Android y sus servicios básicos de forma gratuita. Eso implica que no se verían afectados por los límites a las ventas o relaciones comerciales, según analistas del sector, aunque los mapas y otros servicios patentados sí podrían verse afectados.

El gobierno estadounidense dice que los proveedores chinos como Huawei y su rival más pequeño, ZTE Corp., suponen una amenaza de espionaje porque tienen obligaciones legales con el Partido Comunista chino.

Sin embargo, las autoridades estadounidenses no han presentado pruebas de que los equipamientos del gigante chino sirvan como medio intencionado de espionaje para Beijing.

El pasado militar del fundador de Huawei, Ren Zhengfei, y su pertenencia al Partido Comunista, así como la opaca cultura que impera han alimentado las sospechas de que el grupo está bajo control de Pekín, sobre todo tras una ley votada en el 2017, la cual obliga a las empresas chinas a colaborar con los servicios de inteligencia del país.

En el primer trimestre, Huawei vendió 59,1 millones de teléfonos inteligentes, un 19% del mercado y más que la estadounidense Apple, aunque todavía por detrás de la empresa líder, la surcoreana Samsung.

La firma es una de las empresas líderes del 5G, la nueva generación del Internet móvil que está en proceso de despliegue.

Ante la situación, el vocero de la cartera china de Relaciones Exteriores, Lu Kang, dijo que Pekín sigue muy de cerca la situación y que “apoyará a las empresas chinas para tomar las medidas legales pertinentes con el fin de defender sus legítimos derechos”.

Información actualizada a las 8:42 a. m. con más datos de agencias.