Alfonso Quesada. 28 julio
Uno de los detenidos es el esposo de la mujer de apellidos Fajardo Ferreto de 43 años. Foto de Alfonso Quesada
Uno de los detenidos es el esposo de la mujer de apellidos Fajardo Ferreto de 43 años. Foto de Alfonso Quesada

Una ama de casa permanece en estado delicado en el Hospital Escalante Pradilla (Pérez Zeledón), adonde fue llevada luego de que, al parecer, su esposo y un hijo la atacaran con arma blanca.

La víctima fue identificada como Clementina Miranda Marchena, de 44 años. Ella presentaba heridas en la cara, brazos, pecho, espalda y cuellos, detalló el socorrista Luis Alvarez, de la Cruz Roja de Palmar Norte.

El suceso aconteció este sábado a las 00:15 a. m. en el caserío conocido como El Chispero, en Tinoco de Palmar, en el cantón de Osa, Puntarenas.

Alvarez dijo que la afectada fue llevada inicialmente al Hospital Tomás Casas, de Ciudad Cortés, pero luego, debido a la gravedad de su estado, la remitieron al Escalante Pradilla, acompañada por un enfermero y un médico.

La alerta sobre una situación anormal en la casa de Miranda la reportó un vecino al Sistema de Emergencias 9-1-1. El testigo, quien pidió no ser identificado por temor a represalias, dijo: “Yo escuché un escándalo, como una discusión en esa casa y minutos después escuché unos gritos de una mujer que decia ‘no me maten, no me maten, auxilio, auxilio”, narró el vecino.

Cuando los oficiales de la Fuerza Pública llegaron al sitio encontraron a la mujer herida, en el piso de la casa, y a dos hombres fuera de la vivienda.

Los detenidos son el compañero de la mujer, de apellidos Fajardo Ferreto (43 años) y un hijo de la pareja, de apellidos Fajardo Miranda, de 21. Al parecer, ambos estaban bajo los efectos del alcohol.

Agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) se hicieron presentes en el lugar para recoger evidencias y de poner a la orden del Ministerio Público a los dos sospechosos detenidos.

En el barrio donde sucedió el hecho los vecinos no quisieron hablar pues alegan tener miedo a posibles represalias. Los lugares solamente señalaron que la pareja tenía un hijo y que llegaron a esa casa hace como un año provenientes de San Rafael Abajo de Desamparados.

Asimismo, refirieron que en esa vivienda era normal que se hicieran actividades sociales y que en ocasiones se escuchan discusiones.