Hugo Solano C.. 13 noviembre, 2018
Los cuatro distritos del casco central de San José aparecen entre los puntos con más asaltos pese a que la Policía refuerza la vigilancia en esa zona. Foto: Mayela López
Los cuatro distritos del casco central de San José aparecen entre los puntos con más asaltos pese a que la Policía refuerza la vigilancia en esa zona. Foto: Mayela López

Cada día, al menos 100 personas se convierten en víctimas de asaltos o robos en Costa Rica. Algunos de estos implican, incluso, pérdida de vidas, o lesiones graves, fruto de la violencia de los delincuentes.

De acuerdo con datos del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), entre el 1.° de enero y el 17 de setiembre de este año se recibieron 11.593 denuncias por asaltos en todo el país, así como 13.678 por robos a viviendas, vehículos, comercios e instituciones. Eso significa 45 asaltos y 52 robos diarios.

Uno de hechos dramáticos más recientes, se registró la noche del sábado en Gravilias de Desamparados, San José, donde un intento de asalto cobró la vida de un comerciante que trató de evitar que a su hijo le robaran el teléfono celular. Gerardo Adolfo Paniagua Paniagua de 47 años, murió en el Hospital San Juan de Dios, al que ingresó con dos impactos de bala.

Paniagua era comerciante y esa noche regresaba con su familia de hacer unas compras cuando dos sujetos en moto los interceptaron. Este lunes, el OIJ recolectó videos donde aparecían los sospechosos en fuga.

En ese mismo cantón, el robo a una vivienda en Calle Fallas tiene postrado en la unidad de Cuidados Intensivos del San Juan de Dios al ingeniero industrial Pablo Ramírez Villalba, de 47 años, luego de que el 3 de noviembre sorprendió a dos sujetos dentro de su casa y estos abrieron fuego y lo impactaron en el cuello.

Este lunes Haydeé Villalba, madre del ingeniero, informó de que su hijo tiene varios días de permanecer sedado, luego de pasar por sala de operaciones. A esa educadora pensionada la vida le cambió por completo y ahora pasa en el centro médico a la espera de que un milagro le devuelva a Pablo.

“A él le hicieron una reconstrucción de esófago. Aquí estoy yo siempre desde las ocho de la mañana frente a la entradita de cuidados intensivos. A veces me dejan entrar a verlo, pero solo a través de un vidrio. Le digo que aquí estoy”, agregó.

La mujer dijo que además del disparo en el cuello, a su hijo le afectó la tardía atención médica, pues fue hasta que llegó su hermano a la casa, casi 24 horas después del asalto, que lo halló ensangrentado y tirado en el piso.

Este año, Desamparados aparece en el cuarto cantón con más robos y asaltos, según recientes datos del Organismo de Investigación Judicial (OIJ). Le preceden los cantones centrales de San José, Alajuela y Heredia.

Por estar entre los tres cantones más poblados del país, con más de 207.000 habitantes, la zona supera en robos y asaltos a varias cabeceras de provincia. Sin embargo la Fuerza Pública y la Policía Municipal aseguran que, más bien hay una tendencia a la baja en el último año.

Según el OIJ, los asaltos y robos surgen en toda la geografía nacional y se estima que las cifras son mayores a las que ellos manejan, pues no todas las personas interponen las denuncias.

Ericka Madriz, jefa de Planes y Operaciones del Ministerio de Seguridad, afirmó que existen bandas nacionales y extranjeras que dominan estos delitos. También suelen detener en operativos a personas reincidentes, en algunos casos con más de 80 pasadas a la Fiscalía.

Para ella, la lucha siempre debe ser por preservar la vida, por esa razón llamó a nunca oponer resistencia, porque los ladrones siempre están dispuestos a atacar para lograr su objetivo.

“Lo material se recupera y aunque todo cuesta mucho, la vida es lo más preciado y no debe exponerse por defender un celular o una cartera”, dijo.

Llamó a la gente a tomar conciencia para que colaboren con la Fuerza Pública y ante cualquier situación llamen al 9-1-1, ya que la totalidad de las patrullas permanecen en las calles y dispuestas para ayudar.

“En este momento, a nivel nacional, no tenemos ninguna patrulla esperando para salir de la delegación a la calle. Todas nuestras unidades y personal está patrullando de noche, día y madrugada”, acotó.

Lo anterior, dijo, les ha permitido capturar bandas y enviar a Tribunales de Flagrancia a delincuentes sorprendidos en plena acción.

Según dijo, casos como el de Gerardo Paniagua los hace sentir “impotentes”, ante "el hecho de ver un papá que defiende a su hijo y que esas personas inescrupulosas actúen de esa forma”.

Infográfico sobre asaltos y robos en Costa Rica 2018
Infográfico sobre asaltos y robos en Costa Rica 2018
Realizan sus propias rondas

Ante la situación en Desamparados, los propios barrios se organizan. De acuerdo con David Hidalgo, director de Seguridad Ciudadana de la Municipalida, a partir de 2016 se han constituido 50 comités de prevención.

La idea es que la gente se empodere del espacio público, mientras la Policía se involucra en rondas con los vecinos que hacen caminatas en la noche y a otras horas para, prevenir.

De igual manera, han invertido en cámaras de seguridad e incluso este lunes coordinaron con agentes del OIJ para tratar de dar con los asesinos del padre de familia asesinado el sábado.

Varias cámaras captaron una moto negra en la que huyeron los homicidas y se trata de identificar la ruta de escape y las características de los pistoleros.

Asaltaban todos los días

Ivania Vargas Céspedes, vecina de La Loma, un barrio de Desamparados que colinda con Torremolinos, explicó que ante la ola de asaltos a peatones y viviendas, tuvieron que organizarse para evitarlos.

(Video) Unos 170 vecinos se organizan en rondas para erradicar delincuentes

“El barrio se volvió sumamente peligroso, todos los días asaltaban. El bus nos dejaba a unos 600 metros del barrio y la gente tenía que correr en ese trayecto. Solían interceptarlos en las noches al volver de sus trabajos o en la mañana, a las 5 a. m. cuando iban para sus labores”, dijo.

Por esa razón, con la ayuda de la Policía Municipal, se organizaron hasta erradicar los asaltos.

Ellos salen todas las noches, y a veces en otros horarios, en grupos de 20, 30 y hasta 40 personas a hacer rondas por el barrio.

Por medio de un chat de vecinos, también se comunican entre sí cada vez que ven movimientos sospechosos. El barrio tiene dos entradas y comprende La Loma, Cococí y Camaquiri.

Ahora, las cerca de 170 familias viven más tranquilas. Ya disminuyeron los robos a las cocheras de las casas y cada vez que se bajaban del bus, cuando les quitaban celulares o bolsos.

Consejos

El Ministerio de Seguridad recomienda a las personas llevar sus bolsos siempre del lado que no da a la calle.

Si usan salveques o bultos con zíper, llevarlos en la parte frontal

Nunca contar dinero en efectivo en la vía pública

No hablar con desconocidos en la calle

No llevar celulares en la bolsa trasera del pantalón

En caso de sospechas de que les siguen, ingresar a locales donde haya más gente y se tenga visibilidad