Vanessa Loaiza N.. 28 abril
Las denuncias por agresiones físicas contra menores de edad subieron de 29 en el 2018, a 59 un año después. Foto Shutterstock
Las denuncias por agresiones físicas contra menores de edad subieron de 29 en el 2018, a 59 un año después. Foto Shutterstock

Una nueva Fiscalía Adjunta de Atención de Hechos de Violencia en perjuicio de Niñas, Niños y Adolescentes, asumirá, a partir de mayo, los procesos penales donde figuren como víctimas personas menores de edad.

El anuncio lo hizo este martes el Ministerio Público, luego de que un día antes la Corte Plena aprobara, por unanimidad, la propuesta de la fiscala general, Emilia Navas Aparicio.

En su fundamentación, la fiscala estimó urgente que se abra el nuevo despacho, que no requerirá de nuevas plazas, pues funcionará gracias a un reacomodo del personal actual.

“El año pasado, Costa Rica tuvo la triste noticia de que en un período muy corto sucedieron varios homicidios de personas menores de edad y eso nos llevó, a la Fiscalía General, a hacer un estudio para analizar qué era lo que estaba pasando, cómo eran atendidos estos casos y cómo estaba colaborando el Ministerio Público (MP) en el trabajo de prevención, porque, aunque intervenimos cuando el delito ya se cometió, lo cierto es que tenemos un interés legítimo, importante e indispensable de colaborar en la prevención: no queremos más víctimas de violencia”, justificó Navas.

Según las estadísticas de la Fiscalía, mientras en el 2014 se recibieron 666 denuncias por violencia contra menores de edad, para el 2019 la cifra aumentó a 1.853. A enero de este año había, aproximadamente, 600 expedientes activos en todo el país.

Específicamente, las denuncias por agresiones físicas subieron de 29 en el 2018, a 59 un año después.

Además, según una encuesta específica del Instituto Nacional de Estadística y Censos, divulgada en agosto del año pasado, el 49% de los niños de Costa Rica ha sido víctima de algún tipo de violencia, al menos una vez en su vida.

“El considerable crecimiento del número de casos hace que se requiera una Política de Persecución Penal especial para la atención de este tipo de delincuencia, de manera que reorganizamos los recursos para trabajar con los que existen actualmente, para lograr mayor eficiencia en la persecución penal de ese hecho delictivo”, manifestó la fiscala en un comunicado divulgado este martes.

La unidad empezará a operar el próximo lunes 18 de mayo y contará con cinco funcionarios en puestos como: fiscal adjunto, fiscal, fiscal auxiliar y técnico judicial. Estará ubicada en el I Circuito Judicial de San José.

El Ministerio Público aclaró que los casos por delitos sexuales contra menores de edad seguirán tramitándose en la Fiscalía Adjunta de Género.

Campaña y lineamientos

Además de atender los casos que se presenten en el país, esta nueva fiscalía también realizará guías y protocolos y trabajará en una “Política de Persecución Penal”.

“Va a ser rectora, lo que significa que a nivel nacional va a dar instrucciones para decidir cómo se debe abordar un caso, cómo se va a recibir una denuncia y cuáles son las medidas urgentes que hay que tomar al momento de intervenir a una víctima”, manifestó Navas Aparicio.

El anuncio de esta nueva instancia incluye una campaña de sensibilización, para que los ciudadanos denuncien todo tipo de delitos en contra de niños, niñas y adolescentes.

“Vamos a trabajar articuladamente con el Hospital Nacional de Niños y otras instituciones encargadas de velar por los derechos de esta población, para asegurarnos éxito en los resultados”, concluyó la fiscala.