Hugo Solano C.. 16 septiembre
Un operativo de la PCD en el aeropuerto Tobías Bolaños permitió capturar, el año pasado, a dos pilotos a una red narco mexicana. Foto ilustrativa: Archivo/ Abelardo Fonseca.
Un operativo de la PCD en el aeropuerto Tobías Bolaños permitió capturar, el año pasado, a dos pilotos a una red narco mexicana. Foto ilustrativa: Archivo/ Abelardo Fonseca.

El Tribunal Penal de Pavas dictó 10 años de cárcel contra cada uno de los dos pilotos detenidos el año pasado en el aeropuerto Tobías Bolaños por legitimación de capitales, uno de los sentenciados era asesor del Parlamento Federal de México.

Así lo detalló la Fiscalía Adjunta contra la Legitimación de Capitales y Capitales Emergentes durante el debate que comenzó el 26 de agosto y terminó la noche de este martes con la sentencia condenatoria.

Se trata de Luis Eduardo Gómez Mendoza, quien era el asesor parlamentario en México y José Humberto Benavides Muñoz.

Se demostró que los dos mantuvieron vinculaciones con una organización criminal internacional dedicada a traficar droga y a legitimar capitales entre México y Costa Rica.

“La Fiscalía comprobó que, previo al 5 de julio del 2019, los imputados recibieron $84.000, provenientes del narcotráfico, los cuales procedieron a trasladar desde México en una avioneta, aprovechando que ambos son pilotos”, dice un comunicado del ente acusador.

Los imputados ocultaron el dinero debajo de los asientos delanteros de la aeronave, en un compartimiento oculto.

Según informó la Fiscalía, para transportar el dinero los imputados elaboraron un falso viaje de turismo desde México, pasando por ciudades como Chihuahua, Morelia y Oaxaca, luego pasaron por El Salvador y por último llegaron a nuestro país.

Los aviadores se hicieron acompañar de dos pasajeros, a quienes en el juicio no se les vinculó con el delito.

La Policía de Control de Drogas, oficiales del Servicio de Vigilancia Aérea y agentes caninos procedieron a revisar la avioneta a su llegada el 5 de julio y encontraron el dinero.

De seguido, la Fiscalía ordenó la detención de los pilotos y el decomiso de los paquetes con los dólares.

Los sentenciados permanecerán seis meses más en prisión preventiva, mientras la sentencia queda en firme.