Judiciales

Padres y esposa de Palidejo se libran por prescripción en caso de lavado

Juzgado Penal de Alajuela rechaza devolver bienes incautados a la familia de Alejandro Jiménez

Los padres de Alejandro José Jiménez González, alias Palidejo, quien actualmente está preso en Guatemala tras ser condenado a 50 años por varios delitos, se libraron en nuestro país, por prescripción de la acción penal, de un caso en el que figuran como sospechosos del delito de legitimación de capitales, confirmó la oficina de prensa del Ministerio Público.

La decisión la tomó el Juzgado Penal de Alajuela, el pasado 28 de marzo dentro del expediente 10-004272-0057-PE, cuando se resolvió un incidente planteado por el abogado Francisco Campos Bautista, a favor de los miembros de la familia Jiménez, en el cual alegó que desde agosto del 2021 la acción penal se extinguió. Además, solicitó la devolución de los bienes y el levantamiento de las anotaciones de las propiedades por lo cual la Fiscalía Adjunta de Legitimación de Capitales y Persecución Patrimonial se opuso.

“El juzgado rechazó el incidente de prescripción de la acción penal a favor del imputado Alejandro Jiménez González, de 48 años. Sin embargo, en la misma resolución el despacho acogió la gestión que favorece a los implicados de apellidos Pérez Sánchez de 45 (esposa de Palidejo), así como a su padre apellidado Jiménez Solano de 72 y su madre González Vega, de 69 años”, dice el comunicado de la Fiscalía.

El Ministerio Público precisó que “en cuanto a los bienes, la solicitud de devolución fue rechazada, primero, por mantenerse la persecución penal en contra del imputado Jiménez González y segundo, por la existencia del procedimiento por capitales emergentes que formuló el Ministerio Público ante el Tribunal Contencioso Administrativo, bajo el expediente 18-000362-1028-CA que todavía está en trámite”.

Sobre esta disposición del despacho judicial, el abogado Campos manifestó: “Eso prescribió desde agosto del año pasado. A la Fiscalía se le dio audiencia incluso no pudieron oponerse porque estaba bien todo y el juzgado resolvió con base al cuadro fáctico del expediente”.

Consultado el litigante sobre si los padres y la esposa ya regresaron a suelo costarricense, pues su paradero se desconoce desde el 2011, dijo no estar enterado. “A mí lo que me tocaba era nada más estar al tanto del expediente penal y sus resoluciones”.

Respecto al tema de los bienes comentó que eso tiene que verse próximamente, pero que no profundizará más, pues el asunto todavía está en estrados judiciales.

En cuanto a la posibilidad de que Alejandro Jiménez solicite la repatriación para terminar de cumplir la pena impuesta en Guatemala en cárceles costarricenses, dijo que eso todavía no se ha pensado pues nuestro país mantiene una orden de extradición en contra de él y eso suspende cualquier posibilidad de prescripción. “Él está todavía allá y nos falta mucho sobre el tema. Vamos a proceder a agotar todo lo que se pueda para ver si también se decreta la prescripción”, añadió.

El tema de la prescripción fue dado a conocer al mediodía de este viernes en Telenoticias, de Canal 7.

Alejandro Jiménez, un ciudadano alajuelense procedente de una familia humilde y que tuvo entre el 2009 y el 2011 un auge económico extraordinario, vivía en una lujosa residencia en la urbanización Altos de Montenegro, en Canoas, Alajuela. Este hombre tomó notoriedad cuando las autoridades de Guatemala emitieron el 14 de julio del 2011 una orden de captura internacional, pues lo señalaron como la persona que planificó el atentado en que murió, el 9 de julio del 2011, el cantautor argentino Facundo Cabral, en Ciudad de Guatemala.

En aquel momento el músico argentino viajaba en una camioneta hacia el aeropuerto internacional La Aurora. Lo acompañaban el empresario nicaragüense Henry Fariñas Fonseca, quien resultó herido en el atentado, pero sobrevivió.

Palidejo fue condenado el 7 de abril del 2016, en Guatemala, a descontar 50 años de prisión por el asesinato de Facundo Cabral y otros delitos. El día de la sentencia, Jiménez habló y dijo ser inocente. “Yo pido mi absolutoria (...) tengo cuatro años de estar acá (...) a mí, en el 2009 y en el 2010 me hicieron una investigación en Costa Rica por legitimación de capitales (...) me hicieron intervenciones telefónicas, seguimientos y la resolución fue negativa, por eso se archivó el caso.

“A mí me traen acá ilegalmente desde Colombia (...) no he podido aclarar, poder defenderme de todo esto, se puede ver que no hay absolutamente nada, solo presunciones y el señor fiscal dijo unas cosas que no son (...) Les pido verdaderamente la absolución y que se me lleve para Costa Rica para poder aclarar mi situación”, declaró en aquel momento.

Las autoridades costarricenses nunca han dado a conocer pormenores sobre cuál es el contenido de las investigaciones en torno a Jiménez y su familia. Lo que es cierto es que varios bienes fueron confiscados y puestos en venta, pero hasta el momento no se ha logrado que nadie los compre.

Carlos Arguedas C.

Carlos Arguedas C.

Periodista en la sección de Sucesos. Trabaja en La Nación desde el 2000 siempre en la cobertura de asuntos de Sucesos y Jurídicos.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.