Judiciales

Oficiales ligados a robo de armas en academia policial descontarán tres meses de prisión preventiva

A los sujetos se les investiga por el presunto delito de robo agravado

Dos oficiales de la Fuerza Pública, vinculados con el robo de armas en la Academina Nacional de Policía (ANP), descontarán tres meses de prisión preventiva mientras avanza la investigación en su contra.

La decisión fue tomada este viernes en la madrugada por el Juzgado Penal de Pococí, que después de analizar los argumentos de las partes, acogió la solicitud de la Fiscalía Adjunta de la zona.

Se trata de dos policías de apellidos León Zúñiga (30 años) y Madrigal Sandoval (26). Ellos comenzaron a laborar para el Ministerio de Seguridad Pública (MSP) en octubre del 2012 y enero del 2018, respectivamente.

De acuerdo con el Ministerio Público, a ambos uniformados se les investiga como sospechosos de un delito de robo agravado, ya que, al parecer, entraron en contacto con el grupo criminal que ingresó al lugar, por lo que se presume que ayudaron a coordinar el ilícito.

“Se sospecha que, el día de los hechos, estos imputados simularon parte del asalto. Incluso, se presume que León habría fingido ser rehén de los otros sospechosos para trasladarse con ellos y pedirles a los oficiales que custodiaban las armas que abrieran las puertas”, precisó el Ministerio Público el miércoles anterior en un comunicado de prensa.

Ese mismo día, el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) informó de que, en apariencia, los policías suministraron información y facilitaron el ingreso a los ladrones en la ANP, en Los Pinos de Roxana de Pococí, Limón.

“Como consecuencia de investigaciones desarrolladas por el Ministerio Público y el OIJ, (el martes) se logró la captura de dos sujetos (...), quienes son funcionarios policiales y estaban destacados en la Academia Nacional de Policía.

“Ellos se encontraban en la primera línea de ingreso, encargados de la seguridad del local donde se custodiaban las armas de fuego y, de acuerdo con la hipótesis investigativa, ambos facilitaron el ingreso de los sujetos (los asaltantes) al lugar y brindaron información que permitió culminar con la sustracción que investigamos.

“También omitieron aclararnos una serie de datos de las bitácoras policiales cuando fueron entrevistados, inicialmente, como testigos alusivos a aspectos relacionados con los acontecimientos ocurridos antes de que se suscitara el robo. Estos factores, unidos a otros elementos probatorios que se han compilado, generan una probabilidad importante de que ambos estuvieron vinculados e intervinieron en la sustracción de las armas”, explicó Wálter Espinoza, el director del OIJ, días atrás.

De manera paralela, un hombre de apellido Espinoza, también es investigado por tener las armas, municiones, chalecos y radios en su vivienda en barrio El Nido, en la Rita de Pococí, a a 3,7 kilómetros de las instalaciones de la academia.

Por ello, desde el miércoles este sujeto cumple con las medidas cautelares de no molestar a testigos, presentarse a firmar cada mes, no acercarse a un kilómetro del lugar de los hechos e impedimento de salida del país.

El jerarca del OIJ dijo que la investigación todavía está en desarrollo, ya que esperan poder esclarecer aún más las circunstancias del atraco.

El caso se encuentra en investigación dentro del expediente 21–000528–066–PE.

Los hechos

El robo de las armas se produjo el sábado en la madrugada, cuando cinco individuos llegaron a pie, con ropas oscuras y gorras para robarse 25 armas de fuego de la Academia Nacional de Policía.

El atraco trascendió a las 4:03 a. m., cuando policías de Fuerza Pública pidieron ayuda para atender a otros compañeros heridos.

Los delincuentes, quienes tenían pleno conocimiento del lugar por donde se desplazaban, irrumpieron en la Academia cerca de las 3 a. m. y permanecieron unos 40 minutos dentro de las instalaciones policiales. En el lugar, no hay cámaras de vigilancia.

Primero emboscaron a los dos vigilantes que estaban en la entrada principal. Ellos cumplían su trabajo en un toldo abierto, pues la caseta del acceso principal está en construcción.

Luego, dominaron a otros dos agentes distribuidos en la oficialía y la oficina de comunicación y cuatro más que realizaban rondas en cuadraciclos.

Todos los policías fueron amarrados. A dos de ellos los golpearon. Luego, fueron a la habitación donde estaban las armas y se apoderaron del arsenal.

Las armas las metieron en sacos y las cargaron en un vehículo en el cual huyeron del lugar.

Posteriormente, el armamento fue ubicado en una casa en barrio El Nido, en la Rita de Pococí, a 3,7 kilómetros de las instalaciones de la academia.

También se recuperaron las municiones, los chalecos y los radios de comunicación interna sustraídos.

Colaboró el periodista Carlos Arguedas C.

Información actualizada a las 9:42 a. m. con más datos.

Eillyn Jiménez B.

Eillyn Jiménez B.

Periodista de la Sección de Sucesos y Judiciales. Bachiller en Periodismo de la Universidad Internacional de Las Américas y licenciada en Comunicación de Mercadeo de la Universidad Americana.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.