Carlos Láscarez S.. 29 abril
El empresario será sometido a una nueva operación en su rodilla.
El empresario será sometido a una nueva operación en su rodilla.

El empresario Juan Carlos Bolaños Rojas, centro del escándalo del cemento chino, logró este lunes un cambio en las medidas cautelares confirmó vía telefónica su abogado Juan Marco Rivero.

Entre las medidas cautelares que ahora tendrá Bolaños, de 39 años figura el arresto domiciliario o casa por cárcel, el uso de una tobillera electrónica, impedimento de salida del país, con entrega del pasaporte, vigilancia de Fuerza Pública, no comunicarse con testigos en la causa ni funcionarios del Banco de Costa Rica.

Además deberá pagar una fianza (caución real) con dos cédulas hipotecarias, o sea puso a responder propiedades.

Estas medidas las cumplirá luego de que sea operado de su rodilla, sin que conozca la fecha de la intervención.

El cambio fue ordenado por el Juzgado Penal del Segundo Circuito Judicial de San José, “atendiendo un tema de salud”.

"Se logró el cambio de medidas cautelares luego de un año y medioe batalla legal. Desde el principio se le señaló que él tenía un daño real en la rodilla, la cual se determinó con diferentes dictámenes médicos. Él no recibió el tratamiento que le correspondía. Los centros penitenciarios por los que pasó no les brindaron los cuidados para que se recuperara. Se dificultó al extremo la llegada de los médicos”, manifestó Rivero.

El abogado añadió que el cambio de medida rige a partir de la fecha en que se aplique el procedimiento médico que recibirá su rodilla derecha. La audiencia de apelación debe convocarse antes del 3 de mayo.

La oficina de prensa de La Corte indicó que la apelación será resuelta por el Tribunal Penal del Segundo Circuito Judicial.

La Fiscalía informó, que según la resolución notificada este lunes, el cambio de medida cautelar fue solicitado hace aproximadamente dos meses por Bolaños, quien alegó que el sistema penitenciario no puede darle la atención ni la contención inmediata que requiere una persona que sea intervenida quirúrgicamente.

El Ministerio Público añade que el sospechoso debe continuar cumpliendo prisión preventiva, pues cuenta con documentación que acredita que en el centro penal sí se cuenta con esa atención y contención que se requiere.

Bolaños permanecía en la cárcel de Adulto Mayor, en San Rafael de Alajuela, donde había sido trasladado para seguir la rehabilitación que requiere después de una operación de rodilla realizada en diciembre pasado. Ya había estado en diferentes centros penitenciarios.

El empresario es investigado por los supuestos delitos de peculado, tráfico de influencias, denuncia calumniosa y simulación de delito.

El importador de cemento chino fue capturado a las 4 a. m. del 3 de noviembre del 2017, en vía pública en Atenas, Alajuela, cuando se trasladaba a alta velocidad en un vehículo Land Rover.

Siete exfuncionarios del Banco de Costa Rica (BCR) son investigados por supuestamente haber facilitado el otorgamiento irregular de dos líneas de crédito de $30 millones a Bolaños para importar cemento desde China. Asimismo, son indagados cuatro funcionarios del Banco Popular y dos gerentes de Sinocem Costa Rica por un aparente crédito anómalo de $5 millones entregado en el 2015.

De todos los involucrados en el caso, solo Bolaños cumple con prisión preventiva.

La investigación por este caso se encuentra en desarrollo dentro de la etapa preparatoria, la cual consiste en la recolección y análisis de pruebas y es privada para terceras personas, según el artículo 295 del Código Procesal Penal.

El 20 de diciembre pasado, el Ministerio Público confirmó que abrió una causa judicial por la aparente alteración de un acta de la Junta Directiva del Banco de Costa Rica (BCR).

La investigación gira en torno a un presunto delito de falsedad ideológica, dijo la oficina de prensa de la Fiscalía.

El expediente es el 18-145- 0033-PE y se mantiene bajo indagación, en una etapa privada para personas ajenas al proceso.

La alteración se habría producido en el acta 16-17 del 26 de abril del 2017. En aquel momento, Paola Mora presidía la Junta Directiva del Banco.

En febrero anterior, Ana Laura Suárez Aguiar, esposa del importador de cemento chino Juan Carlos Bolaños Rojas, fue indagada por la Fiscalía la mañana como parte de la investigación que se le sigue por el presunto delito de peculado.

La indagatoria es parte de las diligencias que se realizan bajo el expediente 17-000013-033-PE, relacionado con el caso conocido como “cemento chino- Banco Popular”. La mujer entregó su pasaporte, no podrá salir de Costa Rica y deberá firmar una vez al mes en un despacho judicial.

De acuerdo con el Ministerio Público, en la misma causa penal que se sigue contra Suárez figuran como imputados el propio Bolaños y otras ocho personas apellidadas Rojas Segura, Cortés Zúñiga, Bogantes Brenes, Gómez Barrantes, Delgado Negrini, Alpízar Hidalgo, Thompson Camacho y Arias Silesky.

El 17 de octubre del 2017, Suárez acudió a la Comisión Investigadora de Créditos Bancarios de la Asamblea Legislativa y, en aquel momento, se abstuvo de declarar.

Inconsistencias

Fue a través de la firma Sinocem que Juan Carlos Bolaños obtuvo en el Banco de Costa Rica dos líneas de crédito revolutivas, con un tope de endeudamiento de $30 millones, para importar cemento chino, a principios del 2016. Las otras tres compañías del consorcio figuran como codeudoras.

En total, Bolaños logró que en diez meses, de febrero a noviembre del 2016, el BCR le hiciera siete giros por $38,9 millones.

A principios de este año, el Banco de Costa Rica le hizo un refinanciamiento a Sinocem, extendiéndole de seis meses a 18 meses el periodo de pago, y con el cual el empresario quedó debiendo $25 millones.

En el caso del Banco Popular, el crédito fue girado a la firma Invesiones e Inmobiliaria del Grupo JCB. En esta entidad, el Grupo JCB también quedó debiendo $4,4 millones, por lo cual el Popular se adjudicó tres propiedades.

Colaboró la periodista Ángela Ávalos.